Es un error canalizar los recursos de los Afores al mercado financiero

Es un error canalizar los recursos de los Afores al mercado financiero

En la Tercera Convención de las Afores celebrada en la CDMX el 8 de octubre del presente, Arturo Herrera Gutiérrez, quien será subsecretario de Hacienda y Crédito Público, señaló que el próximo gobierno trabajará en mejorar los rendimientos de las Afores para que sean un aliado para el desarrollo de México. Dijo que la reforma que impulsará el nuevo gobierno se encamina a “fortalecer los regímenes de contribución individual” lo que implicará aumentar las aportaciones obrero-patronal. Dicho funcionario cambió la posición vertida hace semanas por otros miembros del nuevo gabinete de que se ampliaría la edad de retiro, señalando que “no están trabajando en ese aspecto”, lo que refleja que han recogido las críticas que la postura de aumentar la edad de jubilación ha generado.
Dicho funcionario enfatizó que trabajan para diseñar un “régimen de inversión que permita tener retornos más altos y con las mejores prácticas internacionales”. Quieren que “lo que se invierte en las Afores sea suficiente para garantizar una vida digna a los pensionados”. Al respecto hace semanas otro próximo funcionario de la SHCP dijo que se buscará ampliar el porcentaje de recursos de las Afores que se canaliza a los mercados financieros internacionales en instrumentos de renta variables, ante la alta rentabilidad que éstos ofrecen.
En relación a tales posturas, cabe señalar que sería un error aumentar las cotizaciones obrero-patronal para las jubilaciones, pues ello mermaría la capacidad de inversión y gasto de empresas e individuos, lo que restringiría demanda, la actividad económica y la generación de empleo, y con ello el número de cotizantes al sistema de pensiones, lo que agravaría más el problema de los fondos de pensión. Asimismo, los fondos de pensión no deben invertirse en el mercado de capitales, pues los que ganan cuando éstos crecen, son las empresas financieras que manejan dichos recursos y no los trabajadores y cuando caen dichos mercados, los que pierden son los trabajadores. Canalizar dichos recursos al mercado financiero, hace que éste crezca más que el sector productivo, por lo que menos condiciones de crecimiento y de generación de empleo pasa a tener la economía, por lo que no se aumenta el número de cotizantes al fondo de pensiones, además de afectarse las finanzas públicas y la capacidad del gobierno para hacer frente a las jubilaciones.
Para que los fondos de pensiones no lleven a una crisis fiscal, y para garantizar las jubilaciones, se tiene que regresar al modelo de reparto controlado por el gobierno y terminar con la capitalización de las cuentas individuales. Los fondos de pensión deben ser manejados por el gobierno y canalizarse para impulsar la inversión productiva, pública y privada y para aumentar el empleo formal para que haya mayor número de cotizantes en ese modelo de reparto y evitar la crisis del sistema de pensiones y se pueda así asegurar el pago de las jubilaciones.
En 1981 había 23 trabajadores activos por un jubilado, y actualmente hay 3 trabajadores activos por un jubilado. Mientras no aumente el empleo formal bien remunerado y el número de cotizantes al sistema de pensiones, no se asegurarán las pensiones futuras. No pasa por la mente de los que nos han gobernado, ni nos van a gobernar, impulsar el empleo formal y así encarar de raíz el problema de pensiones. Mientras siga la política de libre comercio, como las altas tasas de interés y la austeridad fiscal, continuará el bajo crecimiento, el desempleo, el subempleo y la economía informal, y seguirá agravándose el problema del fondo de pensiones, que lleva a que la deuda pública aumente para apalancar al sistema de pensiones. No es a través de canalizar los recursos de los fondos de pensión en inversiones financieras ‘rentables’, sino que tales recursos deben invertirse en generar empleo formal para aumentar el número de cotizantes.
El funcionario antes mencionado señaló también que buscarán a través de la eficiencia bajar el costo de las comisiones que cobran las manejadoras de dichos recursos. Cabe decir, que no es un problema de eficiencia, sino falta de regulación de las comisiones y ganancias que obtienen dichas empresas financieras, que ganan lo que quieren a costa de los recursos de los trabajadores. De ahí que se requiere que sean instituciones gubernamentales las que manejen dichos recursos a favor de la generación de empleo bien remunerado. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70