La crisis de la UAZ y la Propuesta de Reforma al Reglamento General de Elecciones

La crisis de la UAZ y la Propuesta de Reforma al Reglamento General de Elecciones

La Universidad Autónoma de Zacatecas enfrenta recurrentemente una crisis financiera muy importante que pone en entredicho el cumplimiento de varias prestaciones contractuales. La citada crisis, no es el resultado de un mandato divino, tiene un origen, varios autores materiales e intelectuales y, cómplices estatales y federales. Apoyos y rescates van y vienen al igual que héroes y villanos y seguimos en la misma situación, tarde que temprano la crisis nos alcanza en una desigual carrera contra el tiempo y varios derechos ganados como el aguinaldo, que a decir del Rector, cuesta nominalmente 105 millones de pesos. Algunos han creído que con recortes presupuestales se solucionará el gran conflicto que tenemos enfrente, sin embargo, los millonarios adeudos al ISSSTE y la indiferencia intermitente de la federación complica mucho nuestra situación a tal punto de poner en riesgo hasta nuestras posaditas y convivencias de fin de año. Desde mi perspectiva, la UAZ necesita un mayor presupuesto para dar respuesta a las múltiples demandas de los jóvenes que aspiran a una educación de calidad pues incluso, se están quedando fuera muchos chamacos que luego se ocupan en actividades distintas, algunas de ellas de carácter ilícito. De cualquier forma es fundamental que todos en la UAZ nos pongamos a trabajar en una solución estructural, nomás que si estamos sembrando chile no esperemos cosechar calabazas; así, los sindicatos, el Consejo Universitario, los directores, la administración central y en general, toda la comunidad universitaria, debemos entrarle sin simulaciones al tratamiento y solución de nuestra empantanada crisis. De inicio, propongo una reforma al Reglamento General de Elecciones de la UAZ para que los funcionarios de la administración central no puedan candidatearse para ningún cargo de elección en forma inmediata, con lo cual, evitamos que solo trabajen en su beneficio político o para ascender a la próxima posición política, y lo que es peor, no solucionan conflictos internos para quedar bien con todos y no perder votos a la hora de la hora, contribuyendo a una crisis interna que impacta en la externa. Textualmente, la reforma que propongo sería al artículo 14 del citado reglamento: son requisitos para ser electo como miembro del Consejo Universitario, Rector, Consejero Académico de Área, Coordinador de Consejo Académico de Área, Consejero de Unidad Académica, Director de Unidad Académica e integrante de la Defensoría Universitaria, los establecidos en la Ley Orgánica así como en el Estatuto General y este reglamento para cada caso; además, no deberá ejercer ningún cargo administrativo o de dirección en el periodo inmediato anterior a la elección e incurrir en los impedimentos señalados en dichos ordenamientos. Necesitamos funcionarios que no solamente salgan en la foto poniendo cara de gente interesante, necesitamos activistas por la UAZ, que se partan la madre por la institución y no solo trabajen para hacerse de un capital político. En lo externo, necesitamos ponernos los pantalones frente a la federación ya que a veces cualquier funcionario de mediano pelo quiere vernos como Dios a los conejos; incluso nos regañan, nos tienen horas esperándolos como si fuéramos universidades de segunda y es que ya nos hemos domesticado, ya no tomamos instituciones, ya no exigimos un trato digno, ya vamos de rodillas cuando nos dirigimos a hacer gestiones a México, nos hace falta pues, tener mayor oficio político y contar con el respaldo de toda la UAZ. Recuerdo cuando vino el fallido aprendiz Luis Videgaray, casi nos hincábamos con reverencia y toda la cosa para agradecer al mesías que venía a salvar a la UAZ y, nada, nos hubiéramos pelado las rodillas en vano, la crisis siguió y siguió hasta la venida del próximo salvador. Propongo también que no dejemos solo al Rector, vayamos varios autobuses a la Ciudad de México a exigir un nuevo trato para la UAZ, demandemos que la Cuarta Transformación se haga incrementando el presupuesto a las universidades, que se les invite como elemento fundamental de dicha transmutación, que se rescate a todas las universidades públicas y se pongan las cosas claras, con reglas de trato y transparencia. Agradezco que ya tengamos garantizado el pago del aguinaldo pero falta ahora, defender el contrato colectivo que está en la mira del Gobierno Federal, lo quieren rasurar sobre todo en lo relacionado con la prima de antigüedad y, ante lo dócil que nos hemos vuelto, podemos perder más prestaciones que se han ganado después de varias luchas. Finalmente, esta crisis nos motiva a pensar en las representaciones universitarias que ameritamos para enfrentar los retos venideros, regresemos a lo revolucionario que éramos y no pongamos a la UAZ de rodillas como nosotros nos ponemos frente a las autoridades. LA UAZ EXISTE PORQUE RESISTE y Tepito también. ■

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70