PERSPECTIVA CRÍTICA Cárteles mexicanos, el nuevo objetivo del “terrorismo a modo” de Trump

PERSPECTIVA CRÍTICA  Cárteles mexicanos, el nuevo objetivo del “terrorismo a modo” de Trump
El presidente estadounidense, Donald Trump ■ foto: proceso

El presidente estadounidense, Donald Trump, acaba de anunciar sus intenciones de designar a los cárteles de la droga mexicanos como grupos terroristas, lo cual ha buscado justificar con lo que denomina la “pérdida de control” del gobierno mexicano sobre dichos grupos delictivos, y por la cifra – proporcionada por el propio Trump- de 42 mil muertos vinculados a la venta ilegal de droga.

Lo primero que hay que señalar al respecto es que los 42 mil muertos referidos por Trump superan por mucho las cifras oficiales mexicanas, las cuales conceden cerca de los 33 mil muertos, número que se mantiene muy por debajo de lo indicado por Trump (aunque no por ello deja de ser delicado), y el cual no ha aclarado en qué basa sus estimaciones.

En segundo término, es preciso hacer hincapié en que la medida que propone Trump no parte de un acuerdo binacional con México, un diagnóstico serio que justifique tal denominación, o un proyecto que busque socavar de manera sustancial a los grandes traficantes de droga mexicanos.

Por el contrario, sus declaraciones reflejan el unilateralismo que ha caracterizado a Trump y en sí a los gobiernos estadounidenses de los últimos años que han tomado decisiones de gran calado bajo los preceptos de la “Guerra contra las drogas” (medida ésta que ellos mismos han diseñado y promovido), y no por acuerdos entre los países a los que concierne este fenómeno.

De igual manera la medida propuesta por Trump difícilmente vulnerará a los cárteles, pues a diferencia de los grupos terroristas, sus motivos impulsores no son ideológicos, sino enteramente orientados a la maximización de ganancia. En este sentido, Trump omite referir que uno de los grandes beneficiarios del trasiego de droga es el sistema financiero, y que muchos de los bancos radicados en su país están implicados en el lavado de dinero producto del narco.

De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas para las Drogas y el Crimen (UNODC, por sus siglas en inglés), el crimen organizado mundial produce cerca de 870 mil millones de dólares anuales, que representan seis veces más de lo que se gasta en el mundo en ayuda al desarrollo, y los bancos estadounidenses estarían lavando cerca de 110 mil millones de dólares al año, cifra que mantiene una tendencia al aumento.

La omisión de Trump sobre lo anterior no es poca cosa, pues implica ignorar el engarce a gran escala de capitales lícitos e ilícitos, así como la impunidad de la que han gozado bancos y paraísos fiscales que se han beneficiado del negocio de la droga ilícita que proveen grupos criminales como los cárteles mexicanos.

Trump también evita admitir la otra cara del problema, que es la demanda y consumo que genera principalmente su país. En ese sentido se puede señalar que de acuerdo al propio informe del Balance Nacional de Amenaza por Drogas de la DEA, el mayor riesgo por uso de drogas en Estados Unidos es por los analgésicos de prescripción.

La falta de prevención para evitar índices como el arriba señalado tampoco parece importarle mucho a Trump, a pesar de que sólo para 2015, se registraron 2 mil muertes por sobredosis en ese país.

Es decir, en el tema del uso de drogas, Trump prefiere ser “candil de la calle y oscuridad de su casa”, o dicho de otra forma, sus declaraciones ajustan más con el proyecto geopolítico estadounidense de iniciar guerras o extender su intervencionismo en otras naciones a partir de la coartada de los fenómenos del terrorismo o el trasiego de drogas ilegales, incluso a pesar de que su país destaque por el cochinero que mantiene con el impune lavado de dinero que realizan los bancos, o por la demanda de drogas ilícitas que en su propio país se genera.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70