El rock urbano es muy ‘neto’ de la gente del pueblo y tiene mucho que dar: Sam Sam

El rock urbano es muy ‘neto’ de la gente del pueblo y tiene mucho que dar: Sam Sam
Sam Sam se presentó el pasado 14 de octubre en Zacatecas, en el Foro The Destroy. Foto: ARACELI RODARTE SOLÓRZANO
  • Este género es trascender en la historia, sostuvo la agrupación, que festeja 25 años de trayectoria
  • El sentimiento que expone “no se presta” para cantarlo en otro estilo musical, agregó
  • Sam Sam dio un concierto el pasado 14 de octubre en Zacatecas
  • La banda ya prepara su nuevo disco, cuyas 10 piezas fueron escritas por Serafín
  • Una vez que comiencen a componer las letras, mantendrán la línea del fundador del grupo

El rock urbano “es una música que tiene mucho que dar a la gente, le da mensajes para que haga conciencia de en qué la está regando”, a diferencia de la música comercial, como el reggaetón, que echa a perder a la juventud. “Hay que demostrar que el rock urbano tiene mucha presencia; lo que falta es más difusión y apoyo”.

Así lo expresó en entrevista exclusiva Moisés, actual vocalista de Sam Sam, agrupación mexicana de rock urbano que el pasado 14 de octubre estuvo en Zacatecas una vez más, en esta ocasión en el Foro The Destroy, festejando, mediante una gira, su 25 aniversario.

A estas declaraciones siguieron las de El Montana, el bajista del grupo, quien sostuvo que una vez que comiencen a componer sus letras, mantendrán la línea de Serafín Espinal, padre de Moisés y anterior vocalista, compositor y líder del grupo, quien falleció el primero de enero de 2017. Así, sus piezas serán de “contenido social, amor, desamor y de lo que pasa a diario”. En cuanto a la música, prometió “riqueza en armonía y escalas”; agregó que no buscarán expresarse mediante otro género musical, porque, para ellos, el rock urbano es trascender en la historia, “eso es lo que nos han dejado estos 25 años”

Al respecto de esto último, Moisés refirió que el público de este género se ha expandido y que, por tanto, hay más gente que se fija en las letras y es más abierta, pues “hemos visitado lugares a los que nunca habíamos ido”.

Añadió que el sentimiento que exponen en el rock urbano “no se presta” para cantarlo en otro género de música. “Lo que uno tiene que transmitir a quienes escuchan es el sentimiento que se experimenta al tocar una canción y hacerla suya. Cuando se salen las lágrimas al estar cantando o tocando, uno sabe que está haciendo las cosas bien”.

“Tendríamos que ser más superficiales para incursionar en otro género”, sostuvo, por su parte, Montana, y prosiguió que “el rock urbano es muy neto de la banda, de la gente del pueblo. Tendríamos que afresarnos y no nos queda. Seguimos en el rock urbano, en el rhythm and blues”, y aludiendo a lo que comentó Moisés, “el reggaetón denigra a la mujer y hace que los chavitos se hagan adictos. Ante ello, Moisés dijo anhelar llegar a los 50 años de carrera en el rock urbano.

Tanto Moisés y El Montana como los otros integrantes, Jorge, en la guitarra, y Giovanni, en la batería, mencionaron que este primer cuarto de siglo de vida de Sam Sam es “todo un suceso”, ya que, en palabras de El Montana, les ha “dado mucha satisfacción para seguir adelante, luchando por el sueño de Serafín”.

En este sentido, Moisés recalcó que siguen “luchando para que donde quiera que Serafín esté, esté contento y vea que no estamos haciendo las cosas mal, sino al contrario, estamos trabajando con muchas ganas”. Dicho eso, agregó que su papá “estaba consciente de su problema de salud, y dejó todo plasmado, todo a la mano para seguir trabajando. Nos dio la confianza y aquí estamos”.

Así, la agrupación añade la composición musical a tales letras, manteniendo la línea del Sam Sam fundado por Serafín.

Después del fallecimiento de Serafín, Sam Sam ha grabado dos discos, El brujo y uno que aún está inédito y que es una compilación de discos anteriores, hecha en honor a los 25 años de carrera de la agrupación.

Cabe mencionar que el álbum El brujo todavía se conforma de piezas compuestas por Serafín, al igual que fueron escritas por él las 10 que contendrá el nuevo disco que ya prepara el grupo.

Moisés refirió que su padre “se inspiraba en lo que veía, en la vida cotidiana, desde un problema en la casa o en el trabajo, sobre los amigos e incluso sobre las mascotas”, y en este sentido, la línea sigue siendo la misma, “chismes de la casa y del barrio, hasta los problemas con la autoridad”.

Acerca del nombre de Sam Sam, Moisés relató que cuando Serafín comenzó en la música, tenía un grupo versátil, donde tocaba cumbia, norteña y ranchera; se llamaba Tío Sam. Sin embargo, cuando le llegó a Serafín la oportunidad en el rock, quería que el grupo se llamara La Rosa, pero al querer registrar el nombre en derechos de autor, no pudo porque ya existía un grupo de mujeres con ese nombre. Para entonces ya estaba grabado el primer disco; ya sólo faltaba el nombre del grupo, y al momento preguntó en el registro si podía llamarle Sam Sam y le fue aceptado.

Serafín fue el maestro de varios de los integrantes actuales. Montana estudió en la Escuela Nacional de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aunque no terminó la carrera; Jorge también estudió música, en una escuela de la Ciudad de México, y de igual forma, no concluyó, pero, advirtió, “creo que encontré el maestro indicado, que fue Serafín; me enseñó algo que no sabía que existía; Serafín me enseñó varios secretos sobre el género y muchas cosas del rock y las melodías; fue un maestro para mí”. Moisés estudió con Serafín, y Giovanni pasó de ser staff a músico de la banda.

Sam Sam ha tocado varias veces en Zacatecas, y cada que venimos, dijo Moisés, “la gente nos recibe como si hubiéramos llegado a Naucalpan, de donde somos”. Dicho esto, invitó a la gente a apoyar a las bandas que llegan a Zacatecas, “porque es un gran esfuerzo, tanto de los promotores como de los músicos, porque nos exponemos a muchas cosas”, y refirió la muerte de los integrantes de la banda mexicana Vigmika, ocurrida el pasado 12 de octubre. “Ése es el riesgo”, apuntó.

Sam Sam realizó su gira comenzando el pasado 12 de octubre en Aguascalientes, continuó el 13 en San Luis Potosí, el 14 en Zacatecas y culminó el 18 en Querétaro, en la Feria de la Raza, en Colón. Dentro de sus próximas presentaciones, estará compartiendo escenario con la banda española Ángeles del Infierno.

Esa noche en Zacatecas, ante el Destroy lleno, la banda tocó piezas que forman parte de sus primeros discos hasta su más reciente material, el álbum El brujo, de modo que integraron el repertorio Silvia, El brujo, Entrega de amor, la famosa Anda borracho PanchoPiel de lobo, Doble A, La chancla, Como dona a su agujero Amor ajeno, entre otras.

Sam Sam compartió escenario con las agrupaciones zacatecanas Urbanicidio, Revolución Callejera y Ángel Callejero, también de rock urbano, así como Irreverente Punk.

La serie de conciertos fue iniciada por Ángel Callejero, que tocó covers como Ha vuelto ya; Al final lloré; Historia de un minuto; Quizás sí, quizás no, y Secreto callado. Luego se presentó Urbanicidio con covers como María, Tu mamá no me quiere, Juan El Descuartizador, Chavo de onda, Antes me gustabas, ADO, Cuarto para las dos y No puedo más. Le siguió Irreverente Punk, que tocó los covers De ti depende, Enamorado de una botella, Es un crimen, entre otros, y después subió al escenario Revolución Callejera, cuyo estilo entre rock urbano y punk expuso covers como Quiero cambiar, para finalmente presentarse Sam Sam.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70