Bernie Sanders rumbo a las elecciones primarias para presidente de Estados Unidos

Bernie Sanders rumbo a las elecciones primarias para presidente de Estados Unidos

20 meses antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el senador demócrata por el estado de Vermont, Bernie Sanders inició el sábado pasado su campaña para las primarias del partido Demócrata ante varios miles de seguidores en el Brooklyn College de Nueva York, escuela donde estudió ubicada en el barrio donde nació, convocando a una revolución política para transformar su país. “La campaña, no solo va a ganar las primarias, no sólo va a impedir la reelección de Donald Trump, sino que transformará el país y creará una economía y un Gobierno para todos, no sólo para el 1 por ciento”, dijo el candidato de 77 años. Apoyado por cerca de veinte mil seguidores, a pesar de que las temperaturas no subieron de los cero grados, recordó los lemas sociales que le permitieron ser la sorpresa en 2016 y el más reconocido en la carrera rumbo a noviembre de 2020.

Fiel a su discurso que ha venido perfeccionando desde que contendió en las primarias frente a Hillary Clinton, prometió cobertura médica universal, impuestos para las grandes corporaciones, ayuda a los emigrantes, educación superior pública y gratuita, así como la reducción de los gastos militares; unas propuestas que no son del gusto del sector más conservador demócrata y que el partido republicano de Trump tilda de “radicales”.

“Si no permitimos a Trump y a sus amigos dividirnos, si nos mantenemos juntos blancos, negros, latinos (…), la gente de la ciudad y del campo (…) el futuro será extraordinario y no habrá nada que no seamos capaces de realizar”, dijo Bernie Sanders, que recordó y subrayó sus orígenes -hijo de un inmigrante polaco judío-, también le declaró la guerra a las grandes corporaciones económicas del país y enderezó sus críticas contra el sistema que, según él, sostienen las empresas de Wall Street.

“Los ricos y las multinacionales van a empezar a pagar los impuestos”, dijo Bernie antes de criticar la injerencia del gobierno de Trump en Venezuela y los gigantescos gastos militares de Estados Unidos “mayores a la suma de las diez naciones con más gasto” militar en el mundo, y de prometer que utilizará este presupuesto en construir viviendas, educación pública e infraestructuras.

El autodenominado socialista democrático también se refirió a la gran respuesta que ha tenido su convocatoria a registrarse como voluntarios para su campaña y los millones de donativos de alrededor de 20 dolares. El ex candidato independiente también llamó a cambiar las leyes que controlan la financiación de las campañas electorales y que permiten las donaciones ilimitadas de las corporaciones, y criticó a varios gobernadores republicanos que están impulsando medidas para dificultar el ejercicio del derecho a votar.

Sanders advirtió que los republicanos, con Trump a la cabeza, harán todo lo posible para defender sus intereses financieros. “Tienen dinero ilimitado a su disposición, pero nosotros tenemos algo que ellos no tienen, nosotros tenemos al pueblo unido” dijo Sanders ante sus seguidores que lo interrumpieron en varios momentos del mitin al grito de “Bernie, Bernie”. “No es Bernie”, les interrumpió el orador en una de las ocasiones: “Son ustedes, somos nosotros juntos”.

Sanders inició con fuerza su campaña para las primarias, pero si quiere convertirse en el candidato demócrata, deberá derrotar a varias personalidades demócratas que ya han anunciado sus aspiraciones a esa candidatura, como los senadores Kamala Harris, Cory Booker, Amy Klobuchar, Elizabeth Warren y Kirsten Gillibrand, sin embargo Sanders aparece como el más consistente de los candidatos, sus principios no han cambiado, y por ello lo respaldan millones de trabajadores, mujeres y estudiantes que señalan que aunque muchos líderes demócratas han adoptado como propios algunos de los principios sociales de Bernie; que defiende el aborto, pide la despenalización del uso de la marihuana, aboga por la lucha contra el cambio climático, o solicita el aumento del sueldo mínimo a nivel nacional, muchos consideran que el candidato de Brooklyn es el más auténtico.

En el mitin de apertura se congregaron varios miles de integrantes de la comunidad negra, que sufre un gran problema con las armas y la discriminación, por lo que repetían una y otra vez: “Necesitamos una revolución social”. Una revolución que si Bernie llega a la Casa Blanca comenzará, entre otras cosas, acabando contra el racismo institucional, garantizando un mejor salario mínimo o evitando el declive de la América rural, una promesa dirigida también al electorado tradicionalmente considerado más cercano los republicanos. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70