Cuarta Transformación estará muerta mientras los tres poderes sigan subordinados a corporaciones

Cuarta Transformación estará muerta mientras los tres poderes sigan subordinados a corporaciones
Rodolfo García Zamora, investigador de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Académico cuestiona el discurso de combatir la corrupción y la mafia del poder

■ Considera preocupante que Alfonso Romo diga que no sólo hay una luna de miel con las grandes corporaciones, sino que “ya hay un matrimonio”

 

Mientras los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial sigan subordinándose a los intereses de las grandes corporaciones, como se prevé que ocurra durante el próximo sexenio, la llamada Cuarta Transformación estará muerta, advirtió Rodolfo García Zamora, investigador de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

En ese sentido, “resulta preocupante el discurso de un personaje como Alfonso Romo, el segundo a bordo en el gabinete del próximo Gobierno Federal, cuando dice que no solamente hay una luna de miel con las grandes corporaciones, sino que ya hay un matrimonio”, expresó.

Cuestionó el discurso de combatir la corrupción y la mafia del poder, pero seguirán siendo beneficiadas las grandes corporaciones que han depredado el presupuesto público y el medio ambiente durante mucho tiempo.

Desde antes de las campañas electorales, cuando se integró el gabinete de Andrés Manuel López Obrador, dijo que era evidente que las fuerzas políticas que estaban detrás no eran solamente la población identificada con el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), sino que también había un contingente que representaba “una gran alianza con el gran capital mexicano”.

García Zamora recordó que Alfonso Romo es un empresario que fue muy cercano a Carlos Salinas de Gortari; Esteban Moctezuma, quien proviene del corporativo del Grupo Salinas y cercano de Elba Esther Gordillo, entre otros.

“Entonces tampoco podíamos llamarnos a engaño porque era una alianza de fuerzas muchas de las cuales vienen del viejo priismo pero que se dio cuenta que este ya había perdido la capacidad de gobernar y conducir el país.

También expuso que tres meses antes de la jornada electoral el capital internacional celebró el hecho de que pudiera haber un cambio político en la Presidencia de la República, lo que significa que el modelo económico no será modificado.

Desde su punto de vista, si no se hubiera hecho esa amplia alianza de intereses, López Obrador “no hubiera ganado con la contundencia con que ganó”, pero ahora el costo es el cumplimiento de los compromisos que suscribió con todos esos sectores.

“El costo fueron los compromisos que se reflejan en el diseño del gabinete. Así se explica la actitud de los empresarios que apoyaron a Peña Nieto y eran adversarios feroces de Morena y López Obrador, pero ahora son quienes más lo elogian”, dijo García Zamora.

Los tres megaproyectos regionales que ha anunciado el presidente electo, indicó García Zamora, son las nuevas zonas que se ofrecen al capital y que Enrique Peña Nieto no pudo sacar adelante y que representan las zonas con mayor cantidad de recursos naturales y potencialidad económica.

La postura es ofrecer esas zonas del sur del país “a las grandes corporaciones mexicanas y extranjeras para que promuevan el desarrollo económico como ellos lo saben hacer, es decir, como lo han hecho siempre, con despojo y explotación de los recursos”.

La disputa que se avecina es entre el discurso progresista de López Obrador en el que asegura que combatiría la corrupción y la impunidad, y por otro lado “los intereses fácticos que le dicen que se tranquilice y no se precipite”, mientras que de parte de las organizaciones sociales habrá cuestionamiento, pues se esperaba un cambio significativo a partir del primero de diciembre, concluyó.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70