“Oposición” fifí

“Oposición” fifí

Durante los últimos días han pasado cosas impresionantes en la vida política de nuestro país; cosas que jamás hubiéramos pensado que sucederían. Panistas, que después de haber usurpado la Presidencia de la República y haberse regocijado de tener el poder, ahora están tomando por la fuerza, la tribuna de la Cámara de Diputados; perredistas, que después de ser parte del alza de los combustibles, ahora están exigiendo la disminución del precio de la gasolina y hasta firmas ciudadanas andan recolectando para tal fin; priistas y acarreados, muchos de los cuales condenaban las manifestaciones públicas y aplaudían el uso de la fuerza contra las mismas, ahora los vemos marchando a favor del ya cancelado aeropuerto de Texcoco; y Felipe Calderón, usurpador del poder y antidemocrático para muchos, hoy se queja de las imposiciones de Acción Nacional y está anunciando la creación de un nuevo partido político, que para colmo, se llamara algo así como “libertad”. ¿Ésta será la oposición que tendrá López Obrador? ¿Quién hubiera pensado que verían muy pronto la otra cara de la moneda esos que se sentían dueños del país?

Todo sistema político tiene que tener sus contrapesos, es natural y muy sano que toda ideología tenga una oposición. En el ejercicio del poder, la oposición la ocupa quienes no se vieron agraciados con la investidura del poder público, pero que de alguna manera forman parte de la vida política; son minoría y se oponen a la política dictada por el gobernante en turno. El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la cuarta transformación no serán la excepción, a pesar de haber obtenido un triunfo arrasador, histórico y probablemente irrepetible; los pocos (a comparación de la cantidad de mexicanos que apoyan las propuestas del próximo gobierno) que se sienten afectados por los grandes e importantes cambios que se avecinan para nuestro país, no han esperado ni siquiera a la toma de posesión del próximo Presidente para manifestarse como contrarios a su gobierno y a su ideología; pero, deben ser cuidadosos e inteligentes, ser oposición también es una responsabilidad con la sociedad. Sé está perfilando en México, una oposición abanderada por políticos que, si no supieron ser gobierno, menos sabrán ser oposición. Ser un opositor, requiere tener una ideología, la cual ayudará y será base para valorar y tomar las distintas decisiones y posicionamientos a los diferentes temas políticos. Lo más importante, es que ser oposición, requiere formular alternativas a las políticas del gobierno en turno, escuchando las necesidades y exigencias de la sociedad; en ese sentido, la nueva “oposición” de México, está en pañales. Las pocas acciones que ha hecho la “oposición”, en lugar de tener un contenido crítico y propositivo, están cargadas de resentimiento, pareciera que no han superado lo acontecido el pasado 1 de julio.

Va a ser muy difícil para la oposición de López Obrador armar una agenda política y tener propuestas claras para la sociedad, ¿de qué se pueden quejar los opositores al próximo Gobierno Federal? Sin duda alguna, la situación actual no cambiará drásticamente en poco tiempo. Andrés Manuel recibirá un país hecho pedazos, donde impera la inseguridad, la violencia y la desigualdad; sería muy incongruente si la oposición se animara a hacer señalamientos al respecto, cuando sus partidos son los culpables de los males por los que atraviesa México. Imagínese a panistas (como oposición) alzando la voz y exigiendo que AMLO termine con la violencia e inseguridad, qué sinvergüenzas, ¿no cree?, sabiendo que Calderón, expresidente emanado del PAN, fue el culpable de detonar la violencia. Nunca vimos a priistas ni panistas (me refiero a los que se ubican en las altas esferas, no a su militancia de base, quienes padecen de los mismos males que aquejan a millones de mexicanos) quejarse por algo en los pasados sexenios; para ellos todo marchaba bien en nuestro país. Nunca fueron sensibles a la pobreza, ni tampoco a las desapariciones, fueron indiferentes al alza de los homicidios, siempre estuvieron en su cómoda burbuja que les proporcionaba el poder. Será interesante observarlos ahora como oposición.

Cuando importantes personajes de la verdadera izquierda fueron oposición en México, valió para su avance político, la perversidad de los políticos y gobernantes que ostentaban el poder en ese entonces. Las políticas que se implementaban eran en beneficio de unos cuantos y perjudiciales o indiferentes con la inmensa mayoría de los mexicanos; eso lo aprovecho la izquierda opositora, hizo suyas las exigencias de la sociedad y armo una agenda política donde se impulsaban los cambios que se necesitaban en pro a la colectividad; de esa manera la oposición estuvo cercana al pueblo y por eso morena arrasó en las pasadas elecciones, convirtiéndose en Gobierno Federal y obteniendo mayoría en ambas cámaras. Ahora, a la oposición de AMLO le puede suceder dos cosas: demostrar que tiene propuestas para coadyuvar al desarrollo del país y que son una oposición critica y responsable; o simplemente ser actores políticos que a lo único que se oponen es a perder los privilegios que durante muchos años mantuvieron a costa del pueblo; es decir ser una oposición fifí. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70