Al pueblo… pan y circo

Al pueblo… pan y circo

Son tres meses de anticipación ya es anunciada y celebrada con bombo y platillo la próxima Feria Nacional de Zacatecas (FENAZA); en medio de una crisis financiera, de inseguridad, y de un montón de adversidades para nuestro bello Estado, pareciera ser que era de urgencia para el Gobierno del Estado tener alguna buena noticia para los Zacatecanos y el tema perfecto para tratar de levantar la aceptación y la popularidad pues es la famosa Feria de Zacatecas. Ruedas de prensa, videos publicitarios y contenido en redes sociales, han sido parte de la estrategia publicitaria de la FENAZA 2019. Esta puesta toda la carne en el asador para que la edición 2019 de la FENAZA sea la mejor de los tiempos (eso dicen los que andan ahí al frente de la organización). No importa que no se tenga dinero para otros rubros, para gastar en la organización de la feria sí hay; no importa que el Gobierno del Estado se la pase rogando un rescate financiero a la federación, para traer artistas de primer nivel, Zacatecas sí tiene dinero; no importa si no hay para pagarles a los maestros, para pagarle millones a Ricky Martin si existe presupuesto. De todas formas al pueblo, pan y circo; con unas cuantas canciones de reguetón bailadas en el “Multiforo”, a muchos zacatecanos se les olvida la inseguridad que se padece a diario; es por eso que los gobiernos se atreven a gastar lo que no tienen para mantener entretenida y “contenta” a la población; o al menos es a lo que le apuestan.

El origen de las ferias es muy antiguo y su inicio obviamente no fue en México, sino en Europa. Durante la época de la Edad Media, en que el comercio se expandía por las distintas regiones del viejo mundo y entre los distintos pueblos, las ferias fueron creadas principalmente para impulsar un intercambio comercial y culturas entre las diferentes regiones. Con un propósito principalmente comercial, lo cual dejaba grandes cantidades de impuestos, las autoridades locales propiciaban todo lo necesario para que dichas ferias comerciales se pudieran llevar a cabo. Con el paso del tiempo, se fueron añadiendo los espectáculos, la música y los juegos a estas ferias; posteriormente se combinaron con la veneración a algún santo patrono del lugar donde se realizaba la feria; pero en ningún momento dejaron de tener como eje central el desarrollo del comercio y de la cultura, lo que se traducía en obvios beneficios para la población. Actualmente, aun podemos encontrar características comerciales y culturales en las ferias, pero hay que decir que ya no es lo mismo de antes. Las ferias principalmente son utilizadas para entretener a la población, para distraerla y hacer que por un tiempo se olviden la vida rutinaria. Se pudiera decir, que existe una relación entre lo ostentosa que puede ser una feria y la ineficacia del gobierno en turno. Un gobierno al no dar resultados, al no cumplir con las expectativas del electorado, ante su incapacidad de resolver problemáticas como la inseguridad, la educación el empleo etc., aprovecha la realización de la feria para manipular el sentir colectivo y la opinión pública mediante el “show”; es decir, mantienen al pueblo contento aunque sea por unos días. Es por eso que actualmente, cuando se organiza una feria como la FENAZA, poco importa la riqueza cultural y el intercambio comercial, poco importa el dinero derrochado; lo que importa son los artistas, la música, “el show”.

Pues bien, ahora que ya está más que anunciado el cartel de la próxima Feria Nacional de Zacatecas, es momento de detenernos un poco como ciudadanos y ciudadanas a analizar sobre las prioridades que debe tener Zacatecas. Aún no hay cifras oficiales, pero se habla que está edición de la FENAZA costará alrededor de 100 millones de pesos; si esa cantidad resulta ser real, para darle pan y circo a la ciudadanía el Estado estaría destinando más del doble de lo que se le destinó para todo el año a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas; casi 4 veces más de lo destinado para el Sistema Estatal de Protección civil y 4 veces más de lo que se destinó para políticas de igualdad y paridad de género; solo por mencionar algunos rubros. Es responsabilidad de todos hacer las observaciones necesarias al gobierno para que no se derroche en lo que no se necesita. Antes de pensar en la fiesta y la farándula, se debe ser responsable y pensar en la pobreza que hay en el Estado; en la inseguridad que debe ser atendida. No tarda Alejandro Tello en volver a salir en los medios de comunicación, diciendo que la federación tiene en abandono financiero a Zacatecas; cuando en nuestro Estado, para una feria, se derrocha sin control y sin transparencia. Como dijo un buen amigo, piden como pobres y gastan como ricos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ