Revolución Intelectual Universitaria R I U

Revolución Intelectual Universitaria R I U

A la memoria de los caídos en el
movimiento estudiantil del 2 de Octubre de 1968

 

El pasado 2 de Octubre del año que cursa y, a iniciativa de algunos estudiantes del primer semestre de la carrera de Licenciado en Derecho, hemos constituido la organización denominada Revolución Intelectual Universitaria (RIU), al amparo de los artículos 143, 153, 161, 162, 163, 164, 165 y 172 del Estatuto General de la Universidad Autónoma de Zacatecas “Francisco García Salinas”. Esperamos al 2 de octubre para recordar con vida, los 50 años de la matanza de estudiantes motivada por estrategias de distinta índole donde el principal ejecutor fue el gobierno del lúgubre Gustavo Días Ordaz. Nos mueve el compromiso universitario por coadyuvar a solucionar algunos retos que tenemos de frente tanto estudiantes como integrantes de la sociedad, ya incluso, motivamos la firma del Acuerdo por la Civilidad y el Trato Digno en el Autotransporte y queremos apoyar otras causas en beneficio colectivo. Renunciamos a la opacidad, a la simulación y a la domesticación universitaria y ciudadana. Somos de la idea de que nada está escrito y que la historia de nuestra universidad, de Zacatecas y de la Nación, se escribe día a día, siendo que los jóvenes constituyen unos de los renglones más importantes del presente y del futuro. Como RIU, estamos convencidos de trabajar por la senda del Derecho y la Justicia, cumpliendo nuestros compromisos académicos, observando la normatividad pero expresando con libertad nuestras opiniones, críticas y propuestas en los términos de los artículos 6º y 7º de la Constitución Federal. De igual forma, desarrollaremos nuestras actividades y funciones bajo los principios éticos universales, respetando y contribuyendo a que se respeten los derechos humanos fundamentales y universitarios, con la finalidad de construir interrelaciones significativas, armónicas y respetuosas. En la RIU, pretendemos fortalecer el carácter intelectual de una revolución pacífica que promueva cambios que beneficien sobre todo a los jóvenes y otros sectores de la población que han sido excluídos del desarrollo, de la política y de la justicia social. Así, trabajaremos por nuestros hermanos indígenas y personas con discapacidad, pondremos especial atención en aquellos problemas que se relacionan con la inseguridad, la pobreza, la marginación, el ambiente, el agua, la salud y el cambio climático. Nuestras aspiraciones de aportar son muchas, somos soñadores que tienen los pies en la tierra, conscientes del escenario adverso que tenemos pues prevalece el amiguismo, el tráfico de influencias, el compadrazgo, el caciquismo, la impunidad y la corrupción, sin embargo, ya hemos iniciado con la formación de una nueva generación de personas pensantes y sensibles; nuestra estrategia de formación será el estudio, la reflexión y la incidencia informada, coherente y objetiva en las políticas públicas. Estamos convencidos de que los cambios que demandamos todos, no deben ser colgados exclusivamente a la voluntad, buena o mala, de nuestros gobernantes, de tal suerte, al interior de la RIU nos formaremos desde la cultura del esfuerzo, rechazamos la violencia como mecanismo de renovación de instituciones y estructuras estatales, más bien, creemos que todavía es posible el diálogo entre nuestros semejantes, que aún podemos debatir sobre los temas más sensibles que se encuentran en la agenda nacional y estatal, que podemos hacer voltear a las autoridades para resolver nuestras demandas sociales y lo más importante, estamos recuperando el orgullo de ser universitarios por lo que rechazamos tendencias que predestinan tomadores de decisiones por decreto o voluntad divina. Creemos firmemente en la idea de formarnos como individuos capacitados para abogar por los demás y que nuestro paso por la UAZ, sea productiva con miras a retribuir lo que nuestra alma mater nos ha brindado, desde la trinchera en donde nos encontremos, trabajando siempre por nuestras comunidades y pueblos que nos han visto nacer y por las aspiraciones más sensibles de la gente. Nuestra revolución busca pues, motivar los cambios y formar a quienes deban llevarlos a cabo, sobre la base de la responsabilidad que cargamos en hombros por tener el privilegio de la educación universitaria y el compromiso adquirido con todos aquellos que hoy se encuentran sumidos por la explotación humana, privados de cualquier estímulo que los conduzca a una reflexión profunda sobre nuestra realidad y sin la menor esperanza de advertir un cambio en su vida, padeciendo además, discriminación, inseguridad y desprecio por ciertos sectores históricamente privilegiados. Estamos conscientes de las altas miras que perseguimos, tan altas como nuestras ganas de vivir en un país mejor, estamos ciertos de las amplias brechas que tenemos que sortear, tan amplias como nuestra necesidad de triunfo y tan ineludibles como el orgullo de ser parte de la gran comunidad universitaria. ■

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70