Deslinda Rector de la UAZ a la escuela de cualquier señalamiento de corrupción

Deslinda Rector de la UAZ a la escuela de cualquier señalamiento de corrupción
Aspectos del foro Foto: La Jornada Zacatecas

“Estrategia perversa”, desgastar a la institución por la participación de actores en estafa
Declaraciones se dieron en el Foro de Consulta “Educación Superior y Universidades”

 

“Si la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ya tiene todos los elementos, que proceda”, instó el Rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Antonio Guzmán Fernández, quien caracterizó de “estrategia perversa” el desgastar a las instituciones de educación superior públicas “por actores” que participaron en convenios que fueron desvelados en la prensa nacional bajo el nombre de la “Estafa Maestra”, entre ellas, la UAZ.

El funcionario manifestó su postura de deslindar a la Máxima Casa de Estudios en el estado “de cualquier señalamiento de corrupción”, pues dijo que “algo que nos está pegando muy duro” en las gestiones que realiza ante las instancias de gobierno federales para solucionar el déficit universitario “es el tema de la corrupción y de la Estafa Maestra”.
Las declaraciones fueron expuestas en el contexto de celebración del Foro Temático de Consulta “Educación Superior y Universidades” que se integra a la iniciativa del Grupo Deliberativo Educacion para la Cuarta Transformación de la Cámara de Diputados.
El evento realizado en el foyer del Teatro Fernando Calderón es una iniciativa de la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo (PT), y tuvo su primer análisis temático en Michoacán, al que seguirán otros a celebrarse respectivamente en Guadalajara, Chiapas, Sonora, Nuevo León, Puebla, Oaxaca y Ciudad de México.

El diputado federal Alfredo Femat Bañuelos, convocante del apartado realizado en Zacatecas, dijo que el evento es el inicio de otros que tienen la intención de consolidar un foro nacional sobre educación superior en el marco de la Cuarta Transformación de país que derive en una nueva ley en la materia; normatividad que subrayó, no ha sido modificada desde hace 40 años e implica una asignación presupuestaria a las universidades públicas que ha generado enormes disparidades entre ellas.
Mientras que la Universidad de Tamaulipas recibe por alumno un subsidio federal de 106 mil pesos anuales, la de Colima, 97 mil. En el otro extremo se encuentran la UAZ con 55 mil pesos por alumno que la ubica por debajo de la media nacional; pero aún peor se encuentra la Universidad Autónoma de Guerrero con 38 mil pesos.

Reginaldo Sandoval Flores, líder de la bancada del PT en la Cámara de Diputados, expuso que la Federación tiene una deuda histórica con las 10 universidades que se encuentran en este momento en una situación de crisis financiera, y a las que deslindó en términos de responsabilidad, al señalar que sus subsidios son menores que los de otras porque “son las que se resistieron a la aplicación del modelo neoliberal a plenitud”.
Aseguró que los legisladores acometerán a fondo el problema inmediato que enfrentan las casas de estudios, para luego entrar al debate profundo del presupuesto para 2019.
Aquí comentó que hay muchos zacatecanos en el Congreso de la Unión, uno de ellos el presidente de la Comisión de Programación y Presupuesto, de la que él mismo es también secretario.

Sandoval Flores instó a aprovechar la coyuntura histórica que permite “la construcción de un nuevo país (…) porque ahora ya no va a haber represión (…) ¿por qué se asustan? Ahora sí se necesita la organización y la movilización popular, porque este asunto no lo vamos a transformar desde el escritorio sino desde la calle”.
En el Foro Temático de Consulta “Educación Superior y Universidades” había sido anunciada la presencia del próximo subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez, quien disculpó su inasistencia por atender una convocatoria del presidente electo para acometer la problemática de las 10 universidades públicas del país que se encuentran en crisis financiera estructural y por tanto con dificultades para enfrentar sus obligaciones de cierre del año, entre ellas, la UAZ.

El legislador federal explicó que en el contexto de la transición de gobierno, la administración saliente “quiere alargar el tiempo” para que sea la que entra quien asuma esta tarea, “y el gobierno que entra no quiere llegar con este asunto, y vamos a tener que entrarle” en el Congreso de la Unión “para que se arregle. Y es el motivo por el que no está Concheiro con nosotros”.
En su intervención, el senador morenista José Narro Céspedes expuso a los asistentes, docentes, alumnos y sindicalistas de la UAZ, entre ellos, el líder del Stuaz, Rafael Rodríguez Espino, “que mucha gente piensa que las universidades son fuente de privilegios y de corrupción”.
Esta percepción ha tenido que ser combatida incluso ante próximos funcionarios del gobierno electo, algunos, que se han manifestado en contra de que se le dé una solución a las 10 universidades inscritas en problemáticas económicas estructurales.
“Hemos ido logrando que Andrés Manuel se vaya comprometiendo, ya lo dijo vamos a resolver; nada más necesitamos transparencia y rendición de cuentas”.

Dijo a los universitarios que son ellos quienes deben conducir la transformación que requiere la educación superior en México y convocó a que la UAZ “se ponga en el lugar que debe ponerse”, pues ante el plan de AMLO de abrir 100 nuevas universidades públicas en el país, la Autónoma de Zacatecas y las ya existentes disputarán con ellas el presupuesto y el protagonismo en el tema.
Narro Céspedes expuso también que en 10 años, la UAZ no ha tenido un incremento real a su presupuesto pero sí ha pasado en términos de matrícula de los 14 mil estudiantes a cerca de 40 mil, por lo que el presupuesto que se le asigna es totalmente insuficiente.
En ese sentido criticó que el Gobierno del Estado le asigne a la Máxima Casa de Estudios “el diezmo” y ni eso dijo, pues de los mil millones que se dirigen al rubro educativo en general, solo entre 800 a 900 millones de pesos van a la UAZ mientras que el SEDIF “porque está su esposa”, sostuvo, tiene un presupuesto de 800 millones.
Consideró que deben reducírsele al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en 500 millones de pesos sus recursos “para dárselos a la educación”.

Cuestionó asimismo que los municipios retengan el impuesto de la UAZ y no lo enteren a la Casa de Estudios cuando la institución recibe a jóvenes de las 58 demarcaciones.
Sobre el proceso que vive el país sostuvo que la Cuarta Transformación debe tener dos grandes ejes, la educación y la salud.
Y expuso que la matrícula en educación superior en este momento en México exhibe que solo el 37% de los jóvenes en edad para ello tienen acceso, por lo que de cada 100, 63 carecen de esta oportunidad. La meta del gobierno electo, es llegar por lo menos al 50% de cobertura educativa, también mencionó.

En su intervención, el Rector Antonio Guzmán Fernández se dolió de que las cifras y resultados que en materia académica (acreditaciones ante órganos en la materia) y de cobertura (70% sin contar el caso de Medicina Humana), que ha alcanzado la UAZ a pesar de su precariedad económica, no le interesan a la prensa, que solo focaliza su atención en el tema financiero.
Expuso que esta gran fortaleza y los esfuerzos que realiza la institución, entre otros el de ofrecer 14 mil dietas diarias, entre las que 2 mil refieren becas de alimento para jóvenes que vienen de los deciles más bajos ingresos, y que si no fuera por el apoyo en el comedor y hospedaje “no estarían en la UAZ sino en otro lado”, ante la presión financiera “se nos van a desgastar, va a ser difícil sostenerla con carencia de recursos”.

En este momento trajo a colación un dato que se ha expuesto reiteradamente, el que cuesta lo mismo subsidiar a un reo que a un joven estudiante.
Agregó que la precariedad económica por la que transita la Casa de Estudios impide focalizar la atención en su proceso de reforma, porque “uno está más preocupado en poder pagar la siguiente quincena”.
Aunque se ha avanzado en atender los problemas financieros estructurales de la UAZ, la celebración del que llamó un mal convenio, que no deja posibilidad de defensa pues por vía de retenciones se afecta a la institución con entre 18 a 32 millones de pesos en cada ocasión, hace imposible sostener la situación que no obstante se ha enfrentado entre otras formas con medidas de austeridad que han resultado insuficientes.

En ese momento focalizó la atención en el futuro de la Universidad, y por tanto en el tema de la corrupción y la Estafa Maestra.
“Queremos deslindar a la institución porque no fue la institución, son actores que participaron en este tipo de convenios. Queremos deslindar a la institución de cualquier señalamiento en cuestión de corrupción (…) y si la Auditoria Superior de la Federación tiene ya todos los elementos, que proceda”.
Algo que dijo, ya hizo ante el Senado de la República, para luego reiterar el llamado a la ASF “porque los recursos que están en la Universidad, estamos haciendo el esfuerzo de que sean utilizados lo más transparentemente posible”, dijo.

En el evento participaron con las conferencias magistrales, Un análisis presupuestal para la educación superior y La encrucijada de la educación superior en México, en ese orden, el docente de las asignaturas de Desarrollo Social y Gestión Educativa en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Daniel Poblano Chávez; y el docente investigador y director de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la UAZ, Raúl Delgado Wise.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70