Las + Recientes

Legalización de la marihuana: Golpe para el narco. Responsabilidad para la sociedad

Legalización de la marihuana: Golpe para el narco. Responsabilidad para la sociedad

México, en los últimos dos sexenios se ha visto inmerso en una violenta guerra, la llamada guerra contra el narco, que en 2006 Felipe Calderón inició y que en lugar de disminuir la violencia y la inseguridad ha causado la muerte y la desaparición de personas inocentes. Tanto Calderón como Peña Nieto, cometieron el error de combatir “fuego con fuego”, es decir, enfrentaron a las fuerzas armadas del Estado contra los grupos armados de la delincuencia organizada; algunos podrán decir, que esa es la función u obligación de las fuerzas policiales y militares; pero, en nuestro país donde reina la corrupción, impunidad y complicidad entre funcionarios y narcos, ese enfrentamiento entre fuerzas armadas solo ha dejado pánico y desconfianza entre la sociedad. Ha sido una fallida guerra contra el narco; los grupos delincuenciales aumentaron, por lo tanto la lucha por el territorio y por las rutas de trasiego de droga se ha vuelto más violenta y notoria; esto nos indica que la producción y el consumo de sustancias ilegales ha aumentado en nuestro país.

En el caso de la marihuana, el consumo ha ido en aumento en los últimos años; son múltiples factores los que han influido en el amento de consumidores de esta sustancia, factores que en mi punto de vista, nada tiene que ver el uso lúdico y recreativo, sino más bien, existe una tendencia de consumo de marihuana basada en la música y contenidos televisivos; en fin, el punto es, que definitivamente cada vez más personas (jóvenes principalmente) consumen marihuana y sus derivados. Actualmente el aumento al consumo del cannabis ha reflejado mayores ganancias para la delincuencia organizada, quienes son los que de manera ilegal controlan la producción y comercialización de la droga; por lo que es lógico pensar que entre mayores ganancias, mayor capacidad de operación tienen los cárteles de la droga. En ese sentido, las estrategias de seguridad no han sido eficaces y no han dado resultados satisfactorios. Se detiene a presuntos narcotraficantes, pero las finanzas de las organizaciones delictivas no se afectan, por lo tanto siguen operando; entonces, hay que pegarles donde duele, en sus negocios. El martes pasado, la senadora y próxima Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero presentó una iniciativa para legalizar y regularizar la producción, venta y consumo de marihuana en nuestro país; las acciones contenidas en la iniciativa, sin duda será el golpe más fuerte que el Estado le dé al narcotráfico en los últimos tiempos. Lo que se plantea regular principalmente, es el cultivo, consumo y venta de cannabis, un poco de medio kilo por año según el texto de la iniciativa. De aprobarse el narco menudeo se vería afectado directamente; imagínese ¿Cuántos consumidores dejarían de comprarle a la delincuencia organizada sus dosis y por lo tanto cuanto dejarían de ganar?
Claro está, que la regulación del negocio del cannabis, no terminará con los actos ilícitos de este negocio ni tampoco exterminara por completo a los grupos delictivos, pero lo que sí es seguro, es que disminuirá sus ingresos y por ende, adelgazara sus filas, ya no habrá la misma demanda, por lo tanto no ocuparan el mismo personal para operar esos turbios negocios, por así decirlo. Es aquí cuando con políticas educativas, de fomento al empleo, de fomento a los valores y por supuesto con estrategias de seguridad donde se involucre a las fuerzas armadas del Estado, de una manera más inteligente que la de Calderón, se pone al narcotráfico entre la espada y la pared.

Creo que como estrategia para disminuir la violencia, la regulación del consumo del cannabis es muy acertada y lo apoyo; pero también considero que gran parte de la sociedad podemos no estar preparados para una libertad de esa magnitud, debido a que el consumo no es responsable en muchos jóvenes y adultos, el uso de la marihuana, como el de la mayoría de las drogas, se debe a problemas económicos, familiares y personales, si no me cree vaya a las colonias más marginadas de cualquier municipio de Zacatecas y compruébelo personalmente, por esos motivos considero que en muchas ocasiones el consumo de sustancias como el cannabis, es una adicción para salir por unos instantes de la realidad adversa que se vive y no un consumo responsable (claro que hay excepciones). La senadora que presenta la iniciativa no deja de lado lo que su servidor expresa en líneas atrás, es por ello que en el texto de propuesta Ley General Para La Regulación y Control De Cannabis, en su articulado contempla distintos mecanismos para informar al consumidor sobre el uso responsable de la sustancia, así como la obligación a productores y comercializadores, de informarse y proporcionar información sobre posibles efectos negativos de la marihuana. Coincido con lo redactado en la exposición de motivos de la multicitada iniciativa, se debe buscar un punto medio, entre la prohibición absoluta y el libre mercado de la marihuana. Por lo tanto, la legalización de la marihuana representa un peligro real para la operatividad de la delincuencia organizada, pero también significa una gran responsabilidad para la sociedad. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70