¿Qué país recibe López Obrador?

¿Qué país recibe López Obrador?

Uno de los argumentos que más han utilizado últimamente quienes se encuentran en el proceso de convertirse en la nueva oposición es que el próximo presidente de la República ha destinado su esfuerzo a destruir las instituciones que surgieron una vez que triunfó la Revolución Mexicana ¿será que dichas instituciones siguen existiendo? o ¿Algún ideal revolucionario en el partido político que nació de dicho movimiento? Dudo mucho que cualquiera de ambas continúe vigente. Pareciera ser que aquellos que apenas comienzan a adaptarse a lo que significa ser oposición desconocen la situación en la que entregan el país o tal vez se han decidido engañarse sobre la realidad en la que viven millones de mexicanos.

Los cambios ya logrados por el proyecto de morena desde el Poder Legislativo resultan trascendentales para sentar las bases de lo que terminará por convertirse en la cuarta transformación del país, se ha comenzado por un fuerte choque entre el poder político y el poder económico, este último que durante años ha predominado sobre el primero; el mensaje es claro: Nunca más volverá a suceder, al menos no durante el mandato de Andrés Manuel.

El tema de la corrupción ha sido aprovechado por quienes serán durante años los que golpeen al ahora presidente electo con la finalidad de generar rechazo por parte de la población a dichos cambios logrando completamente lo opuesto, pues después de la primer encuesta realizada la popularidad del mismo ha aumentado considerablemente, pareciera que la ciudadanía ha tomado la decisión de ser parte de la transición de una democracia representativa y participativa.

Lo que han olvidado quienes buscan generar dicho rechazo es el país que están entregando, Andrés Manuel recibirá un país sumido en la corrupción; en la inseguridad que hasta la fecha ha arrojado los mayores índices de homicidios en la última década; más del cincuenta por ciento de la población viviendo en situación de pobreza; un país en el que según el presidente la corrupción es parte de nuestra cultura buscando deslindarse de ser uno de los mayores protectores de quienes han cometido dichos actos, brindándoles impunidad; un país en el que el ejercicio de la política se ha convertido en el negocio de unos cuantos con prácticas tan poco honorables como la imposición de amigos y familiares en cargos populares, cobro de cuotas con la excusa de “yo te puse me lo debes”, venta de candidaturas y con el famoso dicho del que no tranza no avanza, entre otras acciones que ya todos los mexicanos hemos conocido.

La tarea del próximo presidente de la nación no es sencilla, por el contrario se ha vuelto aún más compleja con las últimas decisiones tomadas por el gobierno saliente el cual al parecer decide dejar la lumbre encendida para ocasionar un incendio para el que está por llegar, la eliminación del de los estímulos fiscales a la gasolina es lo que parece ser el último intento por desprestigiar a quien les arrebató el poder de las manos, con las declaraciones realizadas por la bancada de morena en San Lázaro sobre la disminución del precio de las gasolinas hasta dentro de tres años se presta para que puedan golpear por ese lado. Sin embargo, para lograr una transformación de fondo se requiere cambiar el sistema de fondo, no es que se busque acabar con las instituciones, es que las mismas requieren una reestructuración a fondo porque quienes han gobernado durante años las han desvirtuado a tal grado de que son ellos mismos los que las entregan inservibles, repletas de corrupción, aviadores y cantidades sorprendentes de recurso público que no cumple su finalidad o ni siquiera es destinado para ello.

Se requiere también un cambio en el modelo político, la democracia participativa es solamente uno de los tantos cambios que deben realizarse en el mismo, requerimos también cambiar la forma de hacer política, las prácticas ya señaladas deben dejar de ser la forma de llegar al poder, es necesario un relevo generacional, terminar con la clase política ambiciosa y corrupta por una con principios y honesta.
La lucha por lograr la cuarta transformación del país ya ha comenzado pero también ha comenzado la lucha por mantener los privilegios, por la impunidad y por mantener el poder político sometido al poder económico, habrán traiciones incluso de aquellos que se han hecho pasar por los más allegados al ahora presidente electo, los golpes mediáticos serán fuertes pero mientras se gobierne para y con la población no habrá poder que detenga el cambio.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70