■ Comentarios Libres Primero los mexicanos

■ Comentarios Libres Primero los mexicanos

Son respetadas y respetables las opiniones que se manejan en relación con el actual problema migratorio en nuestro país. Yo no comparto la idea de que se debe brindar apoyo a la población centroamericana (salvadoreños guatemaltecos y hondureños principalmente), que desde el mes de octubre pasado, atraviesa territorio mexicano teniendo como destino los Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

Tengo mi derecho a la libertad de opinar:

A todas esas personas se les ha otorgado tanto apoyo por parte del gobierno mexicano, que ya sienten que gozan de superioridad. Incluso, cuando en algunos lugares por donde pasan, la policía trata de intervenir para evitar cualquier disturbio, se dan el lujo de causar todo tipo de desmanes, llegando en algunos casos a la agresión física en contra de esa fuerza pública.

México es un país con múltiples problemas. Difícilmente los podrá resolver. No tiene por qué atender los de otros.

En días pasados, casualmente fui al Polideportivo de la colonia Colinas del Padre en esta ciudad. ¡Oh! Se encontraba ocupado por migrantes. Unos, plácidamente descansaban sobre el césped y a la sombra; otros, practicando deporte y… se observaban varios tendederos con ropa lavada. La puerta de acceso al público se encontraba cerrada y, por lo menos el guardia que se encontraba cuidando, dijo que no se podía pasar. Esa era una orden que le habían dado.

¿Qué es esto?
Aún así, en este particular caso, el pasado miércoles la CDHEZ, exhortó al INM a mejorar las condiciones de alojamiento de migrantes. A su vez, el día de ayer, Ignacio Fraire Zúñiga titular de la oficina de representación del Instituto Nacional de Migración en Zacatecas, señala que es digno el espacio donde se aloja a 160 migrantes, porque hay lugar para dormir, para el aseo personal, sanitarios y regaderas. Además el espacio cuenta con canchas deportivas y área de juegos para los niños, ya que la mitad de la población son menores de 18 años. Pero que también se tiene la prioridad de cuidar su integridad física, su integridad patrimonial, brindarles servicio médico y garantizar su hospedaje y alimentación. En una palabra, que se les atiende bien.

¡Vaya! ¡Menos mal! ¡Ja!
Para nadie es desconocido que en nuestra ciudad, existen colonias en donde los habitantes sufren el suministro irregular de agua; en donde existe problema de drenaje; que para la adquisición de la canasta básica, se debe trabajar una jornada de 8 horas; que se deben pagar servicios públicos. También es del conocimiento de todos que en muchas colonias no existen espacios deportivos para la juventud y la niñez. Son lugares muy restringidos.

El Polideportivo de la colonia Colinas del Padre, es de los pocos espacios que tienen esa función… y… ahora…. Ya está ocupado…y…con todas las comodidades… considero que no se vale ni es justo.

Ciertamente podrán decir ¿y, los derechos humanos de los migrantes? Como todas las personas, los tienen reconocidos en la CPEUM y, en los Tratados Internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte. Totalmente de acuerdo. Así lo establece el artículo 1 del Texto Supremo.

Partiendo de la idea que los migrantes tienen reconocidos sus derechos humanos y sus garantías, que en esas disposiciones se establecen, ninguna duda.

Sin embargo, de la parte final del párrafo tercero del artículo 32 de la misma Carta Magna, que a la letra indica: “…Los mexicanos serán preferidos a los extranjeros en igualdad de circunstancias, para toda clase de concesiones y para todos los empleos, cargos o comisiones de gobierno en que no sea indispensable la calidad de ciudadano”, se desprenden dos situaciones muy interesantes para la preferencia de los mexicanos sobre los extranjeros en igualdad de circunstancias:

1.- Para toda clase de concesiones.
2.- Para todos los empleos, cargos o comisiones de gobierno en que no sea indispensable la calidad de ciudadano.

Analicemos cada una:

Para toda clase de concesiones.- En igualdad de circunstancias se encuentran muchos mexicanos y centroamericanos (guatemaltecos, salvadoreños, hondureños, etc): son pobres, no tienen empleo, viven en la miseria, carecen de servicio médico, tienen hambre…

Ceñidos de manera explícita a las disposiciones constitucionales que anteceden, son los mexicanos los que deben permanecer en los espacios que indebidamente ocupan los migrantes. Pero además de permanecer en esos lugares, gozarán también de todos y cada uno de los privilegios y atenciones mientras encuentran un empleo.

Los migrantes, de acuerdo con el Texto Supremo no están contemplados.

Una situación totalmente distinta es la segunda: para todos los empleos cargos o comisiones de gobierno en que no sea indispensable la calidad de ciudadano.

México cuenta con profesionista destacados, investigadores reconocidos, historiadores, intelectuales, académicos, muchísimos de amplia trayectoria, que son dignos de ocupar cargos en universidades públicas y privadas; en dependencias gubernamentales; en la administración pública.

Bajo estas circunstancias, nuestro país no tiene por qué, ni debe importar lo que tiene en casa, porque, primero son los mexicanos.

Casos extremos, la Constitución faculta al Ejecutivo, para que, previo procedimiento administrativo, detenga y expulse del territorio nacional, a personas extranjeras.

México es nuestra casa, debemos cuidarla, los mexicanos tienen primacía. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70