Trump inició la era de la ley de la selva en sus relaciones con México

Trump inició la era de la ley de la selva en sus relaciones con México

La semana pasada quedó en evidencia la deblidad de la soberanía de nuestro Estado nacional. También vimos actuar al presidente de Estados Unidos al margen de la normatividad internacional, especialmente la construida en materia comercial durante las últimas tres decadas. Su amenaza de imponer una guerra comercial que México no tiene condiciones de librar con éxito, equivale a declarar la inutilidad del Tratado de Libre Comercio vigente, y abrir una era en la que la única ley aplicable será la del más fuerte. Por lo pronto, todo indica que fue la resistencia interna en EU lo que Trump tomó en consideración para dar reversa a su amenaza de imponer tarifas a todas las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos (EU), y canalizar toda su presión hacia el objetivo de disminuír drásticamente el flujo de personas de una diversidad de países que ingresan a México por la frontera sur en pos del status de refugiados que pueden lograr cruzando la frontera sur de EU.

La amenaza del chantaista Trump fue acompañada de nuevas descalificaciones de las agencias calificadoras de riesgo, agencias que no hace mucho tenían la capacidad para descarrilar la economía de los países que osaran resistirse a aplicar el dogma neoliberal en su política económica. Su irrupción en la coyuntura que comentamos tuvo el propósito de recordarnos que no les gusta la decisión de nuestro gobierno de recuperar la soberanía energética y alimentaria. Sin embargo, los nuevos tiempos del mundo han creado condiciones para que, al mismo tiempo un número significativo de bancos internacionales, ratificaran su determinación de participar en los mecanismos pactados recientemente con Pemex en la Ciudad de México.

El desenlace de la ofensiva Trumpiana que comentamos libró a la economía nacional de un shock que hubiera provocado brutales ataques a la estabilidad financiera, lo que hubiera representado la oportunidad que esperan los dueños de los grandes medios de comunicación y sus voceros en los mismos, para intensificar la campaña de descalificaciones contra el presidente con el propósito de disuadirlo de sus intenciones de llevar hasta las últimas consecuencias sus políticas anticorrupción y de redistribución de la riqueza nacional. Están por verse las dimensiones reales de los compromisos firmados por México en materia migratoria, y los efectos reales que tendrá el párrafo del acuerdo que se refiere al Plan de desarrollo regional que elaboraron los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador encabezados por México y auxiliados por la CEPAL.

Por lo pronto, es evidente que México logró un parentesis temporal para impulsar la firma del acuerdo comercial que sustituirá al TLCAN (T-MEC) y para desplegar una gran campaña informativa en EU que propicie el crecimiento del respeto por nuestro país y la comprensión de sus esfuerzos por fortalecer su soberanía energética y alimentaria. Hay que dejar claro que las fabricas de empresas norteamericanas que llegaron a nuestro país en la era del libre comercio, y que Trump quiere de regreso a su territorio, lo hicieron aprovechando condiciones extremadamente beneficiosas para ellos, creadas por los gobernantes neoliberales de los tres paises de américa del norte, y que el nuevo gobierno de México tiene toda la legitimidad para buscar un nuevo rumbo que asegure el bienestar de la mayoría excluida en los últimos seis sexenios.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ