Las + Recientes

La Economía Solidaria: una opción seria para el próximo gobierno

La Economía Solidaria: una opción seria para el próximo gobierno

Los modelos económicos que se han ejercido en el país y el estado han mostrado su fracaso. La libre competencia en un mercado abierto ha dado lugar a una cosa que se llama ‘heterogeneidad del mercado laboral’, donde una parte pequeña de los trabajadores tienen ingresos altos, ocupados en empresas de alta competencia, generalmente trasnacionales. Y la masa mayoritaria del empleo se genera en empresas medianas y pequeñas que producen ingresos bajos. En un mercado de este tipo las empresas grandes siempre monopolizarán la venta y consumo de sus productos. Pero muy otro es el mercado solidario, donde el principio no es la competencia y la destrucción del otro por ganar las ‘preferencias’ de los clientes, sino la cooperación y complemento alrededor de las ‘necesidades’. Así, se hace el cálculo de las necesidades y se ve cómo el Estado apoya a grupos de emprendedores para que produzcan artículos o servicios para satisfacer dichas necesidades. Se hacen convenios de compra-venta por criterios no sólo de precio, sino tomando en cuenta que se compra a personas del territorio que tendrán ingresos y circularán el dinero ahí mismo. Es decir, el criterio de las decisiones económicas no son sólo los precios, sino la suma del bienestar de la población.
Por ejemplo, si tomamos el consumo del propio gobierno, no es lo mismo que el DIF compre las galletas a Gamesa, que son más baratas, pero que constituyen un producto industrializado con azucares refinadas y el dinero de la compra se moverá fuera de la entidad. En cambio, si se les compra las galletas a una empresa de jóvenes Zacatecanos que aporten producto proteinado, tenemos la ventaja de un artículo de mejor calidad para los infantes que lo van a consumir, y la compra generará un efecto de ‘bienestar multiplicado’ porque los jóvenes con los que se pacta la venta serían zacatecanos que ya no estarían en el desempleo, sus familias tendrían un ingreso asegurado y moverían esos ingresos en el propio estado. Así los beneficios son más: los jóvenes con empleo disminuyen la pobreza y la violencia, y sus compras internas benefician a los productores y comerciantes zacatecanos. En suma, aun cuando las galletas de Gamesa sean más baratas, las ofrecidas por una cooperativa de jóvenes zacatecanos traen mayores beneficios en la suma total de bienestar social.
Como podemos observar con este pequeño ejemplo, un gobierno con visión tiene la posibilidad de construir un modelo de economía centrada en el bienestar de la población y la satisfacción de sus necesidades. Las experiencias de esos modelos (con sus diferencias) en América Latina han tenido resultados asombrosos. Pero son combatidos por los adalides del neoliberalismo porque les arrebata zonas importantes del mercado que tienen en sus manos. Zacatecas tiene ahora mismo todas las condiciones para emprender el camino alterno de la Economía Solidaria. Otro mundo es posible.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70