La Carta

La Carta

La Gualdra 413 / Río de palabras

 

 

En la carta que me envías me dices que la tinta apenas me lees desaparece, te lo voy a explicar: eso se debe a que cierto vendedor me recomendó un estanco. Te cuento, resulta que entré y pedí una pluma, pero el dependiente me recomendó que había llegado de oriente un compuesto raro, que le venía muy bien a quien escribía cartas, le dije que ése no era mi caso, que yo enviaba telegramas. Me dijo que no era importante, que si yo hacía mis originales en un papel antes de dirigirme hacia la oficina de correos, a lo que asentí. El vendedor abundó y dijo que lo importante entonces era que cuando el destinatario leyera el telegrama desaparecería al instante lo escrito. Es cierto, durante mis viajes me he dado cuenta, que no importa lo escrito si no es leído, que inmediatamente lo escrito se vuelve inútil. Te lo digo sinceramente, nunca he esperado que tú me escribas algo. Espero que tu viaje sea tan placentero como el mío. Que encuentres hadas, gnomos, duendes y te pongas a flipar con las madréporas que se adhieren durante los días lluviosos. No te recomiendo las playas, ya ves que están llenas de gente. Por cierto, la otra vez estuve pensando en la extraña forma de quien camina debajo de los puentes ¿te habrás dado cuenta acaso? Es como si encima tuviera al mundo entero; o trajera consigo una montaña de libros. Espero que lo de la tinta no sea un problema, no te angusties, si llegáramos a desaparecer, tendríamos entonces que inventarnos otra historia, crecer más, engordar menos, imaginar que hemos sido otras y que hablamos idiomas inconcebibles. Yo te escribiré cartas hasta que se me agoten las manos, los ojos y las ideas, porque eso es lo único que sé hacer decentemente: escribir. Ahora te aviso que he escrito una novela donde narro nuestras andanzas. Donde delato todo lo que hicimos de jóvenes. Le conté a todo mundo las borracheras y los robos, pero no te fijes, nadie nos dictará cadena perpetua. Te dejo, saldré a desayunar y coger un poco de aire. El día será largo y yo me ando quedando corto de ganar y fuerzas. Sabes que te quiero y que nunca abandonas mi cabeza. Te veré pronto.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ