Maestro(s)

Maestro(s)
Los Maestros, constructores de oportunida­des, son también escultores de conciencias ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

En memoria del venerable Magdaleno Montes,
liberal ilustre, didacta sabio, Gran Maestro.

Esta columna obedece hoy a mi obligación de gratitud para mi Maestro, el Profesor Magdaleno Montes. Soy de la idea que darle más juego a nuestra faceta humana, es urgente si queremos recuperar la decencia de la vida pública. Hoy aproximo un poco al lector, un perfil, que puede ser una reflexión necesaria sobre el futuro, que no podrá ser si no recuperamos un poco de la dignidad del pasado. Me refiero a los Maestros, columnas del futuro que buscamos. Ese futuro no podrá ser sin ellos, pero tampoco sí ellos se oponen a recuperar su vocación de transformación social, comprometida con el conocimiento y la libertad. El Maestro Montes, fue siempre eso: un hombre que no renunció a su compromiso con ambas, basado en la decencia que ofrecía como presentación de sí mismo.

Cuando lo conocí, caminaba ya con la parsimonia que solo permiten la sabiduría de los años y una conciencia labrada por los esfuerzos de ser libre. El Maestro Magdaleno Montes, fue para no pocas generaciones, fuente de inspiración de una vida basada en el conocimiento, la libertad y la búsqueda de la verdad. Más allá de las aulas, lo distinguió siempre el prestigio de un hombre culto y todo lo que ello conlleva: tolerante, concentrado en aprender y enseñar. Sus pasos gozaban de una autoridad cada vez más escasa: la de la paciencia y la prudencia.

Los Maestros, constructores de oportunidades, son también escultores de conciencias. A través de sus juicios aprendemos más que el abecedario, también entendemos aproximaciones de justicia, libertad, comunidad, historia y otros tantos valores que nos permiten entender nuestro papel en la vida, nuestros roles en sociedad, y, lo que, es más, nuestra más esencial relación con nosotros mismos y nuestra conciencia.

Hoy, que nuevamente se discute una propuesta de reforma educativa a la que un grupo considerable de profesores se oponen, y otros tantos desconocen, es importante volver al modelo que transformó este país en la etapa posrevolucionaria. Aquellos hombres y mujeres que apostaron todo por llevas las letras y las lecciones a los puntos más lejanos de sus propias raíces. Gracias a esta labor, es inobjetable que México cambió.

Magdaleno Montes fue uno de esos hombres cuya trascendencia está en su compromiso permanente, consciente y, sobre todo, su pasión por transformar vidas a través del conocimiento, mismo que siempre ofreció como puerta para la libertad. Lo fue para sí mismo. Un hombre de su tiempo, que, a través de sus enseñanzas, trascendió a otros tiempos. En la cálida Jalpa siempre se le recordará por sus enseñanzas, en cualquier lugar al que llegara: el aula, la plaza, el templo y en general, todo espacio que, compartiendo, nos hace ser comunidad.

Gracias Maestro. ■

@CarlosETorres_

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70