Las + Recientes

■ El Mirador de Heródoto La UAZ, modelo en la cultura del reconocimiento, otorga doctorado honoris causa a Felguérez

■ El Mirador de Heródoto La UAZ, modelo en la cultura del reconocimiento, otorga doctorado honoris causa a Felguérez

“Damos la bienvenida a nuestro claustro de doctores honoris causa a un eminente artista plástico, don Manuel Felguérez Barra, a partir de hoy integrante de nuestro claustro universitario: sea bienvenido a esta, su casa, la Universidad Autónoma de Zacatecas”.
Antonio Guzmán Fernández, rector de la UAZ.
Ceremonia de otorgamiento de doctorado honoris causa, octubre 2018

 

El origen remoto del doctorado honoris causa bien puede encontrarse en la Edad Media, cuando se consideró doctor al que enseñaba, esto es, al docto, a quien por tal razón se le confirió el mayor rango académico. A partir de eso, la evolución continuó. Según Aristóteles, “en el ámbito de la vida humana los honores y recompensas les caen a aquellos que muestran sus buenas cualidades en acción”. Y las universidades, atareadas en el cultivo de la inteligencia, también se ocuparon en conceder grados honoríficos a los doctos con mayores “cualidades en acción”.

En términos generales, el título de doctor honoris causa es otorgado por una universidad en reconocimiento público de las experiencias de vida de una persona que se ha destacado por sus contribuciones a un campo específico y en favor de la sociedad, así como por los valores que encarna.

Un antecedente en México es la ahora UNAM, que en 1910 otorgó el grado de doctor honoris causa a Justo Sierra, uno de los grandes educadores del país y fundador de la mencionada institución.

La UAZ ha reconocido a personajes que se han distinguido por realizar una destacada labor académica o profesional en beneficio de la institución, la región, del país o de la humanidad. Valga mencionar algunos: Fidel Alejandro Castro Ruz, Roberto Cabral del Hoyo y Pablo González Casanova. El rectorado 2016-2020, encabezado por Antonio Guzmán Fernández, ha evidenciado su fomento a la cultura del reconocimiento, por ello, ha entregado este galardón a Uriel Márquez Valerio y a Juan Ramón de la Fuente Ramírez.

El pasado 25 de octubre, en sesión solemne del Honorable Consejo Universitario, y con la presencia de los colegiados —José Manuel Silva Ramos Silva, Gemma Flores García, Hans Hiram Pacheco García y el secretario General Rubén Ibarra Reyes—, se entregó el doctorado honoris causa a Manuel Felguérez Barra, maestro de las artes plásticas, cuyas contribuciones excepcionales en las artes visuales lo distinguen a nivel nacional e internacional.

Al hacer entrega del máximo grado académico, el rector Guzmán Fernández destacó: “Este día representa un momento histórico en la memoria de nuestra máxima casa de estudios. La Universidad Autónoma de Zacatecas ‘Francisco García Salinas’, sabedora de que en el arte se templa el espíritu, se ennoblecen las acciones, se reencuentra con el otro y se conecta con la naturaleza, celebra y pondera el itinerario de uno de los más prestigiosos artistas de nuestra época, el maestro Manuel Felguérez Barra. Los hijos de nuestras aulas y los especialistas en arte contemporáneo que indagan ávidos de su esencial estilo, exploran en la profundidad de sus obras maestras, disfrutan y dialogan con el mensaje oculto de cada uno de sus lienzos.

“El aniversario de los 50 años de nuestra alma máter no puede pasar inadvertido sin encomiar los años de formación y esfuerzo de una figura egregia como la que hoy nos congrega. Maestro Manuel Felguérez, su nombre nos afirma, nos ennoblece, nos anima a buscar la llave de la excelsitud, del ejemplo, de la probidad y de la perseverancia. Sea recibido con los brazos abiertos en esta casa que es su casa y acoja de nuestras manos humildes el reconocimiento a su floreciente trayectoria”, concluyó.

Al recibir el reconocimiento, Felguérez expresó: “Como que es medio rarito que los pintores lleguemos a tener títulos académicos, sobre todo uno tan preciado como este de honoris causa. Normalmente hay una pretensión inicial en que llegamos a la manera medieval, primero somos aprendices, luego ejercemos la profesión y ya muy adelante llegamos a ser maestros, maestros de un oficio es que se puede enseñar, se puede aprender y cuando uno realiza el mismo acto uno y otro día de su vida y tantos y tantos años llega un momento inevitablemente que es uno maestro”.

Aunque confesó sentir que no merecía este reconocimiento, el artista originario de Valparaíso, Zacatecas, platicó brevemente su grata experiencia como maestro de la Universidad Iberoamericana; la Escuela de Diseño Industrial y la Academia de San Carlos, ambas de la UNAM; la Escuela Nacional de Artes Plásticas; la Universidad Cornell, en Nueva York, y la de Harvard, donde estuvo un año como investigador.

“Con todo eso ya no suena tan raro que me llamen doctor, pero sí sigo sintiendo como que no me lo merezco, pero no saben qué gusto me da”, destacó el homenajeado.

El gobernador Alejandro Tello, testigo de honor en este evento, acentuó, “doctor Manuel Felguérez, usted es un honor para México, muchas felicidades, es un orgullo para Zacatecas, que el Creador le dé salud y larga vida”.

Posteriormente, el artista convivió con todos los concurrentes mostrando que su sencillez es motivante como un espíritu al que los universitarios y zacatecanos debiéramos tener como ejemplo de vida. La UAZ, una vez más, refrenda su compromiso con los más altos valores de la vida académica.

Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto. ■

*Cronista de la UAZ
[email protected]
cró[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70