Ollin: Memoria en movimiento

Ollin: Memoria en movimiento
Monolito conocido como Calendario Azteca. Foto de Juan Carlos Basabe

La Gualdra 370 / Antropología e Historia / 80 Aniversario del INAH

 

 

El pasado día 3 de febrero, se cumplieron 80 años de la creación de unas de las instituciones culturales más sólidas que se han creado no solo en nuestro país sino en el mundo, una institución que ha preservado la memoria y conciencia histórica de México con el objetivo de fortalecer nuestra identidad como nación: el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El patrimonio cultural es un elemento central de la identidad y la soberanía nacionales. Los valores que han unido a los mexicanos a lo largo de siglos se vuelven presente vivo a través de la investigación, la recuperación y el cuidado de ese universo patrimonial. Su investigación y conservación es una tarea indeclinable del estado como representante de la sociedad. Estas actividades son responsabilidad fundamental del Instituto Nacional de Antropología e Historia y constituyen las premisas básicas de su misión y el sentido social de su existencia.

Su propósito es asegurar a los mexicanos del presente y del futuro el disfrute y la vocación social de ese patrimonio acrecentado cada día, consolidado y en mejores condiciones para su valoración. Su creación ha jugado un papel clave en la preservación de la herencia cultural de México y el mundo.

Los primeros antecedentes de lo que ahora es nuestra noble institución se remontan a 1825 con la creación del Museo Nacional Mexicano; posteriormente en 1865 Maximiliano de Habsburgo instala en el Palacio Nacional, el Museo Público de Historia Natural, Arqueología e Historia.

En 1917, como parte de la Secretaría de Agricultura y Fomento, se crea la Dirección de Estudios Arqueológicos y Etnográficos, que al año siguiente cambia el nombre por el de Dirección de Antropología; en 1925, es incorporada a la Secretaría de Educación Pública; luego, en 1930 se fusionan la Dirección de Arqueología y la

Inspección General de Monumentos para constituir el Departamento de Monumentos Artísticos, Arqueológicos e históricos de la SEP, con las funciones siguientes: exploración de las zonas arqueológicas del país; vigilancia, conservación y restauración de monumentos arqueológicos, históricos y artísticos de la república, y los objetos que en ellos se encuentran.

Es a finales de la década de los treinta del siglo pasado, que el entonces Presidente de la República, el Gral. Lázaro Cárdenas del Río, presenta una iniciativa legal al Congreso con la finalidad de transformar el Departamento de Monumentos Artísticos, Arqueológicos e Históricos de la Secretaría de Educación Pública en un Instituto con personalidad jurídica y patrimonio propios.

De esta manera, el 3 de febrero de 1939 fue creado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), como un organismo público dedicado a la investigación, conservación, protección y difusión del patrimonio cultural de orden prehistórico, antropológico, arqueológico e histórico de México.

Su primer Director General fue el antropólogo y arqueólogo mexicano Alfonso Caso; desde su fundación el INAH ha dirigido su mirada y sus acciones hacia este vasto horizonte que constituye el patrimonio cultural material e inmaterial de México.

Su misión ha sido el fortalecimiento de la identidad y memoria histórica de la sociedad, mediante una de las funciones más complejas en nuestro país, la protección y defensa del patrimonio cultural nacional; por tanto, el INAH es, sin duda alguna, la institución que en la forma más correcta y más viable responde a los intereses nacionales.

Es una institución con plena facultad normativa y rectora en materia de protección y conservación del patrimonio cultural tangible e intangible, que se encuentra a la vanguardia gracias al nivel de excelencia de la investigación en antropología, arqueología, historia, restauración, museología y paleontología, así como de la formación de profesionales en el ámbito de su competencia.

Sus actividades tienen un alto impacto social pues se ha hecho copartícipe con los diferentes niveles de gobierno y con la sociedad en el proceso de toma de decisiones de los planes y programas de desarrollo, para el diseño y ejecución de estrategias de conservación y conocimiento del patrimonio, así como de la memoria

nacional. Debido a lo anterior el INAH se ha conformado como una de las instituciones más sólidas de América Latina la cual no tiene precedente por las diversas ramas que maneja en la investigación, la formación, el resguardo del patrimonio y su difusión.

En 1988, el INAH quedó bajo la coordinación del recién constituido Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) y a partir del mes de diciembre de 2015 y hasta la fecha, forma parte de la Secretaría de Cultura. Para atender su misión el Instituto Nacional de Antropología e Historia está conformado de la siguiente manera: la Dirección General, las Secretarías Técnica y Administrativa y por 7 coordinaciones nacionales sustantivas de Arqueología, Antropología, Difusión, Monumentos Históricos, Museos y Exposiciones, Conservación del Patrimonio Cultural y la de Centros INAH -cuenta con 31 centros INAH en los Estados de la República-.

A través de esta estructura el INAH es responsable de proteger, conservar e investigar más de 110 mil monumentos históricos del siglo XVI al siglo XIX y más de 29 mil zonas arqueológicas de las cuales se tiene registro hasta la fecha. Tiene además a su cargo la operación de 191 zonas arqueológicas y una zona paleontológica abiertas al público, así como 5 Museos Nacionales (entre ellos el Museo Nacional de Antropología y el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec), 20 Museos Regionales, 43 locales, 36 Museos de Sitio Arqueológico, 5 Museos de Sitio Históricos, 3 Museos Comunitarios y tres Metropolitanos.

Más de 700 académicos colaboran en sus distintas labores de investigación, tarea que se complementa con la formación de profesionales en las escuelas superiores ligadas al instituto: la Escuela Nacional de Antropología e Historia en la CDMX; la Escuela de Antropología en el norte de México, en Chihuahua; así como la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía Manuel del Castillo Negrete también en la CDMX.

Forma parte del INAH el Sistema Nacional de Fototecas (17 centros en la república con gran riqueza iconográfica); la Fonoteca Nacional; la Cinemateca; además de la Biblioteca de Antropología e Historia, acervo documental que reúne la mayor colección de publicaciones de carácter histórico y antropológico de México.

En Zacatecas, el INAH a través de su Dirección Estatal, tiene a su cargo 3 Zonas Arqueológicas abiertas al público: “La Quemada”, en el municipio de Villanueva; “Alta Vista”, en el municipio de Chalchihuites; y la recientemente puesta en servicio para la visita pública “Cerro del Teúl”, en el municipio de Teúl de González Ortega; así como 2 museos: el Museo de Guadalupe -ubicado en magnífico inmueble que albergara al antiguo Colegio Apostólico de Propaganda Fide en Guadalupe- y el Museo de Sitio de la Zona Arqueológica de Alta Vista. Cuenta también con la Biblioteca Especializada del Camino Real de Tierra Adentro que resguarda y pone a consulta pública el acervo “Federico Sescosse Lejeune”, el cual se compone de su biblioteca particular, su archivo personal y su fototeca.

A través de la Dirección de Patrimonio Mundial, el INAH es la institución que representa al estado mexicano ante el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Ha presentado y producido la mayor parte los expedientes que dan origen a las inscripciones en la Lista del Patrimonio Mundial que distinguen a nuestro país como 1º en el continente y 6º a nivel mundial, así como las correspondientes al patrimonio cultural inmaterial y a la memoria del mundo; tan es así que en México contamos con 27 sitios de carácter cultural, 2 mixtos y 10 de patrimonio cultural inmaterial reconocidos como Patrimonio Mundial.

En este contexto, Zacatecas cuenta con dos inscripciones en la Lista de Patrimonio Mundial, una de 1993 que corresponde al Centro Histórico de la Ciudad de Zacatecas; y la de Camino Real de Tierra Adentro del año 2010, el cual comprende 13 sitios distribuidos en 9 municipios (Ojocaliente, Guadalupe, Zacatecas, Pinos, Chalchihuites, Sombrerete, Fresnillo, Villa González Ortega y Noria de Ángeles).

Sin la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos de 1972 mucho de ese patrimonio que hoy nos enorgullece como muestra excepcional de nuestra cultura e identidad, se habría perdido.

El Instituto intenta aplicar de manera integral las convenios que México ha suscrito dentro del ámbito de la UNESCO, así como el conjunto de cartas y recomendaciones que derivan de dichas convenciones y es parte de los protocolos de actuación bajo las normas internacionales.

Debemos mencionar también que el Instituto sabe de emergencias, a lo largo de su historia ha implementado protocolos de actuación para atender bienes culturales afectados por fenomenos antropogénicos y desastres naturales tales como huracanes, inundaciones y terremotos entre otros, con lo cual se ha logrado atender, por ejemplo, los más de 2300 monumentos históricos y arqueológicos dañados durante los sismos de 2017 en 11 estados de la república.

Asimismo, el INAH acompaña fenómenos sociales, políticos y económicos que plantean dificultades para la conservación del patrimonio cultural, sea a causa de la tenencia de la tierra, a conflictos entre pueblos y etnias, a la generación de nueva infraestructura carretera, portuaria o aeroportuaria, de vías férreas, de minería y energéticos, y al crecimiento desordenado de centros urbanos; está presente en el debate sobre la protección de recursos naturales y en los planes de desarrollo social, educativo y turístico, entre otros.

Así pues, estando hoy ante el 80 aniversario de la creación del instituto y dentro del marco de los festejos conmemorativos, se crea la presente columna quincenal bajo el nombre de “Ollin: Diálogos con la memoria” con el objetivo de que esta celebración sea lo menos endógena posible y comparta con el público en general, la historia y el quehacer cotidiano de esta importante institución.

A lo largo de esta columna conoceremos los testimonios de un intenso recorrido por ámbitos multidisciplinarios en donde convergen cauces paleontológicos, arqueológicos, antropológicos, históricos, etnológicos, etnohistóricos y museográficos y entre cuyas metas principales se encuentra la difusión del patrimonio cultural y el conocimiento acumulado en estas 8 décadas por el instituto, con la finalidad de favorecer el aprecio por nuestros bienes patrimoniales y valores culturales.

El objetivo es seguir avalando la expresión de que el INAH sabe leer su tiempo y sabe adentrarse en las más profundas y antiguas raíces de nuestro país. Definitivamente sin la presencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia, sus investigadores, especialistas y trabajadores, la historia de México no sería la misma.

* Maestro en Restauración de Sitios y Monumentos Históricos. Director del Centro INAH Zacatecas.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70