La muerte campea sobre Zacatecas y las autoridades impotentes

La muerte campea sobre Zacatecas y las autoridades impotentes

Un joven abogado, hijo de un ilustre maestro universitario de Derecho; al igual que una estudiante de esa misma facultad fueron asesinados a balazos en pleno día, ayer al salir y al ponerse el sol, respectivamente. Juan Manuel y Nallely están sin vida. Nos hemos estremecido con ambas noticias: agresiones que terminan en la muerte y acaban con nuestra esperanza.

En cada crisis se hacen reuniones ente autoridades y se establecen ‘nuevas medidas’ que enfrentarán los problemas y resolverán dicha crisis. Pero como una ola, pasa y las cosas regresan a su sitio anterior. Movilizaciones y correcciones que duran una semana. Tenemos autoridades que saben cómo pasar la ola de la crisis, nada más. Hace dos años empezaron las promesas de hacer dispositivos de seguridad en la Universidad, y la actual Fiscalía (antes Procuraduría) aseguró que estaba haciendo ‘un diagnóstico de la seguridad en las instalaciones universitarias con personal infiltrado’, para crear un programa efectivo de seguridad interno. Nada: palabras huecas, hueras y falsas. Los programas para la seguridad y la prevención del delito son discursos falsos y sin sustancia. Tenemos un gobierno sin interés auténtico en los procesos de saneamiento social y las estrategias de contención de los grupos delictivos. Ya no les creemos. No ven más allá de sus límites burocráticos.

Hoy se ha generado una honda herida sobre los zacatecanos, nos han quitado dos jóvenes y se ha derrumbado la credibilidad de las autoridades. Estamos ante el paisaje de nuestra realidad: sombrío y desesperado. Vulnerables ante la delincuencia. En la escuela de Derecho estaba el fiscal con sus escoltas y no pudieron apresar al asesino. Los asesinos de Juan Manuel (también) huyeron con toda impunidad. Mientras los delincuentes actúan sin límites, el gobierno se revuelca en su mediocridad. ¿Y el Gobierno Federal ha emprendido alguna estrategia de seguridad en el estado? ¿Se ha observado un mínimo cambio con el nuevo gobierno? La realidad tiene la respuesta.

Hoy veremos a los funcionarios lamentarse, anunciar investigaciones, proponer filtros en las escuelas (que desde hace dos años debieron instalar) y pedir apoyos a la Federación con más efectivos y recursos. Al final, se repetirá como la historia del eterno retorno de lo mismo: la náusea. Si, nada pasará y cada quien tiene que cuidarse a sí mismo, ¿para qué invertir más de mil millones de pesos en seguridad y para qué pagarle a tanta burocracia con los recursos de nuestros impuestos? Así las cosas, sin embargo, no debemos bajar la exigencia a las autoridades a dar resultados y dejar ya de simular. En este contexto la Legislatura tiene un papel importante, como representante del pueblo, debe llamar a los funcionarios del Ejecutivo a rendir cuentas de sus estrategias, acciones y resultados, y tomar las decisiones correspondientes a nombre de la soberanía que representan para tomar las medidas correspondientes en el contexto de la gravedad en que nos encontramos. ¿O se irán de receso a tomar su merecido descanso? Los ciudadanos no podemos aceptar el eterno retorno de la misma historia: la náusea de la impunidad. ¡Justicia para Juan Manuel y para Nallely!

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70