Bala bizarra, capital de mi estado

Bala bizarra, capital de mi estado

La Gualdra 389 / Río de palabras

 

Podré sonar perverso y chovinista,
al decir: bala bizarra, capital
de mi estado; más cruel que cielo,
más tierra violenta que colorada.

Una doble moral unánime
en sus ambientes, y unas retacadas
gentes de rostros y nalgas operadas,
ilusiones prófugas del erario,
cajas chicas y lujosas casas.

Católicos y ateos de Pedro el Perro Aguayo,
jacobinos de memes y redes incendiarias.
(Y se odian —y también se dan—
unos a otros con buena y mala fe.)

Una péptica montaña de rencores,
mula fingiendo ser caballo encabritado,
pues al dorso lleva una mansión alzada
por quien jura ser virgen de todo latrocinio.

Las subidas y bajadas del terreno
forman dos calles de ida y una de regreso,
y son lo que siempre han parecido:
mera chapuza, un reborujo del destino.

Y una Catedral, y una campana
mayor que nunca suena simultánea
con la primera ráfaga de la metralla
ni con las avemarías de tantos muertos;
qué lástima que la haya escuchado el Papa.

Porque cristianos y descreídos claman
por todos sus desaparecidos
concurren ahora en clamor concéntrico
para frenar la vibración metálica
de los machetes y las balas;
porque el ánima del mal ánimo
se respira en cada fosa clandestina,
en el mutismo que corroe los huesos
y en la apatía que tampoco salva.

 

 

*Zacatecas, 1977. Narra y hace crónica. Es autor de los libros de relatos El refugio del hurón (JUS, 2010) y Servicio al cuarto (Pictographia, 2013).

TW: @juan_gerardo

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70