No hay tiempo que perder: necesario un nuevo sistema electoral

No hay tiempo que perder: necesario un nuevo sistema electoral

Ayer se volvió a expresar el traslado masivo de electores de los tres partidos tradicionales (PRI, PAN y PRD) hacia Morena, que observamos el año pasado. Eso le permitió ganar las dos gubernaturas en juego: Baja California y Puebla. La pluralidad está aquí, entre nosotros: 25 gobernadores de México no pertenecen a Morena y militan en otros cuatro partidos –sobre todo en el PAN y en el PRI-, con Jalisco para Movimiento Ciudadano y Michoacán gobernado por el PRD. También se observó que el pluralismo se expresa aún con más fuerza en el último peldaño de la gobernabilidad: alcaldías y municipios donde se reveló una diferenciación del voto mucho mayor. Las dificultades de Morena para postular candidatos unitarios se manifestaron una vez más. Ello muestra que el pluralismo es un hecho político a tomar en cuenta en la discusión del nuevo sistema electoral que México requiere.

En materia programática e ideológica parece que se consolidan tres polos políticos: el de las izquierdas antineoliberales encabezado por Morena, y dos polos con ideología neoliberal dominante: el que encabezará el PRI y el que encabezará el PAN. Se antoja muy dificil que los partidos con registro pero más pequeños: PRD, MC y PVEM, decidan jugarse su registro en 2021 registrando sus propios candidatos. La elección de diputados federales en 2021 puede ser el escenario para estrenar un nuevo sistema electoral que evite la sobre representación del polo electoral mayoritario, fenómeno que marcó la integración del Congreso de la Unión en 2018. Ello se podría lograr si se evita la competencia uninominal entre tres o más, como ocurre en el modelo aleman que tenemos, lo que eleva la probabilidad de que haya triunfadores con menos de 40 % de los votos emitidos. La solución es transitar a un modelo de competencia de listas, nacionales o regionales, similar a los que tienen la mayoría de los paises con sistema parlamentario, que garantizan la mayor aproximación entre el porcentaje de votos logrados y la cantidad de cargos obtenidos. Y lo más importante: que el sistema ya no concentre tanta atención y esperanzas de los electores, en los candidatos uninominales.

Pero las reformas más urgentes son las que permitan trasladar capacidad de decisión de las cupulas partidistas a la base militante. La democracia nacional no podrá desarrollarse si prevalecen los sistemas que permiten o propician las imposiciones cupulares, lo que también propicia la corrupción y la irresponsabilidad política. Es necesario hacer obligatorio en la ley que las elecciones internas de candidatos y dirigentes permitan la participación de las personas afiliadas, y garantizar la mayor transparencia en el manejo de los recursos públicos que se les asignen. Ojalá que las oposiciones en las camaras otorguen la máxima prioridad a esta reforma.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ