Entrevista con Alejo Moguillansky y Luciana Acuña sobre la película ‘Por el dinero’

Entrevista con Alejo Moguillansky y Luciana Acuña sobre la película ‘Por el dinero’
Alejo Moguillansky y Luciana Acuña

La Gualdra 390 / Entrevistas / Desayuno en Tiffany’s, mon ku / Cine

 

 

Durante el pasado Festival de Cine de Cannes tuvimos la suerte de poder entrevistar a Alejo Moguillansky y Luciana Acuña, dos miembros del colectivo argentino El Pampero Cine. Presentaban su último trabajo, Por el dinero.

 

Sergi Ramos: ¿Qué es El Pampero?

Alejo Moguillansky: El Pampero Cine es una organización situada en Buenos Aires que creamos hace ya 15 años junto a otros tres cineastas, Mariano Llinás, Agustín Mendilaharzu y Laura Citarella y básicamente hacemos películas. Hay ciertos matices, que son que nunca El Pampero hizo cine de forma industrial, siempre se orientó a investigar la producción, exhibición e incluso ahora distribución de películas por fuera de los esquemas industriales y tratando siempre de reinventarse un poco a sí mismos.

También un poco fóbicos y críticos de un sistema industrial donde un cineasta tarda cinco años para filmar una película. El Pampero siempre tuvo una necesidad de tener una relación directa con estar más cerca de lo que inventó Lumière. Agarrar una cámara y filmar. Viste que en el cine contemporáneo cada vez es más difícil esa idea. Cada vez hay más mediación para hacer una película, que si pitchs, forums labs… y el nivel de burocracia alrededor de una película es mucho. ¿Cómo filmaba Chaplin? Todos los días de su vida. Ensayaban, filmaban, editaban y sacaban la película. El Pampero no es mucho más que eso, volver a hacer cine como lo hacía Chaplin.

 

SR: ¿Cuál es vuestro proceso creativo?

AM: No hay una regla. En general el punto de partida rara vez es un guion, sino una situación real que provoca material documental y que rápidamente se va rodeando de ficción, se va construyendo dramaturgia. Muchas veces la historia de la película es la historia de sí misma, de cómo se fue construyendo. Hay poco material inventado, sobre todo en temas argumentales.

Luciana Acuña: Tampoco la construcción de los personajes es sicológica o tradicional. Los personajes tienen mucho que ver con las personas que los interpretan, son más funcionales, más roles que caracteres.

AM: Y por otro lado hay una especie de voluntad de dar un tono musical a las películas, y ahí tiene mucho que ver el trabajo con Luciana, ella es coreógrafa y bailarina y yo soy director de cine y montajista.

SR: ¿Cuál es el punto de partida de la película?

AM: La película parte de una obra de teatro que pusimos en escena unos años antes, que también se llamaba Por el dinero. Se trata casi más de un documental sobre esa experiencia que de una película de ficción, sobre los problemas económicos reales con los que nos encontramos hoy para poder realizar nuestras creaciones. En el contexto más general de la crisis en la que está sumida Argentina, la obra la tuvimos que montar con un presupuesto de 10.000 pesos (6.000 pesos mexicanos). Esta situación económica se acabó convirtiendo en el propio argumento de la obra.

 

SR: También está muy presente esta relación con otras artes en tus demás películas.

AM: A mí me interesa filmar a los artistas, sin que sea algo premeditado. Me interesa el proceso de creación en sí mismo, y filmarlo. Aunque esto es infilmable por otro lado, porque ¿cómo filmas un proceso de creación?

LA: Algo que siempre decís que es lindo es que te gusta filmar a los artistas en estado de creación, con esa fragilidad que tiene un artista en el momento que crea, el abismo tan grande con el que uno se enfrenta, filmar a alguien en un estado de desnudez.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70