Algazara Sessions, serie multimedia que busca fortalecer la creación musical mediante la gestión cultural

Algazara Sessions, serie multimedia que busca fortalecer la creación musical mediante la gestión cultural
Imagen tomada de la página de Facebook de Central Algazara
  • Es realizada por Central Algazara, con apoyo de Pieza Estudios
  • Abarca desde jazz y progresivo hasta funk, rock, blues y algunas variantes de metal
  • Comenzó el pasado 17 de enero y concluirá el 28 de abril de este año
  • Fiusha y T’ORUS, dos de las bandas participantes en este proyecto
  • “El hecho de tocar funk curiosamente nos abrió muchas puertas en el jazz”: Fiusha
  • La mezcla de hip hop con jazz “termina haciendo conexiones entre generaciones”: T’ORUS

El pasado 17 de enero, la productora y plataforma de difusión artística Central Algazara, originaria de la Ciudad de México, inició la primera temporada de la serie multimedia titulada Algazara Sessions, la cual es transmitida de forma diferida en dicha plataforma, por medio de las diversas redes sociales.

Este proyecto, que finalizará el 28 de abril del presente año, publica, de forma semanal, bandas de música de diversos géneros, además de que comparte material de análisis, reseñas, notas periodísticas o entrevistas de cada artista, por medio de periódicos, estaciones de radio por Internet, en frecuencias AM y FM, TV por Internet y redes sociales.

En esta ocasión, dos de estas bandas otorgaron entrevista exclusiva a La Jornada Zacatecas, y tales, aunque poseen la similitud entre ellas de tocar jazz, una mezcla este género con el funk y otra lo hace con el hip hop, siendo estos dos últimos estilos sus principales características.

Central Algazara, fundado en 2014, es un colectivo conformado por Marisol Pacheco, en Dirección Artística; Eric Novelo, en Jefatura de Redacción; Alonso Matus y Luis Corvera, en Producción y Multimedia; Ezequiel Mendoza, en Dirección Estratégica; Mauricio Hernández, en Jefatura de Prensa, y Tania Velasco y Diana Vázquez, en Fotografía, y está enfocado a la promoción y producción de proyectos y eventos culturales de alto impacto, y en esta ocasión, Algazara Sessions tiene la finalidad de generar una plataforma más sólida para diversos géneros musicales, aparte de fortalecer a las bandas y darlas a conocer más, lo cual, a su vez, fortalecerá al mismo colectivo; se trata, pues, de fortalecer la creación musical mediante la gestión cultural, que es la línea que ha definido a Central Algazara.

Estas sesiones, realizadas con la colaboración del estudio de grabación Pieza Estudios, ubicado en Coyoacán, abarcan géneros desde el metal hasta el jazz, y aunque Central Algazara ya había realizado producción de sesiones musicales, esta vez, además de incluir más géneros y no sólo al jazz fusión y al progresivo, la selección de bandas, hecha tras una convocatoria a escala nacional publicada en redes sociales, toma en cuenta, en especial, que las agrupaciones o artistas posean una trayectoria amplia, que estén activos y que su música sea original.

Así, Central Algazara, que cuenta con un poco más de 20 mil seguidores en sus redes sociales, se ha extendido ya al funk, rock, blues y algunas variantes del metal, ampliación derivada de la demanda en la plataforma por incluir más estilos, aparte de que cinco años de gestión cultural también les sirvió a los organizadores para darse cuenta de que en ocasiones estaban limitados.

Hasta ahora, ha participado en Algazara Sessions una banda, Fiusha, de funk y jazz, de la Ciudad de México; las siguientes serán T’ORUS, de hip hop, jazz y funk, también originaria de la Ciudad de México, y The Watershed, de jazz, de Francia.

 

Fiusha, la banda que ha tenido las puertas abiertas en el jazz gracias al funk

“El hecho de tocar funk curiosamente nos abrió muchas puertas en el jazz. Uno pensaría que sería una mala idea entrarle al funk por lo solitario que está en su estilo, pero es al revés, pues tiene elementos rockeros y jazzísticos, y justo porque encaja perfectamente en ambos, hemos podido tocar en festivales de jazz, así como en múltiples foros de rock, y en un par de festivales de rock. En lugar de cerrarnos público, ha sido todo lo contrario”.

Con estas palabras dichas en entrevista exclusiva y tras asentir que el funk ha sido, en este sentido, una especie de ángel del jazz, Eduardo de la Vara Brown, el tecladista y uno de los tres fundadores de Fiusha, destacó que el público en la escena del funk “siempre ha sido muy gentil y abierto. Siempre hemos logrado conectar con él”.

Eduardo de la Vara Brown, tecladista y uno de los fundadores de Fiusha. Foto: CORTESÍA

“Hemos logrado hacer muy buen vínculo con el público en general, aunque con el público que se siente conocedor ha sido un poco diferente, porque no contamos con la ‘fórmula fácil’ para ser los hits”. Agregó que, en cuestión de mercado, la gente que está metida en ello “ha querido poner freno, incluso diciendo que hacemos algo demasiado fino o bien tocado. Sin embargo, hemos encontrado nuestro nicho y público, y tanto en la escena nacional como en la internacional, específicamente en Estados Unidos, la banda ha sido muy bien recibida”.

Fiusha, que en diciembre de este año cumplirá 20 años de trayectoria, eligió este nombre por una broma formulada tras mencionar la palabra fusion. Sin embargo, “a partir de allí, hemos podido encontrar una identidad con lo que representa ese color en cuestión de psicodelia y del género funk. Por eso lo hemos mantenido tanto tiempo”.

Actualmente, Fiusha trabaja en su cuarto disco, el cual se intitulará Prominent funk y el cual será lanzado poco a poco, es decir, de sencillo en sencillo, de manera que a partir de junio de este año y hasta finalizar 2019, dará a conocer estas piezas nuevas, a fin de, el próximo año, sacar las que faltarían y, así, tener toda la colección para este disco. La decisión de realizar esta dinámica se debe a que últimamente la banda ha estado involucrada en la distribución digital. Con tal dinámica, explicó Eduardo, se da espacio a la gente para que se familiarice con cada tema “y forme parte, por lo menos, de su semana”.

En este disco, Fiusha abordará la introspección, en cuanto a sus letras. Habrá “mucha introspección, pero siempre encontrando ese confort en el funk y ese sentimiento de identidad” de nosotros, puntualizó.

Los otros integrantes de Fiusha. Fotos: CORTESÍA

 

T’ORUS, una mezcla de improvisaciones “que termina haciendo conexiones entre generaciones”

Al igual que Fiusha, T’ORUS también está en proceso de elaboración de su nuevo disco; en su caso, será el segundo de su carrera, y en él mantendrá el estilo que ha caracterizado a la banda desde su inicio, la mezcla del jazz, el funk y la música electrónica con el hip hop.

“En México, el escenario del hip hop es bastante fuerte entre” esta cultura; “son festivales con una escena sólida, y el jazz es igual, es una escena que tiene festivales muy concurridos. La mezcla es buena porque acerca a gente mayor, en cuanto al jazz, y a gente más joven, en cuanto al hip hop. Es una mezcla que termina haciendo conexiones entre generaciones”.

Así describió a T’ORUS Christian Balderas, tecladista que junto a Aarón Flores, en la guitarra eléctrica; Benjamín García, en el bajo, y Enrique Nativitas, en batería, conforman a esta banda cuyo rasgo fundamental ha sido la improvisación tanto en letra, por el hip hop, como en música, por el jazz.

Christian comentó en entrevista exclusiva que la carrera de esta banda ha sido muy larga, con 10 años de amistad, mismo periodo que lleva tocando en diferentes proyectos, tanto en T’ORUS como acompañando a otros cantantes de México y Estados Unidos, así como con algunos raperos.

Abundó que “contábamos con Eric El Niño, para el primer disco”; para el segundo, que ya prepara el grupo, hay otros invitados para las voces. “Siempre fue muy llamativa” la improvisación. “Los M.C.’s –raperos- que hacen la improvisación tienen mucho que ver con el jazz. Siempre el show en vivo era un acto de improvisación de letras y cosas que llegan al momento, y teníamos una parte en que hacíamos rolas al momento, lo cual es muy mágico para el público”.

T’ORUS “es el nombre de una figura geométrica –torus: toro- que representa el infinito, una dona que está constantemente repitiéndose a sí misma. T’ORUS tiene mucha influencia de los loops, de las armonías en bucle, que son repetitivas, y sobre eso tratamos de crear nuestro discurso y diferentes tipos de colores, ambientes y sonidos, pero siempre sobre la repetición. Siento que eso es lo que T’ORUS lleva como base”.

T’ORUS tiene un disco (sacado a la luz hace cuatro años) y un EP grabados, así como videos en YouTube. Asimismo, ha tocado en diferentes festivales del país (en la Riviera Maya, Querétaro y Guadalajara).

En su segundo material discográfico, al que aún no le pone nombre y del cual espera salga en febrero de 2020, como máximo, T’ORUS continuará con la inclusión del hip hop, además de la música electrónica, como también lo ha hecho desde su inicio, pues “todos estamos muy clavados en los sintetizadores. Es totalmente actual. Tratamos de estar siempre a la vanguardia, utilizando nuevas herramientas y experimentando”.

Finalmente, Christian mencionó que las bandas que hasta ahora han estado en el proyecto de Central Algazara son hermanas de T’ORUS en cuanto a género, experiencias y festivales juntos. “Todo el equipo de Central Algazara está muy comprometido. Además, es buena música y es un proyecto que junta la cultura, lo urbano, la parte jovial y la madurez”.

Imagen tomada de la página de Facebook de T’ORUS

Imagen tomada de la página de Facebook de T’ORUS

 

Festival Pulsar 7B, un evento de rock pop alternativo

Por otro lado, este sábado 2 de marzo, se realizará en la ciudad de San Luis Potosí el Festival Pulsar 7B, en el cual participarán Camilo Séptimo, The Guadaloops, Elsa y Elmar, Los Mesoneros, Serbia, Girl Ultra, Peregrino, Vitalis y Monoceronte. Este festival es patrocinado por la marca de cerveza artesanal 7 Barrios, de San Luis Potosí.

El rock pop alternativo definirá este encuentro, del cual se prevé que se consolide y establezca como un evento cultural musical posicionado en la ciudad.

Roberto Rodríguez Ayala, de la agencia de entretenimiento Buen Corazón, de Monterrey y Ciudad de México, que es la que se encarga de la logística y la comunicación de este evento, –la otra parte organizadora es la promotora de conciertos llamada Full of Fun Records, de la ciudad de San Luis Potosí, encargada de la producción-, informó en entrevista exclusiva que el aforo máximo del lugar permitido por Protección Civil es de 2 mil 200 personas.

Refirió que la selección de artistas que se presentarán tuvo como criterio “que tuvieran, dentro del universo del rock alternativo, una sensibilidad por las nuevas tendencias de género, que son música negra o afrocaribeña y afroamericana. Son una gama de artistas que están consolidándose y otros que tienen sensibilidad a este nuevo género”.

Comentó que se eligió como sede San Luis Potosí porque el Bajío se ha activado en cuanto a festivales cada vez más grandes. “Vimos un área de oportunidad en San Luis Potosí, aparte de que la marca patrocinadora oficial ha sido uno de los embajadores más persistentes en traer a nuevas generaciones y a turistas del país, por su producto y por los valores culturales que tiene la misma región”.

Los boletos, cuya venta ya tiene un avance considerable, están disponibles en taquilla, en Superboletos y en puntos físicos del patrocinador oficial. El acceso al lugar, que es el Foro Container Park –perteneciente al patrocinador del festival-, será a partir de las 2 de la tarde, y el evento finalizará a la 1:30 de la madrugada del siguiente día, domingo 3 de marzo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70