La asfixia presupuestal

La asfixia presupuestal

La Regeneración Nacional puede que no tenga las mejores noticias para Zacatecas. El anteproyecto del presupuesto federal 2019 reafirma la concentración de poder en manos de Andrés Manuel López Obrador. La estructura gubernamental que asumirá funciones en unas cuantas semanas será el engranaje, no obstante, el ritmo del reloj lo pulsará el presidente electo.

En esa nueva tónica los gobiernos de los estados deberán asumir el movimiento “progresista” del tabasqueño, o conformarse con el aislamiento. Las relaciones diplomáticas que se tendieron durante las primeras reuniones de la Confederación Nacional de Gobernadores ahora atraviesan por un recorte de participaciones del orden de los 108 mil millones de pesos.

La llamada a la austeridad no es ficticia. Las entidades federativas y sus tres poderes, así como los municipios, tendrán que acomodar su ruta crítica en la reducción al gasto y a los salarios. Aun así, en las últimas semanas hemos sido testigos de cómo la Regeneración Nacional en la Legislatura zacatecana juega a la abstinencia presupuestal.

Lejos de la figura de autoridad que hoy no representa el diputado Jesús Padilla Estrada, la bancada de Morena se esfuerza en llevar al terreno del protagonismo una política medular para el Movimiento: el ascetismo de recursos. Sin propuestas serias, ni de grupo, la Cuarta Transformación en Zacatecas no va al ritmo del reloj presidencial.

Esa oportunidad recae en la cancha del gobernador Alejandro Tello Cristerna. Recorte de salarios a altos mandos que despertó inconformidad entre su propio equipo, reducción del gasto en publicidad en medios de comunicación que desató una guerra con los dueños del negocio informativo, y un rango de gasto equiparablemente menor al de su antecesor, lo prepararon para enfrentar los postulados de la Regeneración Nacional.

Pese a ello, Zacatecas sufriría un próximo estancamiento en las finanzas de los Ramos 28 y 33, de acuerdo con la estrategia presupuestal del gobierno electo que pretende mantener a raya a los gobiernos de los estados. En un escenario optimista, las participaciones federales para el estado serían semejantes a las recibidas en este 2018.

Siguiendo esa misma línea de optimismo, el traslado de la nómina magisterial faltante al Fondo de Nómina Educativa y Gasto Operativo no se concedería en el siguiente ejercicio fiscal. Los municipios también mermarían su expectativa de liquidez, ya que los cortos contratados por gobierno para ayudarles a finalizar los compromisos del 2018 tan solo pospondrían una futura asfixia financiera.

El escenario no se antoja sencillo para Jorge Miranda Castro, especialmente ahora que un selecto grupo de columnistas lo ha lanzado al ruedo como posible aspirante al gobierno en 2021. El ojo público buscará el desempeño del Secretario de Finanzas como prospecto electoral en una negociación presupuestal en la que el presidente electo otorgaría concesiones mínimas.

El pasado 15 de octubre, en Acapulco, Guerrero, el zacatecano barzonista, Alfonso Ramírez Cuellar, aseguró que los egresos federales del 2019 se destinarían a estados donde se concentra el 60% de la población nacional pobre (y donde Andrés Manuel ganó por una ventaja holgada): Guerrero, Oaxaca y Chiapas. El compromiso es pues con la base electoral.

Probablemente los trascendidos no le han hecho un favor a Miranda Castro. Se acerca un proceso de adecuación presupuestal en el que las entidades, más que antes, tendrán que “mandar obedeciendo” al presidente de la república. Parece también que poco ha servido el registro histórico de legisladores federales zacatecanos, ya que San Lázaro y Reforma serán una mera oficialía de partes de la oficina de Carlos Manuel Urzúa Macías.

Tampoco hay mucho que puedan presumir la coordinadora/delegada de la Regeneración Nacional en Zacatecas, Verónica del Carmen Díaz Robles, y el propio David Monreal Ávila, con quien ha salido de gira por Zacatecas y los Estados Unidos en las últimas semanas para apuntalar sus primeros adeptos a la candidatura en 2021.
Lejos de la consulta para la construcción o cancelación del aeropuerto de Texcoco, distanciados también de un proyecto de austeridad en la Legislatura del estado, su prioridad a unas semanas de quedar al mando rígido del presidente electo es garantizar la viabilidad y el funcionamiento de los delegados territoriales, en quienes montarán sus estructuras de voto.

Por ello, la gestión presupuestal no es un tema que interese en quienes se asumen casi victoriosos, sin tener si quiera la aprobación de su partido. La explicación es sencilla: David y Verónica no forman parte del círculo de toma de decisión de Andrés Manuel. De haber sido así, hace semanas los hubiéramos conocido como gestores exclusivos del gobierno entrante.

Zacatecas se encuentra a merced del proyecto de gobierno de López Obrador. El polo de desarrollo económico, tal como lo explicó el tabasqueño en su campaña, se encuentra ahora en el sur del país, en contraposición con el poder económico de los empresarios del norte. ¿Qué lugar tiene la entidad para el nuevo gobierno? El presupuesto 2019 no da señas positivas. ■

Twitter: @GabrielConV

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70