Las + Recientes

SPAUAZ ante la huelga: dominio de intereses particulares

SPAUAZ ante la huelga: dominio de intereses particulares

Hoy son las votaciones para definir si hay o no estallamiento de huelga en la UAZ. ¿Qué razones hay para votar a favor o en contra de la huelga en la universidad? Si el tema fuera de aumento en las percepciones salariales sería una locura paralizar la institución, porque se haría sobre un escenario imposible: la restricción presupuestal para las universidades públicas es muy fuerte y se ve imposible romper esos diques. No habría manera de levantar la huelga con un triunfo aunque fuera parcial. En síntesis, todos los motivos que tengan que ver con mayores recursos de parte de gobierno federal o estatal se ven como muros chinos. En el presupuesto actual quedaron vacías las bolsas con las cuales se negociaban modificaciones en los apoyos financieros extraordinarios. Hay la expectativa de algunos recursos de los llamados impuestos ecológicos (si triunfan los amparos) que pueden ascender a más de 120 millones para la UAZ, sin embargo, un movimiento huelguístico no puede fundarse en este tipo de supuestos.

Empero, los dichos de los profesores que están promoviendo la huelga refieren motivos internos para estallarla: reconocimiento de cargas de trabajo, procesos de basificación, desaparición de plazas, cambios irregulares en el clausulado del contrato colectivo de trabajo, apertura de cuentas individuales y pago reconocido por persona en el ISSSTE. En otras palabras: hay centros de trabajo donde las cargas que respaldan su contratación están llenas de inconformidad, como el caso de profesores que los cambian de ‘tiempo’ a ‘obra’ determinada, con la idea de cortar su continuidad; ante la vulnerabilidad de los docentes que no cuentan con base, y frente a una crisis financiera que pone en la incertidumbre a más de 600 profesores, se convierte en una demanda de primer orden la seguridad en el empleo, sin embargo, el propio Comité Ejecutivo del Sindicato se involucró en una serie de diagnósticos de las plazas susceptibles de basificación que la mayoría de los afectados rechazó. Esto es, profesores que piensan que el propio sindicato está patronizado y no defiende a los docentes más vulnerables.

Otro móvil es la congelación de plazas, ante lo cual el propio sindicato no hace nada para recuperar, pero los profesores que serían beneficiarios de dichas plazas se sienten inconformes. También el caso de la enorme desconfianza en los grupos dirigentes que cambiaron cláusulas del contrato y no pasó nada al respecto. Lo cual sería motivo de expulsiones, pero nada ha ocurrido. Por último, el tema de la eterna seguridad social: se han hacho depósitos al ISSSTE, pero no se registró a los beneficiarios particulares por motivo de caos administrativo interno.

En suma, hay una situación ambigua en el actual proceso de definición de la huelga. Hay promesas de cumplimiento futuro de demandas, como el tema de las cuentas individuales, pero en los pactos de desistimiento se han señalados por años procesos de basificación que jamás se han cumplido. Sin embargos, los momentos de participación de la base sindicalizada ha estado desierta. Los profesores no han ido a las asambleas generales, ni se han documentado reuniones delegacionales. Habla de una crisis seria de representación del sindicato. Por tanto, no hay manera de prever un resultado. Cada programa votará según su interés muy particular. Hay programas que tienen compromisos en puerta o en marcha, que no les conviene la huelga, y programas que preferirán la huelga por sus motivos particulares. El interés general está fragmentado. Pero no hay manera de medir eso. Hasta hoy en la noche lo podremos saber.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70