Bienvenido Evo: queremos dar también la bienvenida a centroamericanos

Bienvenido Evo: queremos dar también la bienvenida a centroamericanos

México vuelve a brillar en la escena mundial por su política de relaciones exteriores que abre la puerta a perseguidos políticos que ven en peligro sus vidas por efecto de esos conflictos. Han sido célebres algunos casos en la historia de México en el tema de asilo político. El caso de los transterrados españoles durante la dictadura de Francisco Franco es reconocido por propios y extraños como un acto de enorme valía ética. Pero en esos eventos los mexicanos nos hemos visto particularmente beneficiados: en el mismo caso de los españoles entre los asialdos venían una valiosísima nata intelectual que vino a formar académicos en las áreas de la economía, la historia, la filosofía y el psicoanálisis. Personajes de la talla de José Gaos llegaron a las aulas universitarias mexicanas a formar generaciones enteras. De la misma manera los académicos chilenos y argentinos, como Enrique Dussel (que llegaba de Argentina huyendo de los bombazos que recibió en su hogar) y Chilenos (ahora zacatecanos) como Víctor Figueroa que inauguraron o catapultaron los estudios de las ciencias sociales y políticas en la Universidad Zacatecana. En suma, lo que debemos tener en cuenta, es que la política de asilo en México no ha sido solo virtuosa para el prestigio ético del servicio exterior mexicano, sino que en ello, hemos sacado enormes beneficios los mexicanos.
En los sexenios panistas esa tradición de solidaridad y decencia del gobierno de la república se enlodó. El servicio exterior perdió dignidad y conoció la vergüenza en el sexenio de Vicente Fox. Los eventos son de sobra conocidos. La genuflexión con el gobierno de los Estados Unidos marcó los dos sexenios panistas y el último priista.

Con los eventos desatados en Bolivia y el ofrecimiento de asilo político a su (ex)presidente, Evo Morales, el servicio exterior parece recuperar la dignidad. Solidaridad y decencia con esfuerzo incluido: fueron por él a su país y batallaron para lograrlo. En esta casa editorial reconocemos ese gesto que, claro está, es altamente simbólico. Con esos actos el país en su conjunto resulta colmado de honor. ¿Hay quien reconozca ahora mismo el valor del honor en la política? Creemos que sí. La comunidad mundial está puesta en México y ha tomado ejemplo de ello.

Ahora bien, no podemos cerrar este espacio sin mencionar una laguna o deuda que en el tema de relaciones exteriores tiene ahora mismo México: el caso de los migrantes centroamericanos. Los ciudadanos guatemaltecos, salvadoreños y hondureños que ingresan a nuestro país lo hacen también porque sus vidas están amenazadas. Igual se les aplica el articulo 11° de la Constitución. Pero hasta ahora, eso es la narración de una deuda. El gobierno de México ha deportado a miles de ciudadanos que salieron huyendo de su país de origen para salvar sus vidas. La pregunta de fuego es, ¿por qué se le da la bienvenida a Evo y se deporta a los centroamericanos? Esa pregunta la debe responder el gobierno de México. Aplaudimos la recepción a Evo. Queremos también aplaudir la bienvenida a los centroamericanos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ