Participan maestros de la UPN e integrantes del magisterio en charla sobre la evaluación

Participan maestros de la UPN e integrantes del magisterio en charla sobre la evaluación
Aspecto de los participantes en la mesa redonda ■ foto: MARTÍN CATALÁN

■ Es necesaria, coinciden; sin que se use como mecanismo de control

 

Profesores de la Universidad Pedagógica Nacional unidad 321 (UPN) e integrantes del magisterio participaron en una mesa redonda sobre la Evaluación Docente, en la que manifestaron la necesidad de evaluar a los docentes pero sin que ello implique afectaciones laborales y sin que se pretende utilizar como mecanismo de control hacia el magisterio.

José Luís Acebedo Hurtado, docente de la UPN, recordó que el gobierno de la República afirmaba que uno de los objetivos fundamentales de la Reforma Educativa es o era “sentar las bases para que los elementos (entre ellos los docentes) del Sistema Educativo sean evaluados de manera imparcial, objetiva y transparente”.

Según expuso, esa política significó la creación de la Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, mediante los cuales se implementó un “nuevo” sistema para la evaluación docente.

La evaluación actual trasgrede y anula los derechos adquiridos por los trabajadores: Rodarte Hernández

Respecto al discurso que la evaluación sería imparcial, objetiva y transparente, consideró que ello depende del punto de vista que se vea. No obstante, “¿cómo ha sido la evaluación docente, cómo ha sido su sistema y cómo podemos calificar su parcialidad, subjetividad y transparencia? ¿La evaluación sí ha contribuido al reconocimiento de la vocación y mérito docentes?”, cuestionó.

Raúl Martínez Bañuelos, supervisor de educación primaria, manifestó que “desde el rol que me toca desempeñar como trabajador de la Secretaría de Educación y en el marco de mi funcion, veo que la evaluación es necesaria y coincido con Silvia Schmelkes sobre el hecho de que sin evaluacion no hay calidad.

Sin embargo, puntualizó que no está de acuerdo con las formas en que se está llevando el proceso de evaluación, ya que la reforma establece cómo debe ser un profesor en la teoría, pero no desde el aula, in situ.

Asimismo, Marcelino Rodarte Hernández, integrante del Comité Ejecutivo de la sección 58 del SNTE y dirigente de la disidencia magisterial, expresó que “sí debe haber evaluacion. Es fundamental e inherente al proceso educativo. Ello tiene que ver con la calidad. Pero la evaluación debe de ser formativa, no punitiva”.

Afirmó que la evaluación actual trasgrede y anula los derechos adquiridos por los trabajadores, principalemente para la permanencia y la promoción, por lo que consideró que la evaluación es un proceso injusto debido a que no es para mejorar el sistema educativo sino para que el Estado pueda tener el control sobre el magisterio.

Por su parte, Arnulfo Pinedo Saldívar, subdirector de Procesos de Evaluación del INEE en Zacatecas, consideró que “a la evaluación se le han puesto un sin fín de calificativos injustos”.

Comentó que en 1992, cuando se firmó el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica y apareció la Carrera Magisterial y la evaluación a partir de pruebas estandarizadas, se presentaron un sinfín de situaciones e intereses politicos que se concretaron en “tranzas” que realizaban el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y la Secretaría de Educación.

En 2013, cuando se crearon las leyes secundarias a la Ley General de Educacióm, se agregó lo de calidad, apareció el Servicio Profesional Docente y tomó fuerza la evaluación a profesores.

“La evaluación es esencial, necesaria e inherente a los procesos. Pero, reconozco que no se ha cerrado el círculo de la evaluación para que sea completa, sí ha faltado la contextualización”, concluyó.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70