Los (cortesanos) informes de los alcaldes metropolitanos: mensajeros de sí mismos

Los (cortesanos) informes de los alcaldes metropolitanos: mensajeros de sí mismos

Los municipios están en crisis. Las crónicas de las capacidades muy lejos de las competencias han sido lugar común en todos los análisis sobre municipalismo. Pero son 300 los municipios con más problemas, justo los que tienen gastos estratosféricos por la enorme población a la que tienen que atender en los servicios básicos a que los obliga el artículo 115 constitucional. Esos 300 municipios son los más urbanizados y concentran al 70 por ciento de la población del país. En ellos están los metropolitanos. Pues bien, el caso es que esto se reproduce en Zacatecas: los 3 municipios con más problemas y mayores necesidades de gasto son los metropolitanos, Zacatecas, Guadalupe y Frenillo. Los tres municipios son gobernados por Morena. Entonces, uno esperaría que estando con enormes necesidades de eficiencia de gasto y bajo el discurso del Presidente, en el sentido de la sobriedad en los actos de gobierno y la abierta austeridad en la burocracia, hubiera un informe apegado a formatos republicanos. Y no: presenciamos verdaderos arreglos cortesanos.

El más notorio fue el de Guadalupe, porque no sólo es el más endeudado y con mayores asfixias financieras, sino que fue el que hizo más gastos en edificar un techo para toda la plancha del ex-jardín Juárez, el cual es muy grande. Un verdadero evento cortesano de autoelogio y de innecesario acarreo de población rural. El gasto de tiempo en los procesos de producción del evento rebasa con mucho el tiempo invertido en la elaboración de documentos que pudieran dar claridad del avance del plan de desarrollo presentado al inicio de su administración. Los videos y las estrategias de comunicación son propias de campañas, no de la republicana rendición de cuentas. Incluso el lenguaje que usan los colaboradores de Julio Cesar en las redes para invitar al informe es propio de súbditos o lacayos de un Emir municipal. Pena ajena esos comunicados. La paradoja es que ese Emir se baña en sus orígenes populares y su fe católica.

¿Y la rendición de cuentas? Los tres alcaldes la perdieron entre tantas luces, loas y estrategias de marketing de posicionamiento político. La república está enterrada en las lustrosas boñigas de las formas cortesanas de presidentes municipales que se creen pequeños (o jóvenes) príncipes herederos. ¿Quién será el heredero? Los Juniors de la sucesión, que gobiernan en Zacatecas y Fresnillo, hacen eventos edificantes de su imagen y no de las mediciones de sus metas, porque han creído que son posibles sucesores a la gubernatura. Pero en estos casos, los efectos pueden ser contraproducentes: la narrativa de la modestia y la sobriedad marcada por el presidente, en la cual, los últimos serán los primeros; ellos hacen eventos para ponerse como los primeros (que pueden resultar ser los últimos). El evento del gobernador y del presidente han sido calificados, ambos, de sobrios y llenos de mensajes importantes. En el caso de los alcaldes aquí comentados, son lo contrario: nada de sobriedad y se abocaron a ser mensajeros de sí mismos. En todas las banquetas y cafés de la zona metropolitana escuchamos críticas en esta tónica. Parece ser que es el síntoma de su inmadurez: no están listos para
más.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ