Siempre que volteas a ver la realidad, te sorprende, porque siempre hay algo para componer musicalmente: “Fego” Sánchez

Siempre que volteas a ver la realidad, te sorprende, porque siempre hay algo para componer musicalmente: “Fego” Sánchez
Rude Boys, durante su más reciente concierto en Zacatecas. Fotos: ARACELI RODARTE SOLÓRZANO
  • “Es una parte fundamental de esta banda el decir las cosas y que la sociedad las entienda”, sostuvo el vocalista de Rude Boys
  • Esta agrupación de Huixquilucan, Estado de México, dio un concierto en Zacatecas, donde tocó, entre otras piezas, Somos del barrio, tema icónico por su lugar de origen
  • “Desde el principio, para mí, el ska fue una manera agradable de llegarle a la gente”, pero ahora no sólo es prenderla, sino que se vaya con un mensaje
  • “No queremos ser una banda que pase desapercibida, sino que nuestros discos se queden para las siguientes generaciones”
  • “Una banda se solidifica cuando tienes integrantes que son amigos. Lo que hicimos fue recolectar amigos”

“Siempre que volteas a ver la realidad, te sorprende, porque siempre hay algo que podemos componer musicalmente. Yo canto mucho la realidad, en la casa, en la escuela, en la sociedad, y siempre hay algo en donde la creatividad de Rude Boys se enfoca. Es una parte fundamental de esta banda el decir las cosas y que la sociedad las entienda”.

Así lo expresó en entrevista exclusiva Manuel “El Fego” Sánchez Rivera, vocalista, escritor y arreglista de la banda mexicana de ska y punk Rude Boys, en la más reciente visita a Zacatecas de esta agrupación, el pasado 27 de octubre, a manera de una minigira que inició un día antes en San Luis Potosí, tras haber efectuado una gira más extensa que se compuso de 18 fechas, para celebrar con ambas sus 18 años de carrera.

Antes del concierto de esta agrupación en esta ciudad capital fue que “Fego” otorgó dicha entrevista, y a tales declaraciones agregó que los seis discos de Rude Boys, todos ellos ya disponibles en plataformas digitales, no hablan de lo mismo. Mencionó, por ejemplo, respecto al amor, que estos músicos creen en él, pero a su manera.

En esta visita a Zacatecas, que representó la segunda del grupo –la primera fue hace cuatro años-, Rude Boys, originario de Huixquilucan, Estado de México, compartió en el Foro The Destroy, junto a los zacatecanos Irreverente Punk, Simios Radioactivos, Sinikos, The Abetics, Buena Mierda Radikal y Mala Racha, un repertorio que se compuso de piezas de sus seis álbumes, desde Justicia para el país, lanzado en 2002, hasta Una vez más, en 2016, entre las que figuraron Salí de casa y Policías no.

“Fego” mencionó que dicho concierto en Zacatecas fue una muestra de que el ska no es sectorial, y Rude Boys está consciente de que si no extiende esa fuerza y buena posición que tiene actualmente en la Ciudad de México, el grupo podría estancarse.

A propósito del concepto de sectorial, refirió que el nombre Rude Boys refiere el movimiento callejero originado en Jamaica en la pasada década de los 60, de los chicos rebeldes de ese país que emigraron a Inglaterra, y agregó que “nosotros nos quedamos con las tendencias de los chicos jamaicanos más que de las inglesas, porque no podíamos abarcar tanto y teníamos que hacer nuestra música como nosotros la sentíamos, es decir, así como ellos se han marginado, nosotros venimos de una zona marginada, que es Huixquilucan, donde la pobreza es muy sentida”.

Añadió que Huixquilucan, al igual que parte del Estado de México, está dividido en dos sectores, el de clase media y el burgués. “Hay una frontera enorme entre pobres y ricos”. Los primeros carecen de seguro social o hasta de un empleo digno. “Cuando llegué a vivir allí, había muchas milpas, la gente se dedicaba a la siembra; ahora es como más urbano rural, las milpas empezaron a desaparecer, la gente las dejó para ir a trabajar a otros lugares”.

Fue entonces cuando explicó el significado de una de sus piezas: “Somos del barrio es un tema icónico de la agrupación, porque cuando comenzamos a hacer música no había alguien que volteara a ver nuestro barrio. Nuestros primeros conciertos fueron en Ecatepec y cosas por el estilo. Entonces, hicimos un sector como de skinheads y rude boys, y conforme fuimos avanzando, la gente se dio cuenta que había una banda que se llamaba Rude Boys y que tocábamos un ska distinto a lo que se conocía en ese tiempo como mexska. Luego, hicimos nuestro segundo disco, cuyo primer tema es Somos del barrio, sin necesidad de tanta faramalla y publicidad, porque en ese entonces” era, además, menos accesible tener Internet; “se empezó a correr la voz de que había una canción que se llamaba Somos del barrio”.

Rude Boys inició con sólo tres integrantes y actualmente se conforma de ocho; entre todos existe una buena amistad: “En estos 18 años conocimos a muchas personas que se han vuelto nuestros amigos. Tenemos muchos buenos músicos en México, y una banda se solidifica cuando tienes integrantes que son amigos. Lo que hicimos fue recolectar amigos”.

En este sentido, señaló que en el terreno de la creación, él llega con una idea musical, con toda la maqueta de lo que quiere que se plasme en lo que hacen, y el resto de los integrantes “le ponen de su cosecha para armar las canciones”.

Agregó que el camino de Rude Boys ha sido difícil, porque se trató de “hacer una carrera donde no había”.

Con sus letras, que son sobre la vida cotidiana y de situaciones políticas y sociales, “Fego” busca que quienes las escuchen creen su propio criterio. “Para nosotros, es importante plasmar todas esas ideas porque muy pocas bandas lo hacen ya en estos tiempos; que nuestros hijos tengan una postura distinta sobre la que puedan construir su propio criterio. Si consumimos sólo lo que la televisión y los medios de comunicación quieren, vamos a tener una juventud desplazada hacia otras cosas”.

Consideró que en su caso, a diferencia de “los funcionarios que reciben mucho dinero como sueldo” y no se enfocan a actividades donde los jóvenes se preparen y, por ende, “se alejen de las drogas y la violencia, incluso de la televisión”, Rude Boys está poniendo su granito de arena, porque quienes lo escuchan se identifican con sus letras, ya que se trata de situaciones que cualquiera vive. “El gobierno no irá a verte a tu casa. Tú debes arreglar las cosas en tu casa o colonia. Me refiero a la educación no de la escuela –donde tenemos una reforma que hace que las personas se vuelvan robots-, sino de la que queremos que nuestros hijos tengan un criterio propio, tras enfrentarlos a la realidad en vez de colocaros en una burbuja”.

Aunque en un tiempo Rude Boys apoyó mucho al movimiento zapatista, “Fego” señaló que de repente ya no fue su camino, sino que éste ya fue algo más personal, “porque no siempre podemos vivir del pasado”. Agregó que “el Zapatismo ya pasó y quedó como claro ejemplo de que las cosas se pueden hacer. Ahora, nosotros debemos empezar a poner ejemplos para los demás, pues no queremos ser una banda que pase desapercibida, sino que nuestros discos se queden para las siguientes generaciones”.

“Fego” dijo sentirse atraído por el ska desde pequeño. “Soy de otra generación de cuando surgió el ska inglés. Lo conocí, pero me enfoqué más a la onda latinoamericana, como las bandas Los Calzones Rotos y Los Intocables. No me gustó mucho el mexska porque en realidad yo ya tenía otras tendencias musicales; me gusta el hardcore, el punk, el rocanrol y varias cosas que de repente combinamos en nuestras composiciones. Desde el principio, para mí, el ska fue una manera agradable de llegarle a la gente, porque uno escucha al ska y se prende”, pero ahora no sólo es prenderla o llenarla de energía, sino que se vaya con un mensaje para “entender un poco más la situación que vivimos”.

“Fego” llamó a la gente a conocer más del ska hecho en México, más allá de los grupos ya reconocidos y difundidos en los medios de comunicación.

Recordó que en el caso de Rude Boys, fue adquiriendo fama poco a poco, y ésta aumentó sobre todo con su quinto disco, en el que “fue cuando el grupo tuvo la oportunidad de poder grabar mejor, en mejor calidad, con colaboraciones de músicos importantes, y creo que esto fue el parteaguas para que pudiéramos entrar a zonas a donde no podíamos entrar. La gente ya nos escucha más y está más identificada con lo que hacemos”.

Rude Boys fue convocado para presentarse en el cuarto Festival Internacional Skatex, en la Ciudad de México, que se realizará el primero de diciembre, y para el cual trabajó en dos temas, uno de ellos Balas de Nochixtlán, que compuso en la gira de este año y el cual se refiere al poblado de Oaxaca llamado Asunción Nochixtlán, donde hubo un enfrentamiento entre policías y sociedad con motivo de la reforma educativa, mismo que el grupo vio andando en su gira: “Nos topamos con la carretera bloqueada y, al tener que ingresar a Nochixtlán, vimos la batalla campal entre policías y sociedad. Allí es cuando te das cuenta que la realidad es otra y que sobre la carretera no se ve nada. Es increíble que de repente las cosas ‘no pasen’”. “Fego” indicó que este tema será el nuevo single de Rude Boys.

La otra pieza es Televisor asesino, y “está enfocado a lo que actualmente se ve en la televisión, donde la gente es preparada para algo que se avecina. No sé si sea autodestrucción, pero muchos programas están enfocados a que la gente se vuelva un zombie”.

Fue así como se presentó en Zacatecas Rude Boys, una banda independiente llena de energía y con la ideología de cambiar el mundo empezando por uno mismo. “Fego”, junto a Chucho Martínez, en el saxofón; Fredy Coxtinica, en el bajo; Juan “Gato” García, en la batería; Abel Villa, en el teclado; Alfonso Ortiz, en la guitarra, y Poporo Ramírez, en el trombón, tocaron durante casi dos horas.

Antes de ellos, las agrupaciones zacatecanas ya citadas ejecutaron piezas como Vahos del ayer (de Flema), Pobre corazón (de Embajada Boliviana), Historia triste (de Eskorbuto), Una y otra vez (de Seguimos Perdiendo), en el caso de Mala Racha. The Abetics tocó covers de la zacatecana ya extinta Juanones y una composición propia, entre otras piezas; Simios Radioactivos, Persecución (de su primer material) y Pobre de ti (de Tijuana No), además de otras; Buena Mierda Radikal, Desperté, y luego Tus bragas (de El Último ke Zierre) y ¿A dónde vas? (de El Último ke Zierre), y acompañado de músicos externos, Cualquier día (de Boikot), No me arrepiento de este amor (de Attaque 77) y Hey chaval (de Ska-P), y Sinikos brindó Lejos, Prisionero y Qué tranza.

Por otro lado, el Día Estatal del Rock, al que este año se le agregó el nombre de Carlos Macías Cervantes, fue celebrado el viernes 23 y sábado 24 del presente mes y se compuso de varios géneros, mismos que se tocaron en tres sedes, con la participación de alrededor de 30 bandas, en homenaje a la agrupación zacatecana de death metal Pacal.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70