Las + Recientes

Una cucharada de la sopa de la casa

Una cucharada de la sopa de la casa

La expectativa no podía ser mayor. Un correo electrónico a la 1:30 de la tarde avisaba a la prensa que a las 2, el gobernador del estado daría una conferencia de prensa. Las redes sociales institucionales también lo anunciaban y habría además, transmisión en vivo.

El tema fue habitual, el tono no. Otra vez hay dificultades para pagar la nómina magisterial; pero pese a mesuras y matices, esta vez fue notorio que se responsabilizaba a la Federación por ello.

La estrategia dio medianos resultados. El PRI no tardó en replicar el reclamo, y hasta los diputados locales, de los partidos que llevaron al poder a Andrés Manuel López Obrador, anunciaron una caravana para buscar más recursos.

En contraste, los comentarios ciudadanos que podía leerse en las propias transmisiones iban en el sentido inverso: en reproche de que el Gobierno estatal no cumpliera con su obligación de garantizar salario y prestaciones de los trabajadores. En ese mismo tenor respondieron las organizaciones magisteriales.

Los argumentos institucionales están muy lejos de ser convincentes, pues años de hacerse llamar “el estado más priista” y de presumir las supuestas amistades con el presidente de la República y los secretarios de hacienda ya tendrían que haber servido para resolver la falta de recursos de la nómina magisterial de raíz, logrando convertir en ordinario los recursos que todos estos años se han entregado de forma extraordinaria. O bien, recortando en otros rubros para obtener el dinero que año con año causa dolor de cabeza.

A la vista de cómo se aprobó el paquete económico 2018, en tan solo 6 horas, sin oposición y sin cambiarle una sola coma, esto no debería de haber significado ninguna dificultad.

Si la falta de regularización en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone) explica la vulnerabilidad de la nómina magisterial, ¿cómo pueden explicar que en la misma condición estén algunos trabajadores de la Fiscalía General de justicia y del ISSSTEZAC?

En el mismo sentido, lejos de lograr el respaldo de la sociedad que forzara al otorgamiento de los recursos, se confesó el fracaso en la estrategia de gestión que tanto los enorgullecía hasta hace unos días.

¿Solo fueron fotografías y elogios mutuos las reuniones entre legisladores federales, el gobernador, presidentes municipales y otros funcionarios en las que prometieron servir de gestores para la entidad? ¿O están guardando su pólvora solo para el presupuesto 2019?
Pese advertencias, unos y otros parecen no haber entendido que el cambio no obliga solamente a cambiar de protagonistas de los mismos guiones, sino a reformular los caminos. Nada lo prueba mejor que las notas que retratan a alcaldes y gobernadores (https://lopezdoriga.com/nacional/gobernadores-y-alcaldes-piden-recursos-en-san-lazaro/) haciendo largas filas con carpetas bajo el brazo, esperanzados en hacer valer los compadrazgos, parentescos y gentilicios para obtener más recursos.

Y ese es solo el plan A; el B apuesta a la presión social de los afectados por los recortes, no obstante, si se planeaba algo así para Zacatecas, tendría que analizarse que el presidente libra batallas más significativas en el terreno nacional como la cancelación del aeropuerto o el enfrentamiento al Poder Judicial por sus sueldos exorbitantes.

Pero la conferencia ni siquiera fue una victoria local, que ganara la simpatía y respaldo de los zacatecanos, pues extraña que se requieran 750 millones de pesos para un gasto Programable y básico como el pago de nómina y prestaciones en un estado que se puede permitir la ampliación de un estadio de fútbol para favorecer a un equipo privado, la inversión de 15 millones de pesos a un Congreso Charro, donar 800 mil pesos al Teletón aunque no hay centro de rehabilitación (CRIT) en el estado, y una cantidad similar a la que se requiere, 720 millones de pesos, en pagos de bonos a funcionarios para complementar su salario que a la postre, de varios de ellos -incluido el del gobernador- es mayor al que gana a partir de este diciembre el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al final, se percibe en el ambiente confianza y tranquilidad porque en la propia conferencia de las autoridades locales, y también en las declaraciones de las autoridades nacionales, ha quedado claro que se pueden brindar los recursos que hagan falta como adelanto de las participaciones del próximo año. Solucionado está entonces. Solo que acostumbrados estaban a evitar los dolorosos recortes y replanteamientos que hoy serán necesarios.

Nada que les sea ajeno, solo tendrán que aplicar en casa lo que suelen recomendarle año con año a la Universidad Autónoma de Zacatecas, al poder judicial, al Cobaez o a los municipios: a ordenar la casa y apretarse el cinturón.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70