Las + Recientes

El Programa de Seguridad de AMLO: entre la promesa y la alergia

El Programa de Seguridad de AMLO: entre la promesa y la alergia

La seguridad y la paz es la principal demanda de los mexicanos en los últimos 10 años. El ascenso de una situación que hace arder y enloquecer la vida de miles de familias hace necesario una acción del Estado que sea efectiva. Ya se presentó ese plan por parte de los responsables del gobierno que inicia el primero de diciembre próximo.

El anuncio de la creación de la Guardia Nacional ha provocado revuelo. Pero aparte de este componente de la estrategia, vale la pena mencionar que irá acompañado de otros componentes: el manejo de las cárceles, con la separación de los reclusos por tipo de delito y situación jurídica y otro mecanismo de reinserción social; la procuración e impartición de justicia, la regeneración ética de la sociedad, el levantamiento de la prohibición de las principales drogas (como el Cannabis) del que su trasiego provoca violencia; y una estrategia de justicia transicional. Así las cosas, aunque ahora el revuelo se lo lleve la Guardia Nacional, deberemos atender los otros componentes del Programa y la relación complementaria entre ellos.

Sobre la Guardia Nacional hay una serie de consideraciones en contra: es una propuesta alérgica por el papel que le da al Ejército. La Guardia Nacional “es una fuerza adicional de las Fuerzas Armadas y se integra a la Secretaría de la Defensa Nacional”. La militarización de la seguridad pública ha sido fuertemente cuestionada desde la promoción de la Ley se Seguridad Interior, que justo un día después de anunciada la creación dela Guardia Nacional, la Corte la declara inconstitucional. La cual es denunciada por los organismos defensores de derechos humanos como violatorio no sólo de la Constitución, sino de la garantía de los propios derechos elementales. Pero también ha resultado alérgica porque causa el desplazamiento de los cuerpos de seguridad estatales y locales, y porque asume funciones de inteligencia. En suma, el poder que ahora se les da a los militares conlleva riesgos de alto impacto.

La Ley apuesta a la centralización, como mecanismo que inhiba la captura y corrupción de los mandos medios y regionales que hacen posible la operación de grupos criminales; al establecimiento de un Gabinete de seguridad que lleva el mando general de la estrategia de seguridad que recae directamente en el próximo presidente de la república que promete sesiones de trabajo diarias para conducir personalmente el cargo de jefe de las fuerzas armadas. Por ello, tendría un mando general civil y un mando operativo militar. Además de la promesa que en tres años la Guardia Nacional transitará a formas civiles de todos sus mandos.

La pregunta es, ¿por qué no crear una Guardia Nacional (aun con cuadros de origen militar) de mando civil, de tal manera que la Seguridad Pública esté a cargo de las fuerzas civiles y no confundir seguridad nacional con seguridad pública, y así evitar la gigantesca alergia que ha explotado en las redes? ¿Por qué darle mando y poder a la Secretaría de la Defensa a través de tareas de seguridad pública, pudiéndose evitar? Esperamos revisar el documento completo del programa de seguridad para afianzar ya sea la alergia y/o la aceptación del programa que ahora comentamos. Ojalá y la estrategia surta los efectos deseados, pero hay que entender la actitud ciudadana ante ella. La alergia es una reacción a eventos ya ocurridos: la experiencia de la militarización ha sido nefasta, por eso la reacción alérgica de los ciudadanos que escuchábamos el plan con los ojos de asombro y la urticaria invadiendo nuestros razonamientos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70