El abuso sexual es un delito grave que se persigue de oficio: Sipinna

El abuso sexual es un delito grave que se persigue de oficio: Sipinna
Lorena Lamas Arroyo, secretaria ejecutiva del Sistema de Protección Integral a Niñas Niños y Adolescentes ■ FOTO: GOBIERNO DEL ESTADO

■ Involucra agravantes cuando las víctimas son menores de edad: Lorena Lamas Arroyo

■ Explica que la Fiscalía “puede y tiene la facultad” de llamar a quien, como en el caso del Obispo, tenga información sobre presuntos agresores de niños, niñas y adolescentes

 

El abuso sexual es un delito grave que se persigue de oficio y que involucra agravantes cuando las víctimas son menores de edad, en este sentido la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) “puede y tiene la facultad” de llamar a quien, como en el caso del Obispo de la Diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló, tenga información sobre presuntos agresores de niños, niñas y adolescentes, para que se la proporcione, y así “agilizar y esclarecer los hechos”.

“Desde el momento en que se hace pública esta información las autoridades correspondientes tienen que llevar el caso de manera oficiosa”, dijo la secretaria ejecutiva del Sistema de Protección Integral a Niñas Niños y Adolescentes (Sipinna) del estado de Zacatecas, Lorena Lamas Arroyo; y agregó que “cualquier persona que tengamos conocimiento, sí estamos obligados a proporcionar más información” de presuntos hechos constitutivos del delito de abuso sexual.

La funcionaria precisó respecto del procedimiento, que la Fiscalía debe avisar inmediatamente a la Procuraduría de Protección a Niñas Niños Adolescentes y Familia “para que realice todo un plan de restitución de derechos, porque un niño abusado sexualmente, obviamente va a requerir terapia psicológica, acompañamiento, asesoría jurídica”, e incluso investigar cómo se desarrolla en su ámbito familiar.

Tanto la Fiscalía como la Procuraduría trabajan en estos casos coordinadamente, por lo que esta última interviene en ellos por “default”.

Lorena Lamas exhortó, independientemente del ámbito en que se desarrolle una persona, a que denuncie cualquier acción u omisión “que ponga en riesgo la integridad física o emocional” de niños, niñas y adolescentes, pues dijo, la responsabilidad de su cuidado recae “en todos”.
El tener conocimiento de delitos contra NNA y reportarlos a las autoridades “nos hace parte de una sociedad más libre, porque si queremos tener un estado libre de violencia y no hacemos nada, nosotros mismos estamos fallando”.

Reiteró que “el abuso sexual es un delito grave y más cuando se comete contra menores de edad”, por lo que instó a reportar los casos ofreciendo datos precisos de la ubicación de “esa niña o niño que está sufriendo violencia” a la Procuraduría de Protección a través del 911, instancia que canalizará la información a la Fiscalía.

“Todos somos garantes de derechos, independientemente del ámbito en que nos encontremos tenemos la obligación, y eso también, considerar que eso pone o salvaguarda los derechos de los niñas, niños y adolescentes, porque si un niño sufre abuso y no lo sacamos de ese entorno, va a sufrir, va a tener repercusiones en su vida, en su desarrollo, y eso puede generar que replique ese tipo de violencia” de la que está siendo víctima.

Noriega Barceló informó el pasado lunes a través de medios periodísticos que existen casos de pederastia en la Diócesis de Zacatecas; el prelado se reservó la información de dónde y cuántos tiene conocimiento, no obstante precisar que no se habían iniciado denuncias formales ante la FGJE.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70