El Informante

El Informante

“Yo suministro más heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana que nadie en el mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y barcos”.
(Chapo Guzmán)

Brooklyn NY es el gran escenario donde se está llevando uno de los juicios más importantes que se ha dado los últimos tiempos, un juicio histórico contra el legendario capo de la droga más poderoso del mundo y que es mexicano, Joaquín Guzmán Loera mejor conocido como “el Chapo Guzmán”. El colosal juicio como lo han denominado los medios americanos, ha dado pie a que el Estado mexicano se ponga en alerta máxima por la información que se ha venido declarando y sobre todo, que se ha venido filtrando a los medios públicos. El pasado 8 de Noviembre la corte decidió quienes integrarían el jurado que decidirá el futuro del narcotraficante. El jurado seleccionado se integra por siete mujeres y cinco hombres donde recae la enorme responsabilidad de fallar si ‘El Chapo’ es culpable o es inocente.
El líder narcotraficante fue extraditado a los Estados Unidos el 19 de Enero del 2017, luego de que fuera reaprendido tras su fuga al puro estilo hollywoodesko del penal de máxima seguridad del Altiplano. Penal que aseguran los conocedores del lugar y del sistema penitenciario, es un complicado laberinto sin vida, el cual, la única salida posible es teniendo cómplices del mismo sistema del penal que te ayuden a lograr tan osada hazaña. Pero para el capo de la droga más importante del mundo no hay imposibles, dicha fuga fue posible para quien tiene el gran poder de desafiar al Estado y quien tiene sobre todo, el gran poder económico para comprar a quien fuera al precio que sea.

Tras el arribo del Chapo a Nueva York, la fiscalía americana inicio los preparativos para iniciar el juicio lo más pronto posible, esto con la única finalidad de evitar posibles contingencias como el que sucedió en la antes mencionada, en el Altiplano. Aunque a decir verdad, en el país de las barras y las estrellas pensar en una fuga es simplemente algo imposible e inimaginable. Durante los preparativos para el inicio del juicio formal, la defensa del capo de la droga solicitaba al juez federal ciertas acciones humanitarias que le permitieran al cliente mantener un sano estado físico y mental, requerimientos como el dejarlo dormir por más de 3 horas seguidas, permitirle tener contacto con su familia, entre otras cosas, fueron simplemente denegadas por el juez, negación que se sustentó ante los antecedentes históricos que daban fe de su doble fuga.

Tras casi dos años retenido en una celda diminuta después de su extradición, el pasado 5 de Noviembre inicio el que es hasta el momento, un juicio de proporciones bíblicas donde los últimos días, los testigos de la fiscalía han hecho acusaciones que han impactado a actores políticos e instituciones mexicanas. El pasado 13 de Noviembre el abogado del Chapo Guzmán, Jeffrey Lichtman, afirmó que Ismael ‘El Mayo’ Zambada, a quien señaló como el verdadero líder del Cártel de Sinaloa, había sobornado con millones de dólares al ex presidente Felipe Calderón y al hoy presidente Enrique Peña Nieto, por parte del Cartel de Sinaloa. Dicha declaración del abogado dio pie a una pronta replica por parte de Felipe Calderón en donde arremetió con firmeza asegurando que: “Ni él, ni el Cártel de Sinaloa ni ningún otro realizó pagos a mi persona”. Por otra parte, la respuesta de la Presidencia la dio el vocero Eduardo Sánchez, quien calificó las declaraciones de Lichtman como “completamente falsas y difamatorias”.

Al día siguiente, el 14 de Noviembre, subiría al estrado un testigo de la fiscalía, este testigo sería ni más ni menos que el hermano del “Mayo” Zambada, Jesús “el Rey” Zambada. Tras iniciar su interrogatorio, vendría la segunda bomba atómica para el Estado mexicano, donde el sublíder del cartel aseveraba que una de sus funciones principales dentro de la organización, fue el encargarse de hacer los sobornos correspondientes a las autoridades mexicanas. Dentro de su declaración, Jesús Zambada afirmo ante el juez que entrego sobornos a altos mandos policiales y políticos para que las operaciones del cartel no se vieran afectadas. Nombres como Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública federal, y Gabriel Regino, quien trabajó como subsecretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, son algunos a quienes señaló de haber recibido sobornos de millones de dólares para proteger las operaciones del Cártel de Sinaloa.

Para finalizar:
El Estado mexicano ha encendido las alarmas; como era de esperarse, el juicio del narcotraficante trae bajo el brazo información muy delicada y clasificada. Información que sin duda dará un giro dramático en la vida de muchos políticos en México, y sobre todo, dará puerta abierta para evidenciar lo podrido que esta nuestro sistema de gobierno. Información que dará constancia de como la corrupción en nuestro país es una directriz constante que mantiene a México, como uno de los países más lleno de corrupción e impunidad a la alta criminalidad. Aunque los inculpados como el presidente actual EPN y el ex presidente Felipe Calderón se defiendan de las supuesta difamaciones del capo Zambada; lo cierto es que los capos de la droga ya no tienen nada que perder y sí mucho que ganar. Sin duda para nosotros los mexicanos la información que se desprenda de este juicio será vital para detener y extirpar el gran cáncer de la corrupción. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70