Migrantes en Zacatecas: trata a los demás como quieras que te traten

Migrantes en Zacatecas: trata a los demás como quieras que te traten

¿Hay algún cambio en la política migratoria de México con respecto a Centroamérica? Los reportes periodísticos de lo que ocurre en los estados fronterizos, los de paso (entre los que está Zacatecas) y los de la frontera norte, y en las diversas rutas que existen de flujo, parece indicar que no. Todo sigue igual. La consigna es detener a los centroamericanos y evitar que lleguen a la línea fronteriza con Estados Unidos. La política que siempre consignó la izquierda fue el libre tránsito con Centroamérica y la plena autonomía respecto a los dictados norteamericanos. Hasta el momento ninguna cosa ha ocurrido. Incluso la forma violenta de trato del muy desprestigiado Instituto Nacional de Migración no ha dejado de operar. No se ha presentado ninguna iniciativa de ley para cambiar el estatus migratorio de los países vecinos de México. No han cambiado las leyes, no han cambiado las consignas, y al parecer, tampoco los protocolos de actuación.
Según los criterios de los Derechos Humanos, es importante decretar el libre tránsito porque el estatuto de ilegal hace en automático vulnerables a los migrantes: los expone al crimen organizado. Si pudieran circular libremente podrían viajar en camiones de línea y no tendrían que ocultarse. Es claro que continuar con políticas de persecución y ‘aseguramiento’ vulnera a estas personas que, sabemos, vienen huyendo de la violencia de que son objeto en sus países de origen. Los países que expulsan más personas que pasan por nuestro estado son de Honduras y El Salvador, y el fenómeno de las Maras en ambos países es alarmante.

¿Por qué tienen que visar los hondureños, los salvadoreños o los guatemaltecos, y no los Ingleses o los alemanes? Sólo existe una explicación: la exigencia de Estados Unidos. México sigue recibiendo instrucciones y haciendo el trabajo sucio a este país. El gobierno de México propuso crear una cortina económica en el sureste con megaproyectos como el tren maya, y con ello contener la migración al vecino del norte. Pero, ¿por qué México debe hacer esa política de contención? Ese es problema de Estados Unidos y México no tiene por qué resolver los problemas migratorios de ese país, que a propósito, humilla a nuestros connacionales que también son migrantes. Requerimos políticas migratorias soberanas.

Las amenazas de Trump intimidan al Gobierno Federal que se paraliza para cambiar de criterios en los flujos de las personas de Centroamérica. Las redadas y las detenciones producen hacinamientos que violan los derechos humanos. En Zacatecas la delegación federal ya recibió señalamientos de la Comisión de Derechos Humanos en este sentido. La cantidad de menores no acompañados es elevada y no hay medidas de protección de estos delicados casos. En suma, es una lástima que aun vivamos este tipo de actuación del Gobierno de la República. Los mexicanos que somos de estados migrantes deseamos que se aplique el universal principio de “todas las cosas que quisierais que los hombres hicieran con vosotros, así también haced con ellos”, que se resume en el “trata a los demás como quieres que te traten a ti”. Entiéndase: somos un estado y un país migrante, debemos tratar a los centroamericanos con respeto, libertad y apoyo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70