Las + Recientes

La educación en México; ¿se fortalecerá con la cuarta transformación de AMLO?

La educación en México; ¿se fortalecerá con la cuarta transformación de AMLO?

No estudiamos con el propósito de acumular
conocimientos estáticos sin contenido humano
….nuestra causa como estudiantes es la del
conocimiento crítico que impugna, contradice,
contravierte, refuta y transforma, a la vez que
revoluciona la realidad social, política,
cultural y científica….
José Revueltas (1968)
En: La Jornada Zacatecas, 11/oct/18. p.15

 

Por definición, régimen es un sistema político y social que rige un determinado territorio, es también un conjunto de normas que rigen una actividad o una causa; un sistema es un conjunto ordenado de normas y procedimientos que tienen relación entre sí y regulan el funcionamiento de un grupo o colectividad. Aludo a estos términos –régimen y sistema- toda vez que aún es incierto el destino de México y, por ende, del sistema educativo en el próximo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador (AMLO); en consecuencia, entendería al régimen como un cambio de leyes y al sistema como una organización social a partir de las leyes existentes.
Lo cierto es que el próximo gobierno vivirá una encrucijada, se superpondrán y se atravesarán varios caminos entre sí, situación que hará conflictivo el proceso de transformación que pregona AMLO; cierto es también que nuestro sistema educativo se encuentra en crisis y, se hace necesario tomar nuevas decisiones en torno a cómo contar con un sistema educativo que cumpla con su cometido social. La pregunta sobre si se beneficiará realmente dicho sistema con el nuevo gobierno, no es ociosa, tiene mucho que ver con las dificultades a las que se enfrentará el presidente electo para cumplir con todo lo que ha prometido en relación a la cuarta transformación que reiteradamente pregona. En el presente escrito deseo aludir a tres aspectos que considero torales, me refiero a la Reforma Educativa, al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y a la cuarta transformación de AMLO.
En relación a la tan mencionada, trillada, vituperada y rechazada Reforma Educativa, lo único que queda es recordar la manera de cómo amañadamente la impusieron, haciéndole saber a los maestros que les traería beneficios, que se les “capacitaría” para que ejercieran su práctica profesional con más eficiencia y, que constitucionalmente estaba establecida la mejora de su situación laboral. La reacción de los maestros se hizo presente no tanto cuando dieron a conocer el perverso contenido de la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD), sino cuando se les programó la evaluación diagnóstica, un gran número de docentes no se percataban de los alcances que esta evaluación tendría; la explicación es sencilla, no habían analizado a fondo el contenido de dicha ley.
En el año 2002 se creó el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), originalmente dependía de la Secretaría de Educación Pública, no obstante, con el devenir del tiempo fue cambiando de estatus legal hasta convertirse en lo que es hoy, un organismo autónomo desconcentrado con patrimonio y personalidad jurídica propios. Desde su creación, este instituto definió su tarea; en términos generales era y sigue siendo la de ofrecer a las autoridades educativas, así como al sector privado, las herramientas idóneas para hacer la evaluación de los diferentes elementos que integran sus correspondientes sistemas educativos, con esto, se deduce que realmente no sirven al sistema educativo, sino que se sirven de él.
Ha llegado a tener tanto poder el INEE a grado tal que la titular del mismo, determinantemente asevera que la legislación obliga a evaluar y que el instituto garantiza que esté “bien hecha”, si bien es cierto que los instrumentos de evaluación no los diseña este organismo, existe una clara complicidad con quien sí los diseña, me refiero a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, fiel servidora de los empresarios, esto significa que fortalecen a los mismos y no tanto del sistema educativo. La consejera presidenta dice que el sistema educativo no para “No podemos pensar en paralizar el país para que haya un cambio de gobierno (La Jornada México, 11/oct/18. pág. 35)”. A esta ejecutiva solo le interesa respetar la normatividad y los tiempos, es de corto alcance, poco analítica y reflexiva; como si el sistema educativo mexicano fuera solo evaluar; por si fuera poco, a la LGSPD solo la ve como una manera de someter a los maestros a un proceso de “Desarrollo profesional”, dejando de lado su formación, actualización y profesionalización de su práctica.
…… ¿cuál será la alternativa ante este panorama?, no existe otra más que un cambio de cultura y ante ello podría decirse que la cuarta transformación que postula AMLO podría dar ese respiro que tanto necesita no tan solo el sistema educativo sino la nación misma. Cierto es que, de acuerdo a sus discursos, pareciera ser que adopta una postura que, más que autoritaria la considero determinante, en dicha determinación leo que se requiere incursionar en una nueva cultura, misma que causará muchos atropellos…… termino, ¿Cómo le hará AMLO para pasar de algo que ahora es consigna a algo que en un futuro genere procesos que vayan en pro de cumplir con esa consigna? ■

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70