Zacatecas y el turismo: la fuerza de la singularidad

Zacatecas y el turismo: la fuerza de la singularidad

Zacatecas es un estado turístico, al grado que 3 por ciento del PIBE se debe a esta actividad económica. El que sea turístico significa que personas que viven en otros lugares creen que la entidad es interesante y consideran valioso venir a tomarse unos días acá. Personas con los más variados intereses en su visita: simple paseo vacacional, conocimiento de la historia de la región, eventos académicos, capacitaciones laborales, negociaciones mercantiles, o experiencias en lugares específicos. La cosa es que el objeto de interés adquiere valor económico, porque las visitas se traducen en derrama monetaria en hoteles, restaurantes, taxis, tiendas, centros de eventos o diversiones. Y a su vez, los negocios que juegan de proveedores elevan sus ventas. Con ello sumado, el ingreso y el bienestar de cientos de familias aumentan.

Pero si la seguridad es débil, las carreteras están dañadas, los servicios deficientes o las zonas tradicionales invadidas por una modernidad estandarizada, el atractivo se pulverizará. Es decir, hay una relación causal entre la singularidad de los lugares o servicios con el atractivo que provoca la visita. Por ejemplo, un centro comercial tipo mall, es igual si está en Sonora o en Yucatán. Algunos antropólogos les denominan ‘no-lugares’ porque se convierten en espacios genéricos ajenos a la singularidad de la región donde se instalan. Lo atractivo de estados como Zacatecas es su historia particular y las cosas particulares que los visitantes encuentran. En resumen: la singularidad es fuente de valor económico. Y la singularidad es la expresión de la identidad, de lo propio. Luego entonces, nosotros mismos somos la fuente de esa singularidad que a su vez es causa del valor económico del turismo. Lo cual significa que si la identidad y lo que somos es el manantial del valor del turismo, entonces, la mejor inversión es en las capacidades creativas de la población del estado. Esa debería ser la prioridad.

Zacatecas tiene muchos lugares y servicios que ofrecer. Desde el semidesierto, los cañones, la zona central y la franja fértil. En todos ellos hay historia y algunos rasgos de la identidad que se pueden ofrecer. El estado tiene una potencia turística que no se ha aprovechado completamente. Si contaramos con un plan estratégico bien hecho en el ramo del turismo, y suficientes capacidades de coordinación con todos los actores implicados, podríamos rebasar el 5 por ciento de PIBE en actividad turística. Un plan que se implemente con visión a 2030: en el área del arte formar zacatecanos para ofrecer a los visitantes recreación de alta calidad, lugares para descanso en el campo, el rescate de la memoria histórica, la restauración de la arquitectura que nos identifica, las estrategias de comunicación que coloquen al estado en el gusto de los turistas, y algo muy importante: la seguridad y paz. Falta trecho para que Zacatecas sea una verdadera potencia turística, pero tiene todo para serlo, sólo hace falta darle seriedad y más importancia al tema.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70