Las + Recientes

La consulta del nuevo aeropuerto: ¿inicio de una democracia participativa?

La consulta del nuevo aeropuerto: ¿inicio de una democracia participativa?

Inició la consulta sobre el nuevo aeropuerto de la ciudad de México. Hemos presenciado el debate tanto sobre el contenido de la consulta, como sobre la consulta misma. Muchos cuestionan si es legal o no hacer esa consulta, y nos parece que la comunicación de la estrategia ha fallado un poco, porque hace falta que todos entendamos la diferencia de una consulta que organiza la autoridad que va a tomar la decisión; y un plebiscito, donde no es la autoridad quien toma la decisión, sino el pueblo en masa. En esta ocasión, se trata de una consulta de una autoridad, no de un plebiscito. Es como sondear por un método abierto la voluntad mayoritaria de la gente y, sobre ese sondeo, tomar la decisión. Pero la decisión la toma la autoridad. Por ese motivo no tiene nada de ilegal, ni debe esperarse a período electoral para votarla ni acudir al INE.
El debate sobre la conveniencia de la construcción del nuevo aeropuerto tiene focos argumentales muy definidos: los que apoyan el de Texcoco resaltan las ventajas económicas de dicha construcción; y los que están en contra anteponen el interés ambiental y, por tanto, la insustentabilidad de esa empresa. El caso de las pistas en Santa Lucía, los que lo critican aducen inconvenientes logísticos de tener dos sedes aeroportuarias, y los que apoyan esta opción, destacan su menor costo. Además de razones, se señalan intereses. En eso han sido incisivos los opositores de la construcción de Texcoco: grandes ganancias de los gestores del proyecto por diferencia de precios en el costo de la tierra y la asignación de los contratos. El debate ha sido álgido.
Como podemos observar, hay debate en torno a una decisión de una autoridad pública. Eso es lo que queremos comentar aquí. Hay debate público. Es importante que inicie y vaya creciendo la posibilidad de que los ciudadanos opinemos y que nuestra opinión se convierta en definitoria de las decisiones de los asuntos públicos. El caso del aeropuerto es el primero. Esperamos que a partir de esta experiencia los casos se multipliquen. Además, que las consultas se hagan regulares para las cuestiones de carácter estratégico: las concesiones mineras, el peso presupuestal de la educación superior, el modelo de política de seguridad, y otros más.
Es cierto que la consulta tiene algunos errores, no podía ser diferente sin dinero y poco tiempo. También hay intentos de desprestigiarla con casos no evidenciado suficientemente, como la réplica de votos por una misma persona. Pero varios errores si son evidentes. Esperamos que sirvan para afinar formas de consulta frecuente, barata y confiable. La importancia de la consulta sobre el aeropuerto es doble: el tema mismo de la decisión sobre dónde localizar esa obra de infraestructura, y el antecedente para iniciar una era de gobierno fundado en la democracia participativa. Ambos aspectos son fundamentales. Que la pretensión de “el pueblo tiene la palabra” no sea un slogan, sino una práctica efectiva de gobierno.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70