Despenalizar el aborto y legalizar la mariguana: cambios que vienen

Despenalizar el aborto y legalizar la mariguana: cambios que vienen

Hay ideas que son creencias: saberes y valores que pasan a ser parte de la región de lo obvio y lo ‘normal’. Durante siglos pensamos que así como había dos sexos, había dos géneros. Era algo normal, y por ello era obvio decirlo. Ahora que se nos dice que los géneros son construcciones culturales que no se corresponden necesariamente con las condiciones biológicas, sorprende a más de uno, y significa hacer temblar los cimientos de esa etapa histórica. Las épocas se periodizan justo por los cambios de las creencias básicas. En la historia del conocimiento, el saber que eso que veían directamente nuestros sentidos era falso y aceptar que podemos estar sobre la tierra, pero respecto a un observador externo, aparecer de cabeza y no caer al infinito, significó retumbar los fundamentos de las creencias de ese momento y cambiar de bases del nuevo tipo de conocimiento. Eso generó un cambio de época. En suma, el cambio de creencias básicas provoca el cambio de época. Y eso es una cosa llena de dificultades y resistencias.

Pues bien, pensar que así como la vida surgió en un proceso evolutivo donde unas especies surgieron de otras, también hay una evolución en la generación de un individuo: comienza siendo sólo unas células con vida, luego pasa a adquirir forma humana y al final se convierte en una persona. Así las cosas, no es lo mismo durante todo su proceso de gestación: va pasando de ser una cosa a convertirse en otra. Una semilla es en potencia un árbol, pero en su momento actual no-es-un-árbol, en ese momento es eso: semilla. Ese cambio de ver las cosas, de una mirada donde cree que no hay cambio de cualidades a una visión que percibe dicho cambio, implica modificar creencias básicas. Por ello, interrumpir el embarazo antes de las 12 semanas no se está ‘matando a ningún ser humano’ porque aun no hay ser humano alguno. La forma de ser humano empieza después de las 12 semanas. Entender que NO es lo mismo interrumpir el embarazo antes de las 12 semanas o después de ese tiempo, implica concebir que somos producto de un proceso de gestación y que no somos lo mismo durante dicho tránsito. Lo mismo acontece al captar la diferencia entre el ser humano y la persona humana. Pues bien, como la creencia en que no hay cambios cualitativos en el proceso de gestación y que somos lo mismo está tan arraigada, que cambiarla equivale a una ruptura epocal.

Lo mismo con la idea de las drogas: aun cuando el alcohol es una droga (y otras del tipo), se ha fijado la creencia en la población en el sentido de que son ciertas drogas las prohibidas. Llegar a una legislación que reconoce la posibilidad de interrumpir el embarazo, aunque sea en cierto periodo de gestación, y levantar la prohibición de la producción y venta de las drogas antes perseguidas, implicará pasar por un periodo de resistencia del pensamiento conservador y de conflicto, como en todo cambio de supuestos. Preparémonos, por tanto, para un tiempo de tensión mediática propia de un periodo de transición que acepte la despenalización del aborto y la legalización de la mariguana.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70