Las + Recientes

No has entendido nada

No has entendido nada

La Gualdra 366 / Río de palabras

 

Somos un juego de espejos tú y yo.

Tenemos una vida similar, pero invertida.

Un raro reflejo, ¿verdad?

Marcela Serrano

Te pedí que le dijeras y no me hiciste caso. Estoy en un lugar que no me gusta. Sí, estoy enojada. Ella me dijo cosas que me hirieron, me ofendió, fue muy grosera conmigo. Bueno… Yo también le dije cosas… que sabía la iban a lastimar. Sí, las dos nos agraviamos. ¿Que por qué te escogí a ti? No sé. Bien a bien, no lo sé. De verdad. No lo sé. Nunca me imaginé en esta situación. Además… quiero platicar con ella. Largo y tendido. Y que ella me platique sus cosas. Y… ni modo, si hay que llorar… lloramos. No tengo problema. Fue fácil dar contigo. Para nada. Pero de veras que no has entendido que sólo nos queda este chance. Yo te miro y te miro y de veras que no te entiendo. Si al menos no nos hubiéramos dicho tantas fregaderas. Sí. Yo le dije… Y ella también me dijo. No se quedó callada. Y la cosa se fregó. Los rencores nos separaron. No, no, nos veíamos, pero nomás nos estábamos aguantando para empezar de nueva cuenta con lo mismo. Yo me mordía la lengua y me imagino que ella también. Venía a verme y no veía el momento para correr. Que si esto, que si esto otro. Ya vine y ya me voy. Y tienen que buscar en la casa un montón de cosas. Dijeron fuchi y se dieron la media vuelta. ¿Y mis cosas? Tú no quieres entender… qué vas a entender… andas todo destanteado… buscando cosas aquí y allá… ¿No te das cuenta que la tristeza te está comiendo por dentro? Ni tan siquiera te empujas unos buenos tragos de mezcal… o de ron… unas cubitas no te caerían nada mal. Anímate. A lo mejor y hasta nos ponemos a cantar. ¿No te has dado cuenta que la vida se nos amargó… y nos tiznamos… no te creas… si me da tristeza verte así… ¡Qué angustia! No has entendido nada. Te la pasas esculcando por todos lados. ¿Qué buscas? Esculcas y esculcas. No tienes

descanso. Nomás te veo. Te pones triste. Y te echas a caminar. Caminas por todo el pasillo. Te agarras del barandal y clavas la mirada en el patio. En las palmas. En el limonero. Y ni cómo ayudarte. Luego te sientas y comienzas a hablar, hablas de corridito. Me hablas. Y veo que no has entendido nada. Hablas y dices que no tienes miedo. Y, sí, no te da miedo. Para nada. Suspiras. Suspiras mucho. Como para no ponerte a chillar. Y deberías llorar. Pero es que… no has entendido nada. Te dije una vez y otra que le dijeras. Y no me hiciste caso. ¿Tienes miedo? Dile, dile, cuéntale que no me gusta dónde estoy, que nos dijimos muchas cosas que nos hirieron… no… no has entendido nada… nada.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70