Se cumplen 30 años de la tradicional lectura de calaveras literarias en plazas y calles de la capital

Se cumplen 30 años de la tradicional lectura de calaveras literarias en plazas y calles de la capital
Por esta ocasión la lectura de Calaveras vaciladoras se realizó el pasado 30 de octubre, haciendo un recorrido que inició en la Plaza Bicentenario y concluyó en la Plazuela Goitia ■ fotos: CORTESÍA

■ La inició el grupo de teatro Ágata que dirigía Román Méndez Oliva en el teatro del IMSS

■ La tradición ha subsistido combinada cada 2 de noviembre con otras expresiones, y organizada por Salvador Pintor a través de lazos de amistad y complicidad

 

Este 2018 se cumplieron 30 años de que al interior del grupo de teatro Ágata que dirigía Román Méndez Oliva en el Teatro del Instituto Mexicano del Seguro Social de Zacatecas, se iniciara la lectura pública de calaveras.

La tradición ha subsistido combinada cada 2 de noviembre con otras expresiones, y organizada por Salvador Pintor a través de lazos de amistad y complicidad.

La iniciativa, fuera de lo oficial y lo oficialista, se inserta en la más pura manifestación de la cultura popular mexicana con sus ingredientes de sátira y picardía, donde no se hacen concesiones a la clase política local y nacional en una revisión exhaustiva de temas y personajes.

Por esta ocasión, se realizó el pasado 30 de octubre, la lectura de las Calaveras vaciladoras, haciendo un recorrido que inició en la Plaza Bicentenario y concluyó en la Plazuela Goitia, y que tuvo como preámbulo en cada estación, la representación de una conversación entre El Pueblo, La Catrina y El Diablo, representados por Salvador Pintor, María de Lourdes Román y Rafael Rodríguez Quintero, mientras que en el papel de la narradora estuvo Martha Alicia Acosta.

Catrina: “…¡Ay Pueblo mío tan sufrido/ tú pagas las consecuencias/ al cambio de presidencias/ tú siempre sales jodido./ Mientras los que ya se han ido/ se “jartaron” con la tranza./ Se anuncia nueva esperanza/ se renueva la ilusión/ Espero no cambie el son/ y siga la misma danza…”.

Pueblo: “…Tal vez nos cambie la suerte/ “Calaquita” consentida,/ porque ya van de salida/ los que nos dieron tan fuerte./ Causantes de tanta muerte/ y pobreza por doquier./ Ojalá que Lucifer/ les dé el infierno completo/ empezando por Peña Nieto/-eso lo quisiera ver-“.

Un personaje siempre presente, que ofrece un toque de sobriedad y elegancia que contrasta con los mensajes cómicos, políticamente incorrectos y hasta provocadores de las calaveras escritas por María Dolores Bolívar, María Socorro Estrada Castañeda, Antonio C. Rivera y Salvador Pintor Rodríguez, es la intervención de José Isaías Badillo, quien les da voz.

“En Salaverna y Milpillas/ tá su mano represora/ lleva ganancia y rapiña/ pero le llegó la hora/ Rompió huelga de mineros/ sus polis los represores/ oye tintinear dineros/ que le dan pa’ que no llore/ Es el brazo ejecutor de nuestros terribles males/ y entrega sin pundonor/ todo a trasnacionales”, (calavera dedicada al gobernador Alejandro Tello).

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70