Las + Recientes

Gobernar sin sentido social

Gobernar sin sentido social

Uno de los principales problemas a los que se han enfrentado los últimos gobiernos Zacatecanos es al de la falta de presupuesto para concluir los años fiscales, teniendo que verse en la situación de contraer empréstitos para salir del bache financiero y poder cubrir compromisos que nunca debiesen encontrarse en riesgo como lo es el pago de aguinaldos y quincenas de maestros, así como el apoyo a nuestra Universidad.
El problema no solamente recae en la falta de mayor recaudación, el aumento en impuestos no es la solución como ya quedó demostrado los primeros dos años de Gobierno de Alejandro Tello, quien aumentó el cobro de algunos impuestos como la tenencia, el impuesto a la infraestructura y aumentar en porcentaje la aportación a la Universidad Autónoma de Zacatecas, el cobro de los mismos no se vio reflejado en las finanzas del Estado, pues se sigue terminando el año con déficit.

Parte del problema recae en gobernar sin sentido social, en apostar a destinar recurso en medidas u obras que aportan más en el tema mediático que aquellas que son necesarias pero que no tendrán impacto positivo en la imagen del gobernante en turno. Claro ejemplo es el destino de recurso para remodelación o construcción de obras que no tendrán impacto o beneficio alguno en la sociedad, el Estadio Carlos Vega Villalba fue remodelado hace algunos meses con la excusa de que la inversión en el deporte traería beneficio a los zacatecanos y que existía la posibilidad de contar con un equipo de primera división, se destinaron algunos miles de pesos en estrategias de comunicación para ganar respaldo social hacia dicha obra pero jamás se destinó recurso para becas deportivas ni otras acciones que realmente beneficiaran a nuestros deportistas zacatecanos. Así sexenio tras sexenio hemos sido testigos de la construcción de una gran cantidad de obras que no solamente no sirven y no benefician en nada a los Zacatecanos, sino que se convierten en grandes elefantes blancos y terminan siendo grandes obras en las que la corrupción es el principal promotor, el ex gobernador nos heredó grandes obras de estas y que su sucesor cubrió con gusto.

Para el año 2017 fueron destinados cerca de 690 millones de pesos a una bolsa que puede ser considerada como cínica, inmoral y sin razón de ser, la famosa nómina secreta, cuyo objetivo es el de beneficiar económicamente a los funcionarios favoritos del gobernador, ofreciéndoles un bono mensual por el servicio prestado y a consideración del gobernador. Para el año en curso, a pesar de las críticas, dicha bolsa no solamente mantuvo su existencia, sino que aumentó sus fondos a cerca de 718 millones de pesos que hasta el momento no ha sido transparentado su destino o las cantidades brindadas a cada funcionario y cada cuánto tiempo.
Actualmente nuestra máxima casa de estudios, así como el sector educativo del Estado, y otras instituciones públicas, atraviesan una crisis financiera para concluir el año fiscal, la falta de recurso arroja la falta de pago de nóminas, aguinaldos y otras prestaciones de ley que por derecho reciben los trabajadores de las mismas. El señalamiento realizado por el coordinador de la bancada de morena en la anterior legislatura, José Luis Medina Lizalde, por destinar algunos millones a la remodelación de un estadio de futbol que no se llena y que además se buscaba beneficiar a un equipo de futbol perteneciente a un grupo millonario, fue tomada como un ataque a la inversión del deporte en el Estado, ahora que hace falta recurso para cubrir las prestaciones de ley de trabajadores, toma sentido.

El problema no es que no deba invertirse en obras, el problema es que se destina en obras que no impactan en la vida de la sociedad, existen un sin fin de espacios públicos que solían ser lugares en los que se practicaba el deporte, el abandono y la falta de mantenimiento de los mismos los ha convertido en espacios donde los vicios y la delincuencia se hacen presentes. El problema es que estamos siendo gobernados sin sentido social, mientras el recurso no sea destinado a sectores o acciones que realmente lo requieran, mientras el recurso no sea destinado de forma inteligente, eficiente y benéfica, continuaremos año con año con problemas para cumplir con las prestaciones de ley, con un magisterio que es utilizado políticamente para colgarse medallas o para golpear a los nuevos gobernantes, con un estado en crisis. Zacatecas requiere de gobernantes que realmente tengan interés en transformar el ejercicio público, no de gobernantes que en el discurso prometen y en los hechos sufren amnesia. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70