Las + Recientes

2019: Cuarenta aniversario de la conquista del registro electoral del PCM

2019: Cuarenta aniversario de la conquista del registro electoral del PCM

EL XVII Congreso Nacional del Partido Comunista Mexicano –celebrado en diciembre de 1975– adoptó una resolución de gran importancia y responsabilidad: designar su propio candidato a la presidencia de la República, para cuya honrosa tarea eligió al camarada Valentín Campa, cuyo nombre era conocido entre la clase obrera y distintas organizaciones de masas, como un símbolo de la resistencia obrera y popular a los métodos despóticos de la élite del poder, como la personificación de los mejores rasgos del movimiento obrero mexicano. El 23 de enero de 1976 se realizó la asamblea de unidad socialista, con la participación del PCM, la Liga Socialista (organización trotskista) y el Movimiento de Organización Socialista (MOS), mismos que habían convenido en sostener conjuntamente la candidatura del viejo líder ferrocarrilero. La resolución comunista de participar en las elecciones fue una medida oportuna, sobre todo si se toman en cuenta que la división del PPS en el curso del proceso electoral, la incapacidad del PAN –debido a sus contradicciones internas– para presentar candidato presidencial, evidenciaron la crisis del sistema electoral e incrementaron la pertinencia de dar la pelea por los derechos políticos y electorales del PCM mediante la paricipación electoral.

La candidatura de Campa, además del MOS y la LS, fue apoyada en Monterrey por el Movimiento de Acción Comunista, y en diversas partes del país se incorporaron a la campaña militantes de organizaciones democráticas y activistas sin partido. Por cierto, en varios lugares se sesionó en los locales de las secciones democráticas del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana. Las elecciones presidenciales de 1976 se desarrollaron en condiciones favorables por el crecimiento del movimiento huelguístico, el número de huelguistas y de horas de trabajo caídas; varios sindicatos y secciones sindicales se democratizaron (en especial cabe destacar las luchas de telefonistas y siderúrgicos de ese año), como respuesta a la crisis económica que empezó a golpear a la clase obrera, las capas medias y los pequeños propietarios; se conquistó la democracia y la sindicalización en algunas universidades; surgieron nuevos partidos democráticos y de izquierda, y se veía renacer el movimiento campesino independiente, como el del FPZ en Zacatecas.

La participación comunista fortaleció las tendencias unitarias en la izquierda y dio un paso definitivo en la superación del sectarismo. En la campaña electoral comunista, llamada Marcha por la Democracia, comenzaron a vislumbrarse las amplias posibilidades de convertir al PCM en un partido de masas. En diversas ciudades, las concentraciones reunieron a miles de trabajadores y estudiantes. El mitin de cierre de campaña, el 27 de junio de 1976, el PCM y sus aliados abarrotaron la Arena México en medio de un ambiente de mucho optimismo. En total, según cálculos del partido, intervinieron en los actos públicos de la jornada más de 120 mil personas y se recibieron alrededor de un millón 600 mil votos. La lucha por la libertad política, con el PC como eje y centro, posibilitó la confluencia objetiva de todas las fuerzas interesadas en derrotar las formas autoritarias y despóticas del viejo régimen. Por ello, cuando el gobierno de José López Portillo implementó la reforma política, el Partido Comunista era la organización mejor preparada para moverse en las nuevas condiciones y lanzar con nuevas fuerzas su política unitaria.

El 3 de mayo de 1978, como resultado de los grandes esfuerzos de la militancia y la dirección comunistas, y de la crisis del sistema electoral, el PCM obtuvo su registro condicionado al resultado electoral con lo que se abrió una nueva fase en el desenvolvimiento del movimiento de los simpatizantes del socialismo en nuestra patria. Posteriormente, el PC formalizó una alianza con el Partido del Pueblo Mexicano, el Partido Socialista Revolucionario y el Movimiento de Acción y Unidad Socialista, que constituyeron la Coalición de Izquierda para participar en el proceso electoral para renovar la Cámara de Diputados. El primero de julio de 1979 se efectuaron las elecciones en las cuales el PCM obtuvo 705 mil votos y el 5.4 por ciento de la votación total, con lo cual aseguró su registro definitivo, para el que requería únicamente el 1.5 por ciento. Participé en ese proceso como coordinador de la campaña del candidato Eligio Meza por el primer distrito de Zacatecas. De este modo, el PCM quedó colocado como la tercera fuerza política del país. Se integró el Grupo Parlamentario de la Coalición de Izquierda con 18 diputados, nueve de los cuales eran del PCM, cinco del PPM, tres del PSR y uno del MAUS. El registro conquistado en esa fecha ha sido utilizado posteriormente por los partidos PSUM, PMS y PRD, creados por la política unitaria elaborada y aplicada por aquellos dirigentes y destruida por la dirigencia actual del PRD. Pero esa es otra historia. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70