Las + Recientes

■ El Mirador de Heródoto La UAZ, a la vanguardia de la crónica latinoamericana (2/2)

■ El Mirador de Heródoto La UAZ, a la vanguardia de la crónica latinoamericana (2/2)

La crónica es un cuento que es verdad.
Gabriel García Márquez,
Relato de un náufrago (1955).

Desde el punto de vista literario y hasta el género periodístico, la definición de crónica que diera Gabo en 1955, sigue vigente: “La crónica no admite invención por más que el autor la envuelva de una redacción impresionante, se construye con el lenguaje propio de un cuento, que debe ser a la vez de sencillo, descriptivo, claro, pero ante todo, verídico”.

Como cronista de la Universidad Autónoma de Zacatecas y presidente honorario de la Red Latinoamericana de Cronistas (Relac), con estas herramientas primarias en el programa de promoción de la crónica, viví en Guatemala días maravillosos en los que, contagiado de la alegría de los niños, jóvenes y adultos, compartimos la importancia de la crónica como un medio para lograr la construcción de la memoria histórica de nuestro presente latinoamericano. De las instancias en las que participé el sentir de la Relac, comparto las experiencias.

La agenda incluía la clausura del curso Popol Wuj y la Cosmovisión Maya, cuyo coordinador es el periodista y cronista Ángel Elías. El curso en la primera etapa que concluyó, se llevó a cabo en las instalaciones del Fondo de Cultura Económica capítulo Guatemala, a cargo de César Medina, excelente promotor cultural. Los alumnos son profesionistas de diversos campos cuyo centro de unión es la cultura maya. Comentamos la importancia de la crónica contemporánea, incluyendo las autobiografías y las historias de instituciones. Motivados; ahí mismo, se constituyeron en un grupo afín a la Relac, del que Silvia Álvarez es el enlace y la comisionada para hacer el directorio y concentrar los trabajos para revisión.

En Mixco, durante el acto de cambio de la Rosa de la Paz que les hablé el jueves pasado, tuve la oportunidad de platicar con los alumnos de quinto y sexto grado de primaria de la Escuela Oficial Número 12 Serapio Cruz, y con la ayuda del alcalde suplente, Luis Zavala, se motivó a los niños para que llegando a sus casas relataran a su familia cómo habían vivido este histórico evento conmemorativo; el complemento fue sencillo, prometimos una bandera de México a los que entregaran de manera escrita, un documento con la experiencia vivida, así que dejamos el material con las profesoras responsables de los grupos. La alegría en sus rostros nos hizo visualizar un futuro con algunos cronistas infantiles; verlos tan motivados nos reconfortó. Todos nos retiramos contentos y satisfechos.

La última experiencia en el ámbito escolar fue en el departamento de Sumpango −otra ciudad guatemalteca−, en el Colegio de Computación Mixto con alumnos de nivel medio básico y diversificado cuya directora, Carmen Cecilia Mendoza García, en coordinación con el director adjunto, Yesser Álvarez, convocaron a miembros de la planta docente: Cristian Ajuchán, Wendy Subuyuj, Alejandra Cajbon, Jessica Chiquitó, Arsely Asturias, Katherine Álvarez y Ottoniel Álvarez. Con ellos el ejercicio fue diferente, les pedimos que maestros y alumnos escribieran sobre la influencia del entorno −casa, escuela, amigos, etc− en sus vidas personales. Esperamos recibir pronto sus textos.

En Sumpango, tierra con el nombramiento de Patrimonio Cultural del Barrilete, compartí una grata experiencia en el taller de un artista, pintor y escultor, Manuel Enrique Cay Jerónimo, que ha llevado en su obra la imagen de los barriletes −que nosotros conocemos como papalotes− a todo el mundo; asistí a la escuela infantil de Marimba dirigida por Nazario Rucal y el taller de elaboración de un barrilete; ahí Wilson Gallina, presidente del grupo Corazón Juvenil del Barrilete y colaboradores, crearon uno muy especial con dedicatoria para la Relac. En Sumpango, Sacatepéquez, tierra de ensueño, el anfitrionazgo estuvo a cargo de Wendy Rosmery Tejaxum Xicón y don Federico Carranza, promotor del Festival Internacional del Barrilete, representante ejemplar de Efraín Paredes Jerónimo, alcalde.

Me despedí de Guatemala con la plática de los amigos de Radio Faro Cultural, entrevistado por Odilio de León Campos, disfruté su basta hemeroteca, discoteca y museo de la audio y videograbación.

Posteriormente, en la cabina de televisión universitaria de la Tricentenaria Universidad San Carlos (USAC), fui atendido por César Augusto Lee Villela, Merlín Hernández, César Pozuelos, Anny Barragán y Alberto Mazariegos. Durante la entrevista platicamos sobre la importancia de la crónica y la universidad como promotora de la identidad. La simbiosis surgió de inmediato con los intereses comunes, un grupo del que indudablemente surgirán amigos de la crónica, de la UAZ y la Relac.

El último paso fue el Museo de la USAC, donde fui atendido de manera profesionalmente maravillosa por su directora, Carolina Castillo, Sonia Alfaro Martínez y Flor Santizo, quien me condujo a la exposición sobre la historia de la odontología montada por la curadora Enmy González.

Resumiendo los logros, queda en Guatemala la sección de la Relac, una oficina de la presidencia atendida por Cecilia Lazo y Armando Gómez y los promisorios cronistas en los diferentes espacios visitados.

Tantas cosas quedaron en el tintero, tantas nuevas amistades, tanta pasión por hacer la historia de dos países unidos por las comunidades de los mayas, nahuas y más. Guatemala, espérame que volveré.

Concluyo reflexionando que el cuento del que hablaba nuestro admirado Gabo, la crónica, es por la ética y no por la estética.
Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto. ■

*Cronista de la UAZ
[email protected]
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70