Alejandro Zambra: “me aburre Vargas Llosa”; el autor chileno presentó su libro No leer

Alejandro Zambra: “me aburre Vargas Llosa”; el autor chileno presentó su libro No leer
No leer refleja también la generosidad de Zambra como lector de sus iguales y sus contemporáneos, señaló el autor foto: alejandro ortega neri

■ Son 80 textos alrededor de autores, del acto de leer y del arte de escribir

 

GUADALAJARA, JAL. El escritor chileno Alejandro Zambra se convirtió en lector cuando Madame Bovary de Flaubert llegó a sus manos en la niñez. Sin embargo, le hizo caso a su padre, que como método de lectura rápida le dijo que leyera sólo las dos primeras líneas y las dos últimas de cada capítulo, y al quedarse con ganas de más, decidió ver una de las adaptaciones cinematográficas. “Un lector se vuelve lector porque lee algo que no le estaba destinado”, dice Zambra.

Ahora ese largo camino como lector se ve reflejado en una nueva edición de No leer. Crónicas y ensayos de literatura que en esta ocasión lanza la editorial Anagrama y que el chileno presentó en el segundo día de actividades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en su edición 32.

El libro reúne críticas, ensayos, crónicas y reseñas que el narrador chileno ha escrito durante años para diversas revistas y diarios. Son 80 textos alrededor de autores, del acto de leer, del arte de escribir, sobre las bibliotecas, autores que no se quieren leer y la autodefensa de la no lectura. El libro, además de las características mencionadas, puede leerse también como una autobiografía de un autor que tiene una obra recogida y especial.

A pesar de que pueda parecer un canon personal, la historia que en verdad cuenta el libro, según el autor, es “mi fracaso como crítico literario”, fracaso que se suma al de ser estrella de rock o futbolista. No es tan canónico, señaló Zambra, porque hay autores que han sido muy importantes para su formación de los que no ha escrito ninguna línea, o de los que ha escrito cosas que no le gustan.

Pero allende a tratar de ser un canon o un manual, el libro es también una muestra de insatisfacción de cómo se enseña la literatura, la cual considera “debería enseñarse como los chistes, como los trabalenguas”.

No leer también permite asomarse a la opinión que el chileno, hoy avecindado en México, tiene del medio literario muchas veces manchado por las diatribas y el combate de los egos. La visión de Zambra es optimista, pues comparte lecturas con amigos y compañeros como una manera de reacción contra la “mala onda”. Lo que intenta, dijo el autor de Bonsai, es enfatizar en el aspecto comunitario que a su juicio sigue siendo más relevante que todas las peleas entre los escritores.

“Cada vez que tengo la oportunidad, trato de enfatizar lo contrario. Suena muy hippie o naíf, pero me aburre Vargas Llosa diciendo que se acabó todo. Lo que se acaba es la vida de él, se va a morir en algún momento”, dijo con ironía.

Suceden muchas cosas “espantosas” en el mundo, aseveró, pero “no creo que una de esas espantosas cosas sea la falta de literatura”.
No leer refleja también la generosidad de Zambra como lector de sus iguales y sus contemporáneos, a quienes lee con curiosidad y con los que comparte la construcción de la literatura de una lengua y un país, como ahora en México, donde tiene cierto interés en autores jóvenes como Verónica Gerber Bicecci.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70