Inxerte en Denis, la banda que se inspira en la condición humana y en Dioniso

Inxerte en Denis, la banda que se inspira en la condición humana y en Dioniso
La banda está integrada por Carlos Alejandro Trejo López, Fernando Campos Robles, José Alberto Fernández Ruiz y Octavio Salinas Ledezma. Fotos: CORTESÍA
  • Esta agrupación zacatecana prepara su primer EP, un trabajo de 2 años
  • Nuestro estilo es “un poco crudo y elaborado”; buscamos ser una banda de show
  • “Tratamos de ver la composición como un rompecabezas”
  • “El gusto por la lectura despierta nuevos horizontes. Entre más estudios se tengan, es posible hablar de más temas” y de establecer “una mayor conexión” con el público
  • Para escribir las letras, me inspiro mucho en vivencias personales y en lo que afecta al ser humano: Trejo

El comportamiento humano, la experimentación y fusión de géneros, la búsqueda de ser una banda de show y la inspiración en el dios griego Dioniso definen a Inxerte en Denis, banda zacatecana autoclasificada dentro del rock alternativo.

Nacida en noviembre de 2016, año en que, sin embargo, se llamaba Emigrados –nombre con el cual sus músicos duraron un año-, Inxerte en Denis prepara su primer EP, que incluirá las piezas con las que esta agrupación se siente más cómoda.

Carlos Alejandro Trejo López, en voz y guitarra; Fernando Campos Robles, en batería; José Alberto Fernández Ruiz, en guitarra, y Octavio Salinas Ledezma, en bajo, dieron a conocer, en entrevista exclusiva, que tienen en su haber 13 piezas, de las cuales grabaron cuatro hace más de un año y medio. Su primer EP, en el que actualmente trabajan, representa una labor de dos años.

Fue el 10 de diciembre de 2016 cuando grabaron los cuatro la primera canción propia, intitulada Es mi rock and roll, misma que ya no tocan, y la cual tocaban cuando se llamaban Emigrados. “Cuando cambiamos del nombre también cambió nuestro estilo”, comentó Alejandro.

Al respecto, Fernando detalló que ahora su estilo es “un poco crudo y elaborado. Tratamos de darle su importancia en el escenario, que todo suene y esté perfecto. Todavía no somos una banda de show, pero es a lo que nos enfocamos y queremos cuidar mucho eso”.

Aunque estos músicos se integraron como agrupación en noviembre de 2016, Alejandro y Fernando ya tocaban juntos unos años atrás; por ello, decidieron reunirse de nuevo. A Octavio lo conocieron cuando tocaba en un bar y les agradó su ejecución, por lo que lo invitaron a formar parte de la banda. Luego de tener los tres juntos algunas presentaciones, conocieron a Alberto, y decidieron invitarlo también al proyecto.

Aunque Alejandro dijo tener antes la idea de que si incluían a un cuarto integrante, podrían tener dificultades por la posible falta de responsabilidad de la que hay siempre un riesgo –debido a experiencias anteriores-, vio luego, al igual que Fernando, que hacía falta otro guitarrista, por lo que lo publicaron en el Facebook y así conocieron a Alberto, y, en palabras de Alejandro, “cuando lo vimos tocar, complementó totalmente la música. Si no estuviera él, no tendríamos esta propuesta”.

Al respecto, refirieron que desde el inicio, Alejandro es quien escribe las letras y las compone en guitarra; Fernando, en la batería, y desde entonces todo fue “saliendo”, pues los dos “compartimos el gusto por el rock mexicano, con Caifanes y Jaguares”; el ídolo de Alejandro es Alejandro Marcovich y el de Fernando, Alfonso André. Todo comenzó a fluir desde entonces y todavía ahora, es decir, “tratamos de ver la composición como un rompecabezas donde Trejo pone las bases; cada quien se encarga de su instrumento y vamos juntando todo”, explicaron.

Mencionaron tener fascinación también por Radiohead (en el caso de Alejandro), tanto en composición como en letras; por Flea, de Red Hot Chili Peppers (en el caso de Octavio), y por Guns N’ Roses y The Strokes (en el caso de Fernando). En este sentido, refirieron que optan, sobre todo, por la música de las pasadas décadas de los 80 y 90, aunque sienten, en palabras de Alejandro, que “todos, con nuestros gustos, creamos algo que no hemos escuchado en la escena zacatecano o en lo que escuchamos. Además, fusionamos géneros y experimentamos, somos muy críticos, y tenemos una pasión tremenda por nuestra música, con lo cual logramos algo mejor en el escenario. No tenemos un estilo ni un género determinado, porque tenemos la inspiración de otros artistas y la fusionamos con lo nuestro”.

En cuanto a las letras, Alejandro indicó que al escribir, se inspira mucho en vivencias personales y, dentro de ello, en lo que más le afecta; es decir, “puede ser sobre una mujer o que me sienta frustrado por no encontrar mi futuro, o por el apoyo de mis padres, o si me siento solo. La mayoría de mis canciones hablan de cómo me siento, cuál es mi frustración y cómo lo quiero expresar al mundo. Intento nunca hablar sobre el amor o hacer canciones románticas con las que la gente se sienta identificada, sino hacer piezas que critican el comportamiento humano, es decir, cuando se actúa sin razonar. Mis canciones siempre hablan sobre la condición humana; de cómo nos afecta lo que hacemos. Es como si fuera una obra de teatro. Nos portamos como si fuéramos actores y después transmitimos esa energía a un público. Por eso, en las presentaciones intento tomar el papel de una persona insegura que quiere gritarle al mundo cómo se siente”.

En torno a ello, a Alejandro, perteneciente a una familia que le gusta el arte y la filosofía, le atrae el concepto del pánico, llegando a inspirarse en él, sobre todo por Samuel Beckett, y el concepto del absurdo; “por eso, mis letras a veces son absurdas, no tienen sentido, o no cuentan una historia. Además, cada vez que escribo una letra, intento que la melodía la dirija, que siempre estén unidas”.

Interesado en el comportamiento humano y en cómo el ser humano es afectado, Alejandro, sin embargo, abandonó estudiar en la academia sobre ello, pues le gusta más la música. Sin embargo, “estudio lo que llega, lo que pasa, y quiero estudiar artes, para hablar más allá de cómo me siento”.

Alejandro destacó que los cuatro integrantes del grupo han evolucionado musicalmente, “por eso es mucha la pasión que siento cuando toco con ellos, por eso tengo la libertad de decirles cómo me siento”.

Estos músicos, estudiantes de letras o música, o ambas, consideraron que este tipo de estudios influyen en la composición musical, pues “de todo se agarra experiencia e influencia. El gusto por la lectura despierta nuevos horizontes. Entre más estudios se tengan, es mejor, porque es posible hablar de más temas y se establece una mayor conexión” con el interlocutor o, en este caso, con el público. Alberto mencionó sentirse como Cortázar (uno de sus autores predilectos) al momento de crear los arreglos de la guitarra, “porque me gusta jugar con las estructuras”.

También de sus lecturas nació una parte de su nombre, Denis, por inspiración en Dioniso, dios de la mitología griega cuya misión divina era mezclar la música del aulós, u oboe o flauta doble. En tanto, Inxerte surgió en una visita al bar Amsterdam Spot, donde en ese momento se presentaba una cantante. Así, reunieron tanto al hombre como a la mujer en el nombre de la agrupación.

Inxerte en Denis ha dado concierto en varios bares y foros de la capital del estado y los municipios de Guadalupe y Ciudad Cuauhtémoc. Además, hace unos meses obtuvo el segundo lugar en el Encuentro Nacional Ritmo Joven –iniciativa del Instituto Mexicano de la Juventud-, cuando Zacatecas fue sede de éste. Mencionaron que este segundo lugar fue muy favorable para la banda, pues a partir de él “nos sentimos más conectados con la escena local. Ya nos sentimos parte de ella, lo cual nos motiva a apoyar a las otras bandas y nos ayuda a que las demás nos apoyen. El concurso nos empujó a tomarlo un poco más en serio”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70