Las + Recientes

Ya no es posible ejercer un presupuesto “pulverizado”: Alfonso Ramírez Cuéllar

Ya no es posible ejercer un presupuesto “pulverizado”: Alfonso Ramírez Cuéllar
Ramírez Cuéllar tomó protesta a la mesa directiva de la Asociación de Presidentes Municipales de Zacatecas ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ “Práctica de etiquetar fondos por parte de legisladores no garantiza la transparencia”

■ Opina que el paquete económico debe ser uno solo por entidad y tiene que tener el consenso de todos los actores que ejercerán los recursos públicos

 

El mecanismo para la conformación del presupuesto va a cambiar y será necesario partir de un criterio indispensable: compromisos y propuestas de reducción de gastos en el servicio público.

Así lo expuso el diputado federal y presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, Alfonso Ramírez Cuéllar, frente a un grupo de presidentes municipales de Zacatecas.

El legislador zacatecano expuso que ya no es posible ejercer un presupuesto “pulverizado” en pequeños proyectos que se gestionan por los representantes de cada estado en el Congreso de la Unión, sino que el paquete económico debe ser uno solo por entidad y tiene que tener el consenso de todos los actores que ejercerán los recursos públicos.

Recordó que la práctica de etiquetar recursos por parte de diputados y senadores “no garantiza la transparencia y ustedes (los alcaldes) han sido víctimas de la extorsión porque muchos de los que bajaron los proyectos les cobraron un 20 o 30 por ciento por una gestión”, instaurándose así un “sistema de moches a costa de los habitantes de los municipios”.

Por ello, recalcó que a partir de ahora se privilegiará la vía del “diálogo, la concertación y el acuerdo; el trabajo previo para que entre todos podamos elaborar un proyecto común para el estado de Zacatecas”.

Sin embargo, dijo que este proyecto conjunto debe partir de un criterio ineludible que tiene que ver con la austeridad, de forma que se reduzca el costo de los gobiernos.

En este sentido, consideró que “estamos a tiempo de poder hacer un esfuerzo porque nos hemos topado con demandas muy justas, con aspiraciones que son ineludibles porque representan problemas directos de la ciudadanía, con carencias excesivamente graves y planteamientos muy razonable de la mayoría de alcaldes, pero no nos hemos encontrado con una propuesta de ustedes en materia de reducción de costos de sus gobiernos”.

Ya no es posible seguir de esta forma, puntualizó, porque este mismo mes se aprobará una Ley de Austeridad a nivel nacional, pero “no quisiéramos que solamente la llave de arriba se pudiera cerrar y tuviéramos 32 mangueras donde prácticamente el desperdicio de los recursos no tuviera control o más de 2 mil 500 fugas y casi 32 también universidades sin poder controlar los gastos”.

Otro de los criterios para la conformación del presupuesto, dijo, será el de hacer más eficiente la recaudación en los estados, mientras que, por otra parte, se le dará cabida a proyectos de infraestructura que, primero, se enfoquen al mantenimiento de la ya existente; segundo, que busquen concluir trabajos pendientes; y, tercero, que tengan un impacto en la entidad, en el municipio o en la región.

Otro de los criterios será el de trabajar para “compactar” los programas sociales de forma que puedan operarse los recursos de manera más certera en los sectores de población que requieren los apoyos.

Respecto al Ramo 23 y cuáles serán sus reglas de operación y la cantidad de recurso que tendrá para el próximo año, dijo que todavía no se ha tomado una decisión, aunque señaló que se debe hacer un análisis a profundidad para frenar “la degeneración a la que llegó” esta partida presupuestal.

En este punto, regresó al tema de la austeridad al sostener que “ya no se vale solamente pedir apoyos para inversión en infraestructura, si no tomamos compromisos de reducción de los costos de los gobiernos. (…) Simplemente lo que queremos es que pudiéramos ser corresponsables para resolver una tragedia y una crisis financiera que nos ha llevado a que muchos municipios, incluso algunos de los de aquí, enfrenten la penuria año con año de no tener para pagar la nómina, cubrir aguinaldos y algunos gastos de proveedores”. Es un círculo vicioso que cada día se profundiza más, apuntó.

Ramírez Cuéllar apuntó que “si empezamos entre todos a cambiar la forma de negociación y definición del presupuesto, vamos a llegar en el corto plazo a una solución estructural de los problemas de los ayuntamientos”.

Estas declaraciones las dio durante la toma de protesta de la mesa directiva de la Asociación de Presidentes Municipales de Zacatecas que estará integrada por 28 alcaldes, encabezados por el edil de Villanueva, Miguel Torres Rosales.

A los alcaldes presentes en este encuentro, el diputado federal les sugirió que, como primera acción de la asociación, deberían exigirles a los actuales funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que les entreguen los recursos pendientes, ya que advirtió que la postura de las autoridades federales salientes está siendo la de “patear el bote” para que el próximo gobierno enfrente estos problemas.

Además, abordó en concreto el tema de la austeridad en el Poder Legislativo federal, donde dijo que se reducirán para el año que viene un 30 por ciento los gastos, específicamente, en la Cámara de Diputados.

De un presupuesto de 8 mil 500 millones de pesos, añadió que tendrán un monto de poco más de 6 mil millones. Consideró que esta tendencia deberían asumirla también los congresos locales, además de que este cambio tendría que estar encabezado por los legisladores de Morena, el Partido del Trabajo y Encuentro Social.

Al respecto, dijo que “sería un grave error que la coalición que ganó el primero de julio no diera el primer paso, no sólo a nivel federal, sino en los congresos estatales, aplicando una política de austeridad y una lucha frontal en contra del dispendio y los excesos”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70