Repensar la Educación; rol de maestros transformadores (segunda y última parte)

Repensar la Educación; rol de maestros transformadores (segunda y última parte)

Yo no puedo enseñaros nada,
solo puedo ayudaros a buscar
el conocimiento dentro de vosotros mismos,
lo cual es mucho mejor que traspasaros mi
propia sabiduría
Sócrates (filósofo griego)

¿Qué es un maestro?, ¿Quién es un maestro?; resulta difícil responder a estas interrogantes de una manera cabal, mucho más difícil es llegar a acuerdos sobre lo que significa cada una de estas; si pensamos con la lógica de que cada maestro tiene su propio estilo de ejercer su práctica profesional, entonces, cada maestro tiene el concepto de sí mismo como tal y de los demás. Concibo al maestro como un ser humano e histórico, capaz de interactuar sensible y responsablemente con los sujetos del contexto done profesionalmente se fortalece; conceptualizar el término maestro, es algo así como pensar de un sujeto que se encuentra en una sociedad educadora coadyuvando a fortalecer ésta, donde la familia es el núcleo de la sociedad y lo padres son los primeros maestros de sus hijos así como los maestros los segundos padres de los educandos.

El proceso educativo que se viva en cualquier sociedad debe manifestarse de una manera integral, íntegra e integrada, debe favorecerse a la simbiosis social entre los diferentes sujetos que conforman la sociedad misma, pensando así, podríamos ser tolerantes ante la diversidad, divergencia y discrepancia entre los individuos, puesto que solo así se le dará sentido y rumbo a la construcción de una sociedad. Pensar en maestros inmersos en una sociedad necesitada, que requiere sanearse, es, hacerles saber que la sociedad requiere de ellos para que se recomponga la misma y que una de las mejores vías de hacerlo es fortaleciendo al sistema educativo, por consiguiente, a la educación particularmente formal y a las instituciones educativas.

Es urgente reivindicar al sistema educativo y fortalecer a las instituciones encargadas de cumplir con este cometido, necesario es también pensar en maestros con perfiles multidisciplinarios, que tengan el conocimiento y dominio requerido para ejercer su profesión, que incursionen en procesos de conjugación teórica, metodológica y contextual para que se encuentren en condiciones de generar conocimiento socialmente útil; conocimiento que sea válido pero también valioso, que resulte del ejercicio de acciones de calidad y con calidez. Lo multidisciplinario de un docente puede ser garantía para que incursionen en la legitimación de procesos de transformación educativa y social.

Independientemente del nivel educativo en el que ejerza su profesión el docente, se hace necesario que cuente con un capital de conocimientos que le informen sobre su práctica, conocimientos relacionados con los postulados teóricos que existen en torno a cómo se desarrolla la estructura de pensamiento del individuo para estar en condiciones de conocer cuál es el potencial cognitivo con el cual cuentan sus educandos, cuando los maestros reconozcan que los alumnos aprenden y socializan el conocimiento, se verán mayormente interesado en diseñar estrategias didácticas para trabajar los contenidos curriculares de la mejor manera y facilitar los aprendizajes. No es fácil la labor del docente, sin embargo, cuando se toma conciencia de la imperante necesidad que se tiene de transformar al sistema educativo, los maestros asumen su compromiso y enfrentan todos los desafíos, esto les permitirá reconocer la diferencia entre instruir y educar así como dimensionar cada uno de estos momentos.

El no considerar a las escuelas normales en la cuarta transformación, es probable de que la iniciativa de mejora educativa no prospere, cierto es que ha habido foros de consulta de los cuales han surgido propuestas de formación que se antojan promisorias, a la fecha no se han corregido los vicios en el seno de las instituciones encargadas de formar los futuros maestros. En el Plan Nacional de Desarrollo tampoco son consideradas las escuelas normales, situación que hace pensar que difícilmente se dará de manera cabal la transformación del sistema educativo mexicano, tal vez el no considerar a estas instituciones formadoras de docentes, es para no darles pauta para que ni siquiera puedan hacer sus propias propuestas de reforma.

En retrospectiva, quienes impulsaron la conformación de un sistema educativo sólido, fueron los maestros de la posrevolución (1921), ellos construyeron la escuela pública sentando las bases para la formación de ciudadanos con alta civilidad y fortalecimiento de su dimensión humana; lamentablemente, entre los años 60 y 70 se demeritó la formación de docentes dado que México adoptó modelos educativos extranjeros, cambió el rol de maestros educadores al de maestros instructores dado que solamente lo que hacían era operar contenidos curriculares cual obreros de la educación. Estoy convencido de que los normalistas de antaño hicieron grandes aportes a la educación, seguro estoy también que las normales de hoy pueden recuperar y fortalecer el legado pedagógico en caso de que se conviertan en promotoras de la construcción de una nueva escuela. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ