Código Político El PAN de un solo hombre

Código Político El PAN de un solo hombre

El próximo mes de diciembre el Partido Acción Nacional “renovará” su dirigencia estatal en Zacatecas, en donde posee uno los votos más duros en la historia democrática del estado, que le ha permitido ganar en una ocasión la capital zacatecana en el año 2007 durante la administración de la gobernadora perredista, Amalia García Medina (2004-2010).

El PAN zacatecano es un híbrido que deambula entre el conservadurismo y el pragmatismo, sin lograr consolidar una definición ideológica que le permita posicionarse como la primera fuerza política del estado, a causa de que sus principales dirigentes han preferido negociar con los gobernadores en turno para beneficiarse con las migajas que caen de la mesa del poder estatal.

Desde hace una treintena de años Acción Nacional ha estado dominado en Zacatecas por la confluencia en un grupo político que ha extendido su influencia a la gran mayoría de los municipios de la geografía zacatecana, y que es en el seno de sus familias en donde se distribuyen diputaciones locales y federales, senadurías, presidencias municipales, regidurías, funcionarios en los organismos autónomos, funcionarios públicos y un largo etcétera que le permite tomar el control de las decisiones de su consejo político y del comité estatal.

El triunfo de Cuauhtémoc Calderón Galván en el año 2007 en la capital zacatecana en las elecciones municipales, fue la confluencia de varios factores en el escenario nacional y local, pero sobre todo, cabe mencionar que el entonces candidato albiazul no tenía una militancia panista, sino que provenía de otra expresión política que empezaba a conformarse, el del Partido Nueva Alianza.

Quizá pocos se acuerden de los contendientes que en aquella ocasión tuvo Cuauhtémoc Calderón Galván por la capital del estado: El PRD postuló al ex alcalde priista, Javier Suárez del Real; el PRI a José Marco Antonio Olvera Acevedo, quien perdiera la elección en 1998 frente a Ricardo Monreal (1998-2004) y por el Partido del Trabajo, el actual senador por Morena y ex militante petista y perredista, José Narro Céspedes.

Pero a pesar de haber sido el primer panista en ganar la capital zacatecana, Calderón Galván cometió varios errores: rompió con el grupo de “La Sagrada Familia”, perdió la elección por la gubernatura estatal y terminó refugiándose en el Partido Verde Ecologista de México en el año 2013 con cuyas siglas obtuvo una diputación local, para después salir y engancharse en la candidatura de David Monreal Ávila (PT) por la gubernatura del estado (2016) y después, regresar al Verde que lo postularía a la candidatura por la capital zacatecana para perder la elección en este año 2018.

En este breve contexto el grupo de “La Sagrada Familia” es el que ha predominado en la toma de decisiones al interior del consejo y de los distintos comités en Acción Nacional en los últimos 30 años, lapso en el que se ha mantenido el establishment de quienes controlan a este partido político en el estado.

Lo anterior es solo un preámbulo del control que tiene este grupo político zacatecano al interior de Acción Nacional, puesto que la semana pasada se cerró el registro de candidaturas para la renovación del Comité Directivo Estatal albiazul.

Y todo parece indicar que este grupo político fortalecerá su control por otros 30 años más, pues los registros de candidaturas realizados en días pasados, son de lo más sintomáticos de lo que sucede al interior del panismo zacatecano.

Por principio de cuentas todo indica que la ex diputada local (LX legislatura), Noemí Berenice Luna Ayala, quien gracias a su incondicionalismo con el actual diputado federal, José Isabel Trejo Reyes, llegó por la vía plurinominal al congreso del estado y a la dirigencia estatal del PAN, ahora repetirá en la misma fórmula y con el mismo grupo político.

Es importante recordar que el pasado siete de mayo del 2017 cuando se dio a conocer el triunfo de Luna Ayala sobre Luz Arcelia Madera, evidenció la debilidad interna del panismo zacatecano: de un padrón de 9 mil 405 militantes con derecho a voto por la elección, la ganadora solo obtuvo 2,701 sufragios y su contrincante, 1,528, de un total 4, 281 votos registrados y 52 votos nulos.

En esta ocasión Noemí contiende contra otro incondicional de Trejo Reyes, el ex diputado local y federal en dos ocasiones, Leonel Cordero Lerma, quien se presta al juego para que se simule la contienda democrática panista y se cierre la pinza para que el actual diputado federal albiazul siga controlando al panismo zacatecano.

“La Sagrada Familia” panista logró controlar al ex alcalde de Calera y ex diputado local y ex dirigente estatal, Pedro Martínez (actual legislador de la LXII legislatura por la vía plurinominal), para que apoyara a Luna Ayala y así garantizar el triunfo de la panista en la reelección.

El actual diputado panista que llega nuevamente por la vía plurinominal al Congreso de la Unión, tiene el dominio de 11 presidentes municipales de este partido, a quienes controla con la expectativa de gestionarles recursos para sus demarcaciones municipales.

Es por ello que la postulación de Arturo Rodríguez, esposo de la actual diputada panista de la LXIII legislatura zacatecana, Emma Liseth López Murillo, son activos del ex diputado local y ex dirigente panista, Arturo López de Lara y de Sergio Leaños, pero tiene muy escasas probabilidades de ganar la elección.

El grupo de “La Sagrada Familia” continuará detentando el poder político de Acción Nacional en el estado, para que continúen los negocios personales y el reparto de las candidaturas plurinominales entre los miembros de este grupo.
Al tiempo. ■

@juangomezac

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70