Jóvenes zacatecanos, en los últimos años, principales víctimas de delitos de alto impacto

Jóvenes zacatecanos, en los últimos años, principales víctimas de delitos de alto impacto
Universitarios protestaron en la capital del estado en repudio por el asesinato de una estudiante de Derecho, el 10 de abril ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ 8 de cada 10 personas asesinadas en la capital eran menores de edad: ex alcaldesa

■ La principal causa de muerte de los mexicanos de entre 15 y 34 años, así como el grupo de población comprendido entre los 35 y los 44 años, fue el homicidio

 

En los últimos años los jóvenes en Zacatecas han enfrentado en contexto de violencia que los ha colocado en el centro, como principales víctimas de los delitos, sobre todo de alto impacto, que se cometen en la entidad.

Tan sólo en la capital del estado, la ex alcaldesa Judit Guerrero dio una cifra alarmante cuando encabezaba el ayuntamiento de Zacatecas, pues señaló que ocho de cada 10 personas asesinadas en el municipio eran menores de edad, por lo que sumando al resto de la población joven, menor de 30 años, la proporción se incrementa todavía más.

Esta situación se amplía al resto del país con las cifras que ha dado a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), por ejemplo, en su último reporte de defunciones correspondiente a los datos de 2017.

En ese año la principal causa de muerte de los mexicanos de entre 15 y 34 años, así como del grupo de población comprendido entre los 35 y los 44 años, fue el homicidio, mientras que en los niños de entre 10 y 14 años ésta fue la tercera causa.

De todos los asesinatos cometidos en el país durante ese periodo, el 74.6 por ciento tuvo como víctima a una persona de entre 10 y 44 años, mientras que si se acota únicamente a los más jóvenes, de entre 10 y 34 años, la cifra continúa representando más de la mitad del total.

La violencia que ha afectado a los jóvenes zacatecanos, como ocurrió esta semana, ha llegado incluso a las aulas de instituciones educativas como la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y ha tocado de cerca a la comunidad estudiantil en varias ocasiones.

El homicidio de Nallely, la estudiante de Derecho que fue asesinada al interior de la Unidad Académica este miércoles, fue el último hecho violento que tuvo como víctima a una integrante de la comunidad universitaria.

Pero fue apenas en octubre del año pasado cuando también otra estudiante de Derecho, Paloma Jacaranda, fue secuestrada y asesinada en el municipio de Jerez.

La familia de la joven, quien también se desempeñaba como maestra en un Cendi, reportó su desaparición y días después su cuerpo fue localizado por policías municipales en un camino de terracería que conduce del libramiento Jerez-Fresnillo al rancho denominado El Ombligo.

En 2018 también fue asesinado Mario, de 25 años y quien cursaba la carrera de Medicina en la Universidad Autónoma de Zacatecas. El joven fue agredido por sujetos armados a las afueras de su domicilio, en el municipio de Fresnillo.

Otro de los casos que sacudió a la UAZ fue el feminicidio de Cinthia Nayelly, estudiante de preparatoria en la UAZ. La joven salió de su casa, en el municipio de Guadalupe, el 13 de octubre de 2017 aproximadamente a las 6:30 de la mañana para dirigirse a sus clases en el Campus UAZ Siglo XXI.

Al percatarse de que no llegó a estas instalaciones y después de perder comunicación con ella, su familia la reportó como desaparecida y un día después fue localizada ya sin vida en la colonia Orquídeas de Guadalupe.

También en 2017, en el mes de septiembre, tres estudiantes de Veterinaria de la Máxima Casa de Estudios del estado fueron agredidos a balazos en el municipio de Calera, cuando circulaban en su vehículo.

Dos de ellos, Luis Daniel Félix de la Torre y Luis Neri Tovar, murieron a consecuencia de los disparos que recibieron, mientras que Juan Carlos quedó lesionado. En aquel momento, las autoridades refirieron que la principal línea de investigación en estos asesinatos era el intento de robo del automóvil en el que se trasladaban los jóvenes.

Los estudiantes también han sido víctimas de otros delitos como el de secuestro y la privación ilegal de la libertad. Éste fue el caso de Javier Eduardo Díaz, alumno de la Unidad Académica de Economía, quien fue privado de la libertad en Fresnillo el 27 de septiembre de 2016.

De acuerdo con la información proporcionada después de que ocurrieran los hechos, el joven fue sacado de su domicilio por un grupo de sujetos armados quienes, según refirieron sus familiares, amigos y compañeros, lo confundieron con otra persona.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ